Suscríbete
Columnas

Cómo proteger una marca en China

“En el caso de productos o servicios que se comercialicen allá, es obligatorio que cuenten con una marca en caracteres chinos. No tiene mayor complicación que buscar un texto que corresponda con la marca original, bien por medio de una traducción semántica o fonética, aunque no posea ningún significado para el consumidor chino…”

24 Junio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Juli Gutiérrez

Contrariamente a lo que muchos podrían pensar, China ha llevado a cabo en los últimos años notables avances en la protección de los derechos intelectuales. Así, el 1 de mayo del 2014 entraron en vigencia las modificaciones a la ley china de marcas que incorporaron prácticas internacionalmente reconocidas que incluyeron plazos para evitar la inacción de la autoridad administrativa en los procesos y se reforzó las medidas y sanciones contra los infractores de marcas.

China es una jurisdicción que aplica el sistema first-to-file (primero en el registro) para la protección de los derechos marcarios. Esto quiero decir que las marcas deben ser registradas a fin de que su titular pueda disfrutar de los derechos exclusivos relativos a las mismas. El primero que la registra tiene el derecho en China. En consecuencia, el dueño de una marca en otro país no tiene el derecho en el territorio chino.

El procedimiento de registro de una marca en China en términos generales es muy parecido al que se aplica en el Perú: se inicia con la presentación de la solicitud de registro ante la Oficina de Marcas quien evalúa los requisitos de admisibilidad y en caso no tener ninguna observación ordena su publicación. Publicada la marca se abre un periodo para que terceros interesados puedan interponer oposición a dicho registro. Ante la ausencia de oposición, se emite la resolución. La gran diferencia con nuestro sistema, sin embargo, recae sobre la duracion del proceso, puesto que la concesión de un registro puede demorarse hasta 3 años desde la fecha de presentación de la solicitud. En nuestro país, 5 meses.

Por otro lado, en China la protección de la marca no cubre clases completas sino que es necesario presentar una lista detallada de los productos o servicios que se deseen proteger dentro de cada clase. Una solictud de registro puede contener en principio, la descripción de 10 productos o servicios. La adición de uno adicional acarrea el pago de una tasas administrativa extra.

En el caso de productos o servicios comercializados o prestados en China, es obligatorio que éstos cuenten con una marca en caracteres chinos. Esto no tiene mayor complicación que buscar una marca que corresponda en chino con la marca original, bien por medio de una traducción semántica o fonética aunque la misma no posea ningún significado para el consumidor chino. No obstante, para incursionar en el mercado chino se suele recomendar la utilización de los servicios de empresas especializadas en técnicas de desarrollo y gestión de marca las cuales puedan asistir en la creación de la marca idónea para el mercado chino

A manera de ejemplo, debe tenerse en cuenta que en la cultura china el número cuatro (si) se considera como el número de la mala suerte debido a que su pronunciación es similar a la palabra muerte en mandarín (si). Por el contrario, el numero 8 (ba) se asocia con buena suerte y su inclusión en marcas podría resultar auspicio para el éxito del producto.

A la hora de registrar una marca en China, se debe tener en cuenta que el país implementa un sistema de protección de los derechos de propiedad intelectual distinto e independiente de los vigentes en los territorios de Hong Kong, Macao y Taiwan. En consecuencia, en estas regiones es necesario tramitar registros independientes de los efectuados en la china continental.

Para complementar el círculo de protección, en China se encuentra implementado desde finales del 2005 el procedimiento de registro de marcas, derechos de autor y de patentes ante aduanas. Este registro es voluntario e independiente, pero altamente recomendable a fin de proteger estos derechos en el tráfico internacional de bienes y productos, especialmente para quienes solo fabrican sus productos en China (aunque no los comercialicen en dicho territorio).

* Juli Gutiérrez Zanelli es socia del área de Propiedad Intelectual del Estudio Muñiz, en Perú (julig@munizlaw.com).

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn