Suscríbete
Mercado Legal

Stress de los fiscales puede causarles la muerte

Los persecutores criminales están sometidos a diversos factores que complican su salud. Revisa aquí los principales hitos de un estudio realizado en Estados Unidos sobre el tema.

16 Mayo, 2019 Comparte en:
Sofía Martin / Fernanda Robles

El 9 de mayo, el diario El País de Uruguay publicó una noticia titulada “Fiscales abandonan sus oficinas tras muerte de una colega: aseguran que fue por estrés“.

Se trataba de Susana Rivadavia, de 54 años, profesional que trabajaba en la fiscalía de delitos sexuales, que murió de un infarto en el edificio de la institución, en Ciudad Vieja, Montevideo.

De acuerdo al medio uruguayo, “al enterarse de lo sucedido, sus colegas decidieron abandonar las oficinas como forma de protesta, ya que entienden que la muerte de Rivadavia fue a raíz del estrés bajo el que trabajan”.

Según diversos medios, Susana Rivadavia habría llevado 500 causas y era adjunta de la fiscal Alba Corral, quien tendría unas 2.500 denuncias en estudio.

Tras el fallecimiento, la Fiscalía General de la Nación emitió un comunicado lamentando informar el fallecimiento “de la Fiscal Letrada Adjunta, doctora Susana Rivadavia” y manifestando “su más sentido pésame a sus familiares y amigos”.

Asimismo, se aseguró que se habían activado inmediatamente los protocolos correspondientes, concurriendo en pocos minutos una ambulancia “con equipo desfibrilador, según establece la normativa”.

La Fiscalía resolvió suspender las actividades ese día, se informó, con excepción de aquellas de carácter urgente o de las audiencias fijadas con detenidos con plazos constitucionales a vencer.

En Chile no existen estudios sistemáticos sobre el tema; algunos lo atribuyen a una institución que es muy joven, pero que pronto necesitará ocuparse del tema.

Trinidad Steinert, ex presidenta de la Asociación Nacional de Fiscales de Chile, profundiza más sobre el tema y da cuenta de las consecuencias que pueden traer turnos de gran extensión, la carga emocional que involucra investigar delitos violentos y delitos sexuales, así como la “doble presencia”: la jornada laboral más todo lo que implica llevarse trabajo para la casa.

Estudio de campo

En una investigación de 2017 realizada por Tae Choo y Jeffrey A. Klingfuss, titulada “The Causes and Consequences of Job-Related Stress among Prosecutors“, incluida en el American Journal of Criminal Justice, volumen 43, de junio de 2018, se analizaron diversos factores relacionados con el stress de los fiscales en Estados Unidos.

Los investigadores de la Southern Criminal Justice Association consideraron el factor “demanda de trabajo”, y entre las variables a evaluar había frases como “Tengo demasiados casos”, “Trabajo muchas horas”, “Procedimientos judiciales ineficientes, como excesivo papeleo, hacen mi trabajo más duro” o “Las normativas y regulaciones que debería cumplir no son lo suficientemente claras”.

Otro de los índices medidos fue “falta de recursos”, en donde los indicadores eran “Tengo recursos insuficientes para hacer mi trabajo de manera eficiente”, “La falta de soporte administrativo por parte del staff de mi oficina hace mi trabajo más duro”, “Mis facultades persecutorias no están debidamente garantizadas, debido a presiones o influencias políticas”, “La falta de entrenamiento práctico como fiscal hace mi trabajo más difícil” o “la corrupción del sistema de justicia criminal complica mi trabajo”.

En el ítem “juicio” se analizaron indicadores como la preocupación por que su benevolencia o indulgencia produjera insatisfacción en las víctimas o les produjera tristeza, así como que sus decisiones pudieran afectar la vida de los testigos. También se incluyó “Me siento presionado a ganar los casos”, “Me preocupa cometer un error” o “Me frustra decepcionar a las víctimas cuando pierdo un caso”.

La prensa como factor de stress

En el estudio también se evaluó a los medios de comunicación como un factor que puede estresar a los fiscales. Así, las variables eran:
1. La prensa critica mis decisiones o mi rendimiento
2. La cobertura que la prensa hace sobre un caso no refleja la verdad
3. ¿Has estado en una situación en que miembros del público realizan ataques verbales personales en tu contra?
4. ¿Has estado en una situación en que miembros del público demostraron su irritación o impaciencia contigo?
5. ¿Has estado en una situación en que miembros del público hacen comentarios negativos acerca de tu comportamiento laboral?

Y también se evaluó a la policía, los jueces y los defensores como factores estresantes de los fiscales

Respecto de los jueces, las variables fueron:
1. Los jueces me presionan para que tramite los casos con la mayor rapidez
2. No hay nada que yo pueda hacer cuando discrepo de las decisiones del juez durante el juicio
3. Las decisiones del juez son contradictorias respecto de lo que la ley dice

Abogados defensores:
1. Los defensores demoran el juicio
2. Debido al fracaso de una negociación que implique declaración de culpabilidad, el caso va a juicio
3. Existe falta de comunicación con los abogados de la defensa
4. Los defensores no revelan toda la información [que debieran] 5. Los defensores muestras conductas contrarias a la ética
6. Los defensores son hostiles con los fiscales

La policía:
1. La investigación policial es insuficiente
2. Policía no defiende el debido proceso
3. La policía no concuerda con mis decisiones en el caso

Abogados sin horas de sueño

Las extensas jorandas laborales no son la única razón del porqué los abogados sufren stress. Según las conclusiones de un estudio sobre la salud y el bienestar de la abogacía española –publicadas en una nota del sitio web Expansión.com– el 81% de los abogados no llega a las seis horas de sueño, teniendo un importante impacto en la sostenibilidad y calidad de su trabajo.

estrés abogadosFreepik

Por otra parte, la mitad de los letrados estimó que la dificultad para conciliar el sueño entraña un riesgo elevado para su bienestar físico. Los datos también determinaron que un 31,7% de los abogados encuestados afirma tener una calidad del sueño poco o nada satisfactoria, lo que sería un grave problema para la calidad de vida de los profesionales.

Un segundo factor de riesgo para la salud de los juristas es el sedentarismo. Según el estudio, la falta de hábito a la hora de realizar ejercicio físico llevó a que 45,1% de los abogados encuestados lo considera como un riesgo elevado mientras que un 15,3% lo califica como como muy elevado para su salud.

El informe también señala que la búsqueda de soluciones para disminuir el estrés de sus trabajadores, por parte de las compañías, podría afectar positivamente a su rentabilidad.

Evaluación externa

“Existe un promedio cercano a las 1.600 causas anuales por fiscal; encuentro muy relevante que la institución y el Estado se preocupen, y que tengamos un apoyo psicológico, así como una evaluación externa”, opina Trinidad Steinert, abogada chilena que ha sido fiscal por 14 años y que hasta enero desempeñó el cargo de presidenta de la Asociación Nacional de Fiscales.

Turnos extenuantes, entre juicios orales, audiencias programadas y sitios del suceso, se suman a una alta carga de trabajo y la inquietud emocional que generan los delitos violentos y los delitos sexuales: todos son factores que la persecutora considera altamente gravitantes en el bienestar psíquico de la profesión. A esas variables, se añaden las falencia que la institución ha hecho presente en materia de seguridad personal y familiar para los fiscales, sobre todo para aquellos que trabajan en zonas de alta conflictividad, o en delitos de alta complejidad

Tal como en el estudio norteamericano, habría factores psicosociales y psicolaborales que son más importantes en el Ministerio Público que en otras profesiones, como la percepción —carga— de lo importante que es tu trabajo a nivel social y el contacto permanente con el dolor humano.

Para Trinidad Steinert, quien es vicepresidente de la Federación Latinoamericana de Fiscales, además debe considerarse en el análisis que tener a cargo fiscales, personal administrativo y la relación con las policías genera stress: “Se necesita una formación permanente en manejo y coordinación de equipos”.

 
También te puede interesar:
Abogados y salud mental: ¡ponte al día!
Salud mental: American Bar Association intenta que las firmas tomen acciones
El bienestar sicológico del abogado pasa por reducir su estrés

Comparte en: