Suscríbete
Mercado Legal

Qué significa la inteligencia artificial aplicada a casos judiciales

Eduardo Riveros Quiroz realizó un estudio sobre cómo IA, combinada con bigdata, permite detectar emociones y aplicarse los resultados a los imputados en una audiencia de tribunales.

23 Mayo, 2018 Comparte en:
Sofía Martin

La inteligencia artificial no sólo se puede aplicar en combinación con el bigdata para procesar infinita información y personalizar los gustos, sino que también puede ser usada para detectar emociones.

Eso es lo que Eduardo Riveros Quiroz hizo, aplicándolo al plano jurídico y específicamente al caso Luchsinger Mackay.

Los antecedentes

Este caso ha tenido gran repercusión en Chile, pues en el año un matrimonio cercano a los 70 años fue atacado en una reivindicación de comuneros de la etnia mapuche y murieron al ser incendiada su casa, en el sur del país. La información oficial estableció que la pareja estaba con vida y que el incendio provocó su muerte.

Durante el proceso —el primer juicio fue anulado y se tuvo que llevar a cabo nuevamente— se expuso ante la opinión pública a los imputados, a los familiares de las víctimas, a jueces y a fiscales.

El análisis

En esta investigación, Riveros Quiroz presenta una serie de imágenes de las audiencias judiciales, específicamente del día en que se dictó la sentencia.

Lo relevante es que mediante una plataforma de inteligencia artificial, se procesaron las emociones de los protagonistas del caso, y se realizó así un ejercicio concreto de cuál podría ser la utilidad de la inteligencia artificial en los procesos judiciales. “Esto se aplicará de forma intensiva tarde o temprano en el mundo del Derecho”, asegura Riveros.

Culpables: “0 miedo”
En este caso, el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco condenó a 3 comuneros mapuches: José Peralino Huinca, José Tralcal y Luis Tralcal.

Para iniciar este análisis el investigador decidió descifrar las emociones de los culpables.

El sistema donde se procesaron las imágenes —explica— despliega 8 emociones, las cuales tienen variaciones según la expresión del rostro en un momento dado. Por ejemplo, aunque las imágenes corresponden a los condenados, “llama la atención que en el criterio del miedo, ellos tienen “0,00000” y “0,00002”, mostrándose en una posición altiva y orgullosa, lo cual podría tener relación con una actitud de abierto enfrentamiento con el Poder Judicial y deberse a su convencimiento de que sus acciones son coherentes con sus creencias”, dice.

Sin embargo, para ellos mismos no habría sido sorpresivo, adelanta Riveros, ya que en el criterio que identifica la “sorpresa”, aparte de la neutralidad, las emociones que dominaban a los inculpados eran la tristeza y el enfado.

Imagen 11: “José Tralcal no reflejó nada de miedo ni sorpresa, pero sí tristeza, antes de que la jueza leyera los argumentos del tribunal que confirmaba su culpabilidad”.

inteligencia artificial aplicada a casos judicialesCaptura de pantalla

 

Jueces en el momento del veredicto

El tribunal, integrado por los jueces Rocío Pinilla, Juan Poblete y Germán Varas era protagonistas en la escena, atendido su rol de autoridades con la potestad de aplicar la justicia, contextualiza Quiroz.

En cuanto a sus comportamientos durante la lectura del veredicto, “la jueza Pinilla tuvo como emoción dominante de neutralidad y también se observó la emoción felicidad”.

“Sobre Germán Varas, quien tuvo un rol más preponderante, reveló con mayor dominio la neutralidad; sin embargo, cuando fue atacado por los abogados defensores de los comuneros mapuche, la emoción que se acrecentó fue la tristeza, seguido por la sorpresa y el miedo”, explica. El hito al que se refiere Riveros Quiroz es el momento en que el abogado Rodrigo Román dijo: “Ante el escandaloso veredicto, y lo digo responsablemente, resulta más escandaloso aun que se sigan transgrediendo la normas legales …”. Ello habría sido causa de profunda incomodidad para el magistrado, de acuerdo al análisis.

Imagen 12: La magistrada Rocío Pinilla leyendo la sentencia.

inteligencia artificial aplicada a casos judicialesCaptura de panta

 
Imagen 13: En esta imagen es la reacción inmediata cuando el abogado Román señaló que el veredicto había sido escandaloso y que irían a la corte suprema para seguir con la defensa.

inteligencia artificial aplicada a casos judicialesCaptura de pantalla

 
Imagen 14: El momento donde el abogado Román señala que el veredicto es escandaloso.

inteligencia artificial aplicada a casos judicialesCaptura de pantalla

 

Machi Linconao

La machi Francisca Linconao —analiza Riveros— (médico mapuche) fue una de las protagonistas más mediáticas del caso, donde fue finalmente fue absuelta.

En la imagen a continuación, “está debatiendo con sus abogados la posibilidad de quedarse en la sala para estar presente durante toda la audiencia, a pesar de que el juez la conminaba a retirarse de la silla de imputados”, explica. Sus emociones, dice, reflejaban una actitud de euforia, tristeza y desprecio.

Imagen 15: La machi Linconao en plena reflexión, tras dialogar con sus abogados.

inteligencia artificial aplicada a casos judicialesCaptura de pantalla

 

La tecnología al servicio del Derecho

Si bien el ejercicio es acotado, como se puede apreciar, prosigue el autor del análisis, el uso de las plataformas de inteligencia artificial —que en este caso fue del entorno Microsoft—, puede servir para entender con mayor profundidad las emociones que podrían motivar determinadas decisiones.

Podría ser de utilidad, asimismo, para observar cómo jueces, abogados e intervinientes en el juicio manejan sus emociones: “Lo que antes era dominio de la psicología y de profesionales especializados en comunicación no verbal, se extiende hoy al campo de la informática y las nuevas tecnologías”.

“Un caso anecdótico de este trabajo fue que, cuando hacían argumentaciones que aludían a alguna norma, a los abogados se les elevaban los índices de felicidad, lo que se puede interpretar simplemente como que sienten satisfacción cuando sus conocimientos son desplegados hacia el exterior”.

“También se pueden hacer analogías con los mapas de calor, donde tal como pasa cuando se mapean incendios o fugas de gas en una industria, el sistema permite detectar los momentos cumbres de un juicio y las emociones que generan, gracias a lo cual se genera un mejor conocimiento y más elementos para preparar litigios y causas”.

“El uso de la tecnología con estos fines configura todo un desafío para los protagonistas del Derecho; es el Derecho en la cuarta revolución industrial… tiempos de bigdata e inteligencia artificial”, cierra el autor del estudio.

Comparte en: