Suscríbete
Mercado Legal

¿Qué factores hay que considerar a la hora de pensar en un Master en Derecho?

Publicación de Diario Financiero FD FULL de hoy: Representantes de seis universidades de EE.UU. visitaron el país hace unos días hablando de las ventajas y los desafíos de este tipo de estudios.

24 Octubre, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuando un abogado comienza a evaluar si estudiará o no un Master en Derecho, también conocido como LLM, debe considerar una serie de opciones.

La primera de ellas es definir si tomará este curso en Chile o en el extranjero. La socia de Idealis Reports, Sofía Martin, explica que en general para las oficinas top y para los reclutadores es importante y, en este sentido, los LLM suelen tener un buen puntaje, sobre todo si se hicieron en Estados Unidos.

Como viene ocurriendo desde hace varios años, hace unos días representantes de las universidades estadounidenses de Boston, UCLA, Hofstra Law, Virginia School of Law, Emory Law y American University—, estuvieron en el país y visitaron los estudios Carey & Allende, Barros & Errázuriz, y la Facultad de Derecho de la Universidad Católica, donde explicaron las ventajas y desafíos de realizar un magíster en el gigante norteamericano.

En estas charlas, además de hablar sobre la importancia de considerar la calidad o prestigio de la institución, uno de los temas más relevantes al momento de escoger uno de estos programas es el precio o “tuition”, el que puede ir desde US$35 mil hasta US$60 mil por el año que estos duran.

Los expositores, eso sí, aseguraron que por lo general los abogados latinoamericanos no pagan estos montos, pues las universidades otorgan becas para cubrir lo que no esté financiado por los créditos estatales o personales de los postulantes, o por los montos que pagan los empleadores y los beneficios de organismos gubernamentales chilenos. “Pregunten”, insistieron.

Además, plantearon los distintos gastos que un postulante debe presupuestar para su estadía: “El costo de vida o living expenses varía mucho dependiendo de la ciudad”.

También hay que considerar, dijeron, el seguro de salud, así como los libros y demás materiales de estudio. A eso hay que sumar el lugar donde se duerme; si es dentro del campus universitario tiende a ser más económico que arrendar un departamento. Lo mismo ocurre respecto de los costos de transporte, que varían si la escuela está dentro de la ciudad o en un pueblo cercano.

Por ejemplo, Steven Richman, de Hofstra, recalcó que su facultad estáa 35 minutos de Nueva York, en tren directo, donde se vive en un suburbio —que son mucho más baratos que la ciudad—, pero se está muy cerca de todas las ventajas que tiene una metrópoli como Nueva York.

¿Se refleja el esfuerzo en la remuneración?

El director de Idealis Legal Recruitment, Felipe Lavín, explicó que estudiar un LLM en el extranjero mejora las posibilidades de empleo y aumenta el sueldo, pero siempre que se trate de un programa prestigioso en una universidad conocida y, en general, son muy bien evaluados en los estudios jurídicos grandes de Santiago. De lo contrario, el efecto comienza a ser más acotado.

Añade que estos programas suponen beneficios adicionales para los abogados que los toman, entre los cuales está la práctica del inglés, la eventual experiencia en una oficina estadounidense, cada vez más difícil de lograr tras la crisis del 2009, y la generación de redes, al tener compañeros de toda Latinoamérica, más los locales que se pueda haber conocido.

De todos modos, Lavín apunta que “genera más cuestionamientos la adquisición real de conocimientos técnicos. La educación en Chile es muy buena y no es tan claro el aprendizaje de contenidos que no pueda hacerse acá”.

Idealis Reports, ligada a la oficina especializada en reclutamiento de abogados, prepara una plataforma que permitirá buscar a nivel global LLM y posgrados, que ofrecen las universidades mejor rankeadas por zona del planeta, además de otros datos, como costos de vida y otros elementos importantes al momento de evaluar las distintas alternativas.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn