Suscríbete
Mercado Legal

Firmas Big Law en América Latina: ¿qué necesitan para establecerse acá?

La llegada a Chile de Garrigues, una de las firmas de mayor tradición de España, despertó la curiosidad de qué es lo que buscan los prestigiosos estudios de abogados que tienen sucursales a nivel mundial, en el cono sur: seguridad jurídica, volumen de negocios y crecimiento sostenido, sostiene un consultor.

11 Marzo, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
writing-1149962_1280Pixabay
Pierina Cavalli

 
El lunes se supo que Garrigues se unió a la firma nacional Avendaño Merino, arribando a Chile una de las Big Law más grandes de Europa. La oficina que pasará a llamarse Garrigues Chile mantendrá a 20 abogados de Avendaño Merino y a 5 de sus socios, según información adelantada en febrero en revista Capital y confirmada ayer en El Mercurio Legal.
 
¿Pero qué significa una Big Law? “El concepto tiende a igualarse con la idea de las grandes empresas de consultoría y auditoría, las llamadas Big Four. Al igual que ellas, implican firmas muy grandes en número de personas, y con una expansión geográfica importante. La idea es acompañar a sus clientes donde ellos vayan, y ofrecerles los mismos estándares de calidad a los que están acostumbrados. En su forma de actuar son más una gran empresa que un estudio, pues quieren ofrecer un servicio homogéneo independiente del lugar”, explica Carlos Moreno, abogado español que trabajó en Chile como consultor y en labores de reclutamiento. ¿Puede hacer todo ello una Big Law en América Latina? Pues claro.
 
El caso de Garrigues cuenta con cerca de 1.500 abogados, con presencia en 13 países. La operación en Chile consolida a Garrigues como la firma europea con mayor número de oficinas propias en Latinoamérica con presencia en Colombia (Bogotá), Perú (Lima), México (Ciudad de México) y Brasil (Sao Paulo), además de las oficinas en España, Portugal, Estados Unidos, China, Inglaterra y Marruecos.

¿Por qué Latinoamérica?

Es complicado hablar de Latinoamérica como un todo, pues esta formado por países muy distintos. “Aun así, considero que hay países de la región donde pueden y deben estar las Big Laws, por volumen y temas. Sin lugar a dudas, uno de esos países sería Argentina, al igual que Brasil. Pero ambos son países muy complicados de operar por la inestabilidad política y la magnitud de los mismos. Chile, en cambio, es el país ideal por seguridad jurídica, pero quizás el volumen de actividad sea un poco ajustado. Una de las opciones seria que Santiago se convirtiera en el centro de la zona sur de Latinoamérica, y fuera el lugar donde las multinacionales fijaran sus headquarters. Pero puede resultar difícil cuadrar los números, porque debería de haber una actividad más intensa”, opina Moreno.
 
Obviamente, en lo que se fija una Big Law para establecerse en algún país, es el volumen de negocios: “Van donde se instalan sus clientes, que son grandes empresas que quieren los servicios que les prestan sean de la misma calidad que en su país de origen”, dice Moreno.

¿Qué debe ofrecer América Latina para que se establezcan acá?

Lo principal es la seguridad jurídica y el crecimiento sostenido. “Sin estos dos parámetros el aterrizaje de una Big Law en América Latina es mucho más complicado, puesto que no les gusta lanzarse a la aventura, sino ir sobre seguro, puesto que basan todo en su reputación y no pueden dar pasos en falso”, concluye el analista.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn