Suscríbete
Columnas

Adaptación del estado Moderno (parte 2)

“Tenemos el deber de realizar propuestas serias y viables para el desarrollo de los nuevos sistemas jurídicos que, acompañados de la tecnología, modernicen al estado…”

29 Junio, 2018 Comparte en:
Jesús Elías Martínez C.

Luego de conocer la necesidad que tiene el estado de modernizarse en virtud de crear confiabilidad en el manejo de la administración pública para generar confianza en los ciudadanos (administrables), tenemos el deber de realizar propuestas serias y viables para el desarrollo de los nuevos sistemas jurídicos que, acompañados de la tecnología, modernicen al estado.

modernoJesús Elías Martínez

El sistema actual pareciera estar centrado solo en los temas de transparencia en el manejo de asuntos públicos producto de la corrupción, el tráfico de influencias y otros problemas puntuales generados del mal manejo de las políticas públicas. Pero, se ha dejado de lado una característica fundamental del estado de derecho entre sus prioridades, que generaría aún mayor confiabilidad en el sistema público: la rectificación de los actos administrativos erróneos que afectan a los particulares.

En la creación de mecanismos legales que supervisen e incentiven la reconsideración y reparación inmediata de los actos que, por acción u omisión, generaron perjuicios a los particulares, es donde creo que se encuentra el eje de partida del nuevo sistema jurídico administrativo moderno.

Estos nuevos instrumentos jurídicos deben pasar de ser generadores de derechos, a creadores de deberes y obligaciones del estado para con los particulares. No basta con otorgar recursos de reconsideración, nulidad y jerárquicos a quienes se crean vulnerados, si no ambicionar un modelo jurídico garantista de los resultados que se generen del reclamo realizado a la administración pública.

Para esto es necesario voluntad política y social de quienes tienen la responsabilidad de generar el cambio: los administradores y los administrables, quienes con poca humildad reconocen sus errores.

Luego de contar con esa voluntad necesaria para propiciar el debate, se podrán conocer los sorprendentes análisis estadísticos sobre el numero reclamaciones interpuestas a la administración pública y el predecible resultado de rechazo lapidario de un Estado que nunca se equivoca. Es allí donde se declarará la urgencia que tiene el sistema público nacional de crear un nuevo modelo jurídico administrativo moderno que genere confianza no solo por su transparencia si no por su conducta reflexiva.

Hoy aseguro firmemente que cuando se rectifica sobre algún recurso administrativo, otorgándole acogida, no pierde el estado, al contrario, gana, gana la confianza de quien podrá alegar la sensación protectora de un Estado social justo y de derecho reflexivo.

* Jesús Elías Martínez es abogado y profesor de Administración Pública en Venezuela.

 
También te puede interesar: Adaptación del Estado Moderno (parte 1)

Comparte en: