Suscríbete
Estudios Jurídicos

Termina juicio contra tres de las Big Four por ejercicio ilegal de la profesión

En acuerdo terminó el conflicto judicial que duró cuatro años, y que tuvo enfrentados al Colegio de Abogados de Luxemburgo con EY, KPMG y PwC.

4 Agosto, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 
Es un conflicto de cuatro años que se termina. La reconciliación del Colegio de Abogados de Luxemburgo con EY, KPMG y PwC se formalizó en julio, tras el conflicto por una duplicación de ciertos beneficios, que los llevó a enfrentarse en tribunales.
 
El fondo de la cuestión era la resolución de tensiones recurrentes entre los abogados de una parte y los equipos legales de las “Big Four”, por la otra. “Se requiere que, al trabajar en otras áreas de otras competencias, los miembros de las profesiones reguladas se complementan, y también se les pide que cooperen en algunos aspectos, en el interés de sus clientes”, dijo el comunicado liberado al llegar al acuerdo.
 
A veces los abogados de las grandes oficinas de auditoría invaden las prerrogativas de los abogados, incluyendo documentaciones reguladas. La ley de 10 de agosto de 1991, sobre la profesión de abogado establece que “ninguna persona podrá (…) proporcionar, de forma regular y por una remuneración, consejo legal o redactar para terceros documentos privados, si no está autorizado a ejercer la profesión de abogado”.

Cuatro años de procesos

Esta norma fue la que dio a la barra de abogados la fuerza para golpear la mesa e interponer varias demandas en contra de PwC, EY y KPMG desde 2012 por practicar ilegalmente la profesión de abogado, acciones que dieron lugar a la apertura de una investigación por el Tribunal de Luxemburgo.
 
Apenas fue elegido vicepresidente de la barra en 2014, François Prum fue el primero en empujar al Consejo de la Abogacía para iniciar conversaciones con los tres “Big Four” incriminados.
 
Finalmente, un año fue suficiente para encontrar bases de acuerdo que servirán como marco de referencia para la práctica de cada una de las firmas en sus actividades profesionales que afectan en algún modo a las actividades legales, de auditoría o de conocimientos contables.
 
“Debemos renunciar a la guerra porque tenemos un futuro juntos”, fue una de las frases. “Una forma de superar las peleas del último tiempo es que hacen que todos pierdan”, es otra.
 
Los involucrados también acordaron que se establecerá una junta de revisión que abordará las dificultades de asesoramiento con el fin de tratar de conciliar puntos de vista, resolver cualquier malentendido y sugerir soluciones al conflicto.
 
“No hemos catalogado lo que está permitido o prohibido,” dijo François Prum, añadiendo que las situaciones se examinarán “caso a caso”.
 
Como consecuencia inmediata de la conciliación, el Colegio de Abogados de Luxemburgo se desiste de las acciones civiles interpuestas en los diversos casos en contra de los tres Big Four, aunque en teoría cualquier acción pública puede mantenerse de oficio.
 
Podrían añadirse a la firma del acuerdo Deloitte, el cuarto Big Four, y el Instituto de Auditores de Empresas. “Deberían plegarse al acuerdo”, dijo François Prum, con la esperanza de que los Big Four firmantes les convenzan.
 
 
* El artículo original fue publicado bajo el título “Le Barreau et trois Big Four enterrent la hache de guerre, en el sitio web Paperjam.lu”. Colaboración en la traducción del francés al castellano: Nicolás Alarcón L.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn