Suscríbete
Columnas Opinión

Acerca del Compliance

“Compliance en inglés significa “cumplimiento”. Se conoce como Compliance Officer a la persona encargada del cumplimiento de normas y regulaciones al interior de las compañías. Pero ¿es esto algo nuevo?”

1 Agosto, 2014 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Patricio Veliz

¿Qué es Compliance? ¿Qué significa? ¿Por qué ha ido en avance en las empresas?

Compliance en inglés significa “cumplimiento”. Se conoce como Compliance Officer a la persona encargada del cumplimiento de normas y regulaciones al interior de las compañías.

¿Pero es esto algo nuevo? Verificar que una empresa esté cumpliendo con su normativa y regulaciones, parece ser algo trivial, más aún, inherente a su existencia.

Pareciera ser que este auge tiene su razón de ser en la necesidad de gestionar integralmente estas actividades, tal como ha ocurrido con otras áreas de las empresas, como por ejemplo, logística o comunicaciones, o más recientes, de medioambiente, relaciones con las comunidades, etc., que paulatinamente se han convertido en unidades propias o incluso Gerencias.

El denominador común en esto es la necesidad de lograr un manejo integral de estas situaciones y, por cierto, de los riesgos asociados a ellas.

Así ha venido sucediendo con compliance. Se ha hecho evidente la necesidad de integrar los esfuerzos de las distintas áreas, (RRHH; Finanzas, Legal, Contraloría, etc.), para dar un mismo énfasis y dirección al manejo de riesgos en materia ética y de cumplimiento normativo y de regulaciones que resultan transversales a toda la organización.

Ello permite la implementación de políticas, programas y acciones de capacitación globales y el posterior control, evaluación y mejora continua de su aplicación.

A su turno, la matriz de riesgos de la compañía debe contemplar los temas éticos y de cumplimiento, definiendo a los responsables de implementar las acciones de mitigación y control, procurando lo que se denomina “accountability”, es decir, transparencia y responsabilidades claras por parte de quienes son llamados a la rendición de cuentas frente a eventuales desviaciones de los objetivos planificados.

Los Directorios de las compañías se enfrentan hoy al desafío de proveer a las compañías de sistemas de administración y gestión que les permitan abordar una serie creciente de riesgos derivados de nuevas y más exigentes regulaciones. Se podrá argumentar que ellas están en el ámbito de gestión de las empresas desde larga data, pero, sin duda, jamás con el énfasis y exposición actual. Se trata de riesgos: “nuevos” o al menos de “magnitudes nuevas”.

En el contexto de una economía globalizada y con amplias exigencias de transparencia, cito a Dov Seidman, experto a nivel internacional en temas de ética y compliance: “hoy, el cómo se hacen las cosas en las empresas importa más que nunca”.

En Estados Unidos, ya en el año 1963 se pueden encontrar fallos judiciales que van perfilando la conveniencia de contar con programas de compliance. En el caso Caremark Intl. Inc. Derivative Litigation (1994) se define como criterio para atribuir responsabilidad a un Directorio la “constante y sistemática falta de supervisión”. A partir de este caso las empresas empiezan a crear programas de compliance que les permitan cumplir con este estándar.

Lo previsible es que en Chile, a partir de la experiencia propia e internacional, se profundice el interés en los programas de ética y compliance, y no por razones de altruismo, sino por la necesidad de hacerse cargo de la nueva realidad de riesgos de las empresas.

La premisa es simple: hacer correctamente las cosas apunta al desarrollo y permanencia en el tiempo de las compañías y un buen programa de compliance es la mejor receta para lograrlo.

___________________________________________________________

24Patricio Veliz es abogado de Fermandois & Cía., titulado en la Universidad Católica de Chile. Máster en Derecho de la Empresa de la Universidad de Los Andes. Con antelación se desempeñó, entre otros, como Gerente Legal de la Empresa Nacional del Petróleo; Abogado Jefe de Cemento Polpaico S.A.; Director Suplente de esta última compañía; Abogado y Secretario del Directorio del Metro de Santiago; Fiscal de la Red de Televisión de la Universidad de Chile, hoy Chilevisión; y profesor invitado en la U. Andes, en la cátedra de Sociedades y Gobiernos Corporativos.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn