Suscríbete
Columnas

Ética y estética

“En las próximas Jornadas Anuales de Ética para Abogados sería bueno ver a ponentes que promuevan la discusión sobre temas de capital interés para la profesión jurídica organizada, como el estado de la colegiatura y sus implicancias…”

30 Agosto, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
jornadas anuales de éticaS. Rivas Pérez
Sebastián Rivas Pérez

El pasado lunes 22 de agosto, se celebraron las primeras jornadas anuales de ética para abogados, organizadas por las facultades de Derecho de las universidades Alberto Hurtado, de los Andes, Diego Portales y U. Católica, donde esta última además ofició de anfitriona.

Este encuentro representa un hito de voluntad organizada por la idea de ahondar y contribuir al desarrollo de la ética y la profesión legal en Chile, que según sus organizadores, aparece como un tópico algo postergado en nuestra comunidad jurídica nacional.

Dentro de los puntos altos de la cita, en temas propiamente ético profesionales, destacó la participación de David Luban, profesor de ética profesional de la Universidad de Georgetown, quien nos contó por qué los abogados debemos preocuparnos de la ética, y para ello aprovechó de ofrecer agudas reflexiones sobre determinados preceptos de nuestro Código de Ética, comparándolos incluso con su homónimo en el sistema norteamericano. Además, entregó célebres y acertadas citas a pasajes de la obra de Pablo Neruda y locuciones de Isabel Allende.

En temas de profesión legal, lo más destacado fue la estimulante presentación de Rafael Mery, profesor de la Universidad Diego Portales, experto en AED, quien además de entregar cifras actualizadas del mercado legal chileno –ya adelantadas en el capítulo chileno del BIG LAW-, llamó la atención de la comunidad jurídica con interesantes ideas sobre el “New Law”, alertándonos sobre el derecho que viene y cómo se organiza.

El primer panel fue integrado por los decanos de las facultades organizadoras quienes coloquialmente dieron cuenta de su particular prospección en el desarrollo de la ética, como también de los derroteros que piensan seguir para el fortalecimiento de sus planes curriculares en temas de ética y responsabilidad profesional.

Todos los organizadores coincidieron en el deseo de abrir la participación en las jornadas a las demás facultades de derecho del país y en el llamado a la comunidad científica para desarrollar esta área del conocimiento jurídico tan inexplorada en nuestro medio, a propósito de las manifiestas dificultades que tienen las facultades encontrar especialistas en el medio local con conocimientos algo más sofisticados sobre ética y responsabilidad profesional.

El segundo panel trató sobre la profesión de abogado en el Chile de hoy, y en ella se entregó algo de historia y valoraciones sobre la profesión jurídica organizada; se discutió también sobre la masificación de los servicios legales y sus efectos en nuestros país y algunas proyecciones. El tercer panel de estas jornadas anuales de ética trató sobre los deberes del abogado en la relación cliente-abogado, donde lo más novedoso fue la presentación del profesor y juez ético Rodrigo Coloma, quien compartió su particular teorización sobre lo que llamó conductas “fastidiosas” de los abogados en juicio y su impacto en la contraparte.

El cuarto panel y final se refirió a los deberes del abogado con la administración de justicia. En este punto resultaron de interés algunos de los planteamientos que hizo la ministra de Corte Andrea Muñoz, sobre el impacto y conveniencia de las audiencias privadas con el juez y sus implicancias éticas. Todo el panel estuvo conteste en la necesidad de regular prácticas tan comunes con medidas que garanticen su excepcionalidad, publicidad, transparencia.

Las jornadas se celebraron con ocasión de los 5 años de la implementación del Nuevo Código de Ética Profesional del Colegio de Abogados de Chile A.G. y su celebración coincidió justo con el mes en que partió en vigencia el Nuevo Reglamento Disciplinario del Colegio de Abogados. La modificación al reglamento, vigente desde el primero de agosto del presente, introduce una serie de especificaciones que el antiguo reglamento no hacía, y que vinieron a ampliar de 22 a 31 el número de los artículos que componen la regulación adjetiva de la orden.

La valoración de las jornadas es innegablemente positiva y constituye una excelente muestra de buena voluntad y compromiso con la profesión de abogado tan necesaria en estos tiempos, por lo que no hay más que celebrar tan noble y auspiciosa iniciativa de sus organizadores y expresarles los respectivos parabienes.

Ahora bien, con el afán de contribuir al debate como atento espectador de las jornadas, considero que para las próximas jornadas anuales de ética que se celebren en 2017 y dado el particular consenso expresado por sus organizadores en torno a avanzar en el desarrollo de un estándar mínimo y común del desarrollo de la ética profesional, sería bueno ver a ponentes que promuevan la discusión sobre temas de capital interés para la profesión jurídica organizada, como el estado de la colegiatura y sus implicancias.

Asimismo, será bueno contar con presentaciones que dieran cuenta de un monitoreo de lo que ocurre con la jurisprudencia ética de la orden o la de los tribunales ordinarios en la materia, sobre todo si los datos oficiales que se han compartido recientemente sobre el funcionamiento de la jurisdicción disciplinaria -Revista El Mercurio Legal, edición N°11, abril 2016-, muestra que el 70% de las sanciones por faltas disciplinarias corresponden a infracciones del deber de correcto servicio profesional, es decir, un tema que atañe a la calidad de los servicios y que se relaciona directamente con la calidad de la formación educacional, algo que las facultades de Derecho del país parecieran estar más que autorizadas de tratar.

* Sebastián Rivas Pérez es abogado de la Universidad Andrés Bello. Ocupa el cargo de Abogado de Secretaría de Reclamos del Colegio de Abogados de Chile A.G. y profesor de ética y responsabilidad profesional de la Universidad Gabriela Mistral.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn