Suscríbete
Mercado Legal

Habilidades blandas en los abogados – Parte I

Tan importantes como la universidad elegida y las notas durante la carrera son el buen manejo de relaciones interpersonales, infundir confianza en los clientes y ser trabajador.

2 Octubre, 2015 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En el especial “Escuelas de Derecho” publicado por The National Law Journal aparece un artículo sobre el valor que hoy se le da a las habilidades blandas en un abogado, y cómo tenerlas o adquirirlas lo convierte en un mejor profesional.

“Además de aprender el oficio, algo en lo que realmente tienes que enfocarte desde ahora y durante toda tu carrera, son las llamadas ‘habilidades blandas’”, dice la nota escrita por Elizabeth Moeller, quien añade que ellas permiten descubrir lo que se quiere como carrera, facilitan la llegada a un nuevo trabajo, así como el aprendizaje necesario para aprovechar oportunidades únicas que no volverán.

También se hace hincapié en que tan importantes como la Facultad de Derecho elegida, las asignaturas y las notas, son las habilidades para crear y mantener relaciones con otras personas, una reputación profesional, lograr una comunicación eficaz, trabajar en equipo, tener actitud positiva y saber sobreponerse ante situaciones límite, entre otras.

Las notas importan y mucho, dice, pero aunque éstas no hayan sido rutilantes, ser trabajador y mantenerse motivado, por ejemplo, ayudan a desarrollar una carrera profesional exitosa.

Además, como la industria legal está muy centrada en e cliente, las firmas o instituciones quienes quieren contratar abogados, quieren un modelo que lo tenga todo: se lleve bien con el resto de la organización, le produzca confianza a los clientes, a sus compañeros, a sus contrapartes y hasta a los jueces.

Los consejos son no tener miedo a pedir ayuda, participar en actividades donde concurran otros abogados y considerar asociarse a los colegios o barras.

También se aconseja poner cuidado en el perfil on line: crear uno en LinkedIn y asegurarse de que tenga una foto profesional, junto con hacer búsquedas en Google para estar seguros de que no haya nada que encienda las alarmas.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn