Suscríbete
Columnas

Docencia para el mercado legal del siglo XXI. Una oportunidad para la innovación

“La búsqueda de soluciones pertinentes para esta dicotomía entre el ‘mundo de las ideas’ y el ‘mundo de la realidad’ no es nueva ni tampoco es pasajera. Muy por el contrario, es uno de los anhelos más antiguos en la enseñanza del Derecho…”

27 Septiembre, 2017 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
docencia para el mercado legalAdolfo Silva, PUCV
Adolfo Silva Walbaum

Uno de los grandes desafíos que enfrenta el mercado legal de nuestros días es la entrega oportuna de herramientas profesionales para sus diferentes oferentes de servicios jurídicos, ya sea que nos refiramos a todos aquellos que ejercen actualmente la abogacía, o bien todos aquellos que esperan poder ejercerla prontamente.

En un escenario cambiante como el que vivimos, dicha tarea resulta cada vez más compleja y difícil de cumplir. Los permanentes cambios del entorno en donde se desenvuelve la formación jurídica, necesariamente obligan a tener que revisar con mayor detención la pertinencia y congruencia entre lo que se “enseña en el aula y lo que se ejerce en el foro”.

Ahora bien, la búsqueda de soluciones pertinentes para esta dicotomía entre el “mundo de las ideas” y el “mundo de la realidad” no es nueva ni tampoco es pasajera. Muy por el contrario, es uno de los anhelos más antiguos en la enseñanza del Derecho.

Así las cosas, cabe preguntarse qué sería aquello que diferenciaría a nuestros tiempos de los anteriores en materia de docencia jurídica y formación profesional, frente a lo cual surge la premisa que considera que la entrega de soluciones ya no pasa exclusivamente por una conexión casi formal entre lo académico y lo profesional.

En otras palabras, si bien es cierto que la sólida formación jurídica es, y entendemos seguirá siendo, el primer peldaño para encontrar una solución al problema planteado, de la misma manera ahora, hoy también parece un hecho evidente que lo netamente jurídico ya no se basta a sí mismo.

Así es como las soluciones integrales que se esperan de nostros, al provenir desde áreas del saber que complementan a las destrezas del puro conocimiento jurídico, terminan mejorando la conexión entre el oferente y el demandante de los servicios jurídicos.

Justamente, en este punto, es en donde resulta pertinente un uso asertivo de la denominada innovación para la docencia jurídica, a través de la búsqueda —a veces disruptiva— de soluciones diferentes y eficientes para una correcta formación profesional.

De esta manera, el desarrollo de habilidades tan necesarias para un profesional del siglo XXI, tales como lo pueden ser el contar con un adecuado discurso escrito o habilidades comprobadas de oralidad, el liderazgo, o el manejo de habilidades comunicativas y sociales efectivas complementan de manera adecuada la clásica formación profesional del abogado.

En la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso sabemos de estos desafíos, y reconocemos que entre más temprana se efectúe esta conexión, mejor serán los resultados. Por el mismo motivo, nuestra malla curricular incorpora desde sus inicios una serie de cursos complementarios a nuestra reconocida formación académica, generando como externalidad positiva, que nuestros futuros egresados se incorporen de una manera más eficiente al ejercicio profesional.

Solamente por nombrar algunas, entre las asignaturas innovadoras destacan, por ejemplo, las de:
i) comprensión del discurso escrito
ii) estrategias de producción del discurso oral
iii) estrategias de argumentación
iv) habilidades profesionales
v) negociación, o
vi) ética profesional

Así es como esta justa mezcla entre una sólida formación jurídica y otras habilidades complementarias terminan por generar un círculo virtuoso, en donde el mundo académico colabora con la formación de profesionales conectados con lo que espera el mercado legal.

 
* Adolfo Silva Walbaum es abogado de la Universidad Católica de valparaíso, LLM en Derecho de la Empresa UC, doctor en Derecho, U. de Granada (España). Es profesor de derecho económico y derecho comercial, además de Jefe de Docencia de la Escuela de Derecho de la PUCV.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn