Suscríbete
Mercado Legal

Las webs de los estudios de abogados son sometidas a examen

Una consultora española especializada en marketing para el sector legal, pone el foco en un aspecto de la transformación digital de los despachos. El estudio analiza las webs de casi una treintena de firmas escogidas al azar y analiza si éstas son actuales, si están optimizadas y si cumplen con los requisitos que hoy podemos considerar “básicos” para un buen sitio.

28 Marzo, 2017 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Pierina Cavalli

Tucho es una consultora española especializada en el sector legal, cuyo objetivo es que las organizaciones y, particularmente, los estudios de abogados sean mejores, diferentes y más rentables. Esto lo trabajan sobre los distintos factores decisivos en el proceso de cambio, como estrategia marketing o gestión. En la actualidad, buscan que las oficinas legales se sitúen de manera adecuada en el canal digital.

Para esto último, realizaron un análisis a las webs de los despachos de abogados, para encontrar las razones por las que se generan, o no, visitas a los sitios. “Hay un campo que de alguna manera ejemplifica o simboliza el estado del arte del sector: la transformación digital. Este es un reto que afecta no solo al sector legal, si no que a todos. Y todo ello de alguna manera se puede percibir a través de algo tan simple como ver si un despacho está en el mundo “puntocom”,y si lo está, de qué manera lo hace”, dice el informe realizado por Unai Camargo e Ignacio Rodríguez, cofundadores de Tucho.

Para el estudio seleccionaron 27 webs de estudios de abogados españoles, y la primera pregunta que se hicieron fue: ¿qué podemos esperar a la hora de visitar una web de un despacho?. Así determinaron diversos elementos básicos que tienen que estar ahí para estar frente a un sitio moderno y actual.

El diseño

“En este punto hemos mirado si las webs incluidas en el estudio tienen una “forma” adecuada al estado presente del mundo digital. Es decir, que sean páginas recientes, bien por ser de nueva creación o porque se han actualizado. No hemos hecho esta inspección con criterios estéticos, si no pensando en aspectos relacionados con el resto de objetivos del estudio, que son de carácter técnico. Por lo tanto, en lo que nos hemos fijado es en si las páginas están hechas de forma que facilite la existencia de elementos SEO, o al menos que no la perjudique. Tampoco hemos analizado el contenido de las webs desde una perspectiva de marketing o estratégica; no estamos juzgando si lo que cuentan está bien, está mal, o regular. Ni si las imágenes que aparecen son las adecuadas”, explican los cofundadores.

Concluyeron que prácticamente todas las webs visitadas tienen un diseño más o menos actual. “Solo 4 tienen diseños marcadamente obsoletos (digamos con más de 5 años). Este hecho tiene implicaciones tanto en SEO (y por lo tanto en la capacidad de generar visitas) como en generación de marca. En este sentido sólo incidiremos en que estas 4 webs están “fuera de mercado”. Desde la perspectiva de la venta a un posible cliente es algo obvio: Por comparación con cualquier otra web actual, no tienen la misma capacidad de transmitir confianza”, dicen.

En toda la investigación, hubo un caso que llamó la atención del equipo en cuanto al diseño: La web de un estudio en la que las imágenes utilizadas estaban extraídas de una conocida serie americana sobre abogados. “Dudamos que tengan licencia para usarlas”, concluyen.

El responsive

Esto quiere decir que la página web se adapte (sea “responsive”) a una correcta visualización en cualquier dispositivo – smartphone o tablet – es un factor vital. Facilitar la visita a un posible cliente, mejorando su experiencia de usuario, siempre es una buena idea. El factor responsive es uno más de los 200 parámetros que usa Google para indexar y posicionar las webs. Esto es, para priorizar el orden en el que aparecen tras el resultado de búsqueda. Pero, en la actualidad, es uno de los factores más importantes. Google sabe que cada vez más el tráfico de internet se genera desde dispositivos móviles. De hecho, el pasado noviembre el consumo de páginas en internet en España desde dispositivos móviles ha superado por primera vez a la visualización desde ordenadores.

El 37% de las webs analizadas no son responsive, o sea 10 sitios webs no se ven bien en el navegador de un celular. ¿La Razón? Su obsolescencia: webs basadas en Flash, que a Google no le gustan, porque no se puede indexar su contenido.

Las redes sociales

Este punto indica si las firmas integran sus redes sociales a los sitios webs. No quiere decir que aquellas que no lo hacen no dispongan de redes sociales, ni que en el caso de que las tengan no las utilicen bien. Quiere decir que en la web del despacho no se facilita la interacción con redes sociales, factor que se vincula a la generación de marca, por un lado, y a la posibilidad de alcanzar un público más extenso, por otro. En este aspecto, el 40% de las páginas incluidas en el estudio no tienen sus redes sociales integradas en la web. Ninguna delas webs con diseños obsoletos incluye sus redes sociales en la página.

El SEO técnico

Entramos en la parte “dura” del análisis: “Conocer el volumen de tráfico en internet que generan las firmas de abogados y las razones en las que se sustenta este tráfico. Dentro del alcance de este estudio, el foco se sitúa en el posicionamiento orgánico de la web. Este posicionamiento se cimenta en elementos internos, propios de la página, y en elementos externos, que a menudo se relacionan con la audiencia o la capacidad de generar audiencia de la firma”, explican.

Para calcular el SEO, se usaron las siguientes puntuaciones:
• Puntuación menor a 40: La web presenta carencias muy acusadas en cuanto a optimización SEO.
• Puntuación mayor a 70: La web goza de un buen estado de salud, apuntando a un elevado grado de optimización SEO.

En cuanto a resultados:
• Puntuación media obtenida por el colectivo del estudio: 50,4. Por lo tanto, existe un amplio margen de mejora, a nivel general, o dicho de otra manera, los despachos necesitan invertir en la optimización de sus webs.
• Puntuación máxima alcanzada por un despacho: 72,6, correspondiente a uno de los grandes despachos. La siguiente mejor puntuación (60,9) sin embargo la obtiene un despacho pequeño.
• Puntuación mínima: 24,2, correspondiente a un despacho mediano.

Como anécdota, una de las firmas medianas ni siquiera ha sido valorada por la herramienta, porque la arquitectura web es muy deficiente y la herramienta no la podía leer.

Los Backlinks

Un backlink es un enlace a nuestra web proveniente de otro sitio web. Son importantes porque cuantas más páginas relevantes (no es lo mismo que te enlace la web “juanlanas.com” que la de una empresa líder en el mercado) apunten hacia la tuya, más notoriedad o autoridad tiene para Google, incitándole a posicionarla más arriba en su ranking.

Las webs del estudio tienen 6.551 backinks de media, con un mínimo de 0 y un máximo de 143.600. Existe por lo tanto una variabilidad inmensa, con comportamientos bien diferentes entre los extremos.

Esto nos da una medida de la popularidad de unas webs frente a otras. Hay que resaltar, antes de nada, que en este aspecto los despachos grandes y pequeños están jugando en ligas diferentes. Los despachos grandes son los que más backlinks obtienen. La capacidad de generar backlinks en realidad depende de muchos factores. Si una página tiene contenido de calidad, abundante y actualizado, y está bien posicionada, tiene más papeletas para que alguien decida compartir –y por lo tanto enlazar- ese contenido. No hay que descartar el peso de factores como el tamaño del despacho: Una gran plantilla ofrece muchas más
posibilidades de compartir enlaces que una pequeña. De alguna manera, el poder de la marca del despacho se traduce en una mayor generación de enlaces externos.

Los despachos pequeños tienen, de media, 33 backlinks. Curiosamente son los medianos los que menos backlinks obtienen de entre todo el colectivo, excepto en un caso -807 backlinks- los demás obtienen una media de 4. En todos los casos, aquellos despachos que no tienen blog son los que tienden a tener menos backlinks.

Las Keywords

¿Qué es una keyword o palabra clave? Es el término o términos que un usuario de internet utiliza en Google para realizar una búsqueda. En base a esta búsqueda, Google ofrece sugerencias de enlaces a sitios web que pueden contener la información que busca el cliente. Desde la perspectiva del posicionamiento orgánico, estas búsquedas son la llave para conseguir dirigir tráfico a la web.

Visto de otra forma: El tráfico que llega a la web desde Google lo hace gracias a las búsquedas realizadas por los usuarios. Se puede medir, cuáles son las
palabras clave por las que la web del despacho es encontrada, y la cantidad de visitas que genera cada tipo de búsqueda. Así, hay búsquedas que son mucho más relevantes que otras para cada firma. Son un elemento crucial en el posicionamiento orgánico de la web.

Volumen de keywords de las webs estudiadas:
• Media 711, mínimo 1, máximo 4.300.
• El mínimo en los grandes es de 2700. En el resto –medianos y pequeños- las cotas más altas las obtienen dos despachos pequeños. De los medianos solo uno destaca, con 737 (coincide con el que más backlinks tiene)
• El número de keywords vinculadas a las webs de los despachos pequeños cae de manera exponencial. Al igual que en el caso de los backlinks, grandes y pequeños juegan en ligas distintas.

Para leer el informe completo, haga click aquí.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn