Suscríbete
Mercado Legal

Fintech: beneficios y riesgos

Latinoamérica crece exponencialmente en Fintech: innovación globalizada en el mercado financiero, con beneficios pero que también conllevan riesgos para los inversionistas y los Estados que es necesario normar legalmente.

22 Mayo, 2019 Comparte en:
Fintech - Mohamed Hassan, Pixabay
Cristina Bastidas

Con la proliferación de los sistemas de financiamiento mediante internet, se han generado diversos modelos de negocio, cuyo objetivo es agilizar y globalizar las operaciones económicas de empresas e individuos. Es lo que se denomina Fintech.

El término proviene de una mezcla entre las palabras finance y technology, y comprende una de las industrias más dinámicas de los últimos años. Representa la conjunción entre el emprendimiento tecnológico y la búsqueda de mayor eficiencia en las transacciones financieras, cada vez más transfronterizas, reduciendo a los intermediarios o middlemen sobre la base de la infraestructura digital existente.

Dónde opera hoy el Fintech

Las áreas y sectores sobre los que actúa el Fintech:

  • Banca móvil
  • Big data y modelos predictivos
  • Compliance
  • Crowdfunding
  • Crowdlending
  • Criptomonedas y monedas alternativas
  • Factoring
  • Equity Finance
  • Mercado de divisas
  • Gestión automatizada de procesos y digitalización
  • Gestión del riesgo
  • Pagos y transferencias
  • Pagos y cobros a través de Smartphone y dispositivos móviles
  • Préstamos P2P
  • Remesas
  • Seguros
  • Seguridad y privacidad
  • Servicios de asesoramientos financiero
  • Trading

 

Felipe Moraga - Abogado

Regulación legal para evitar fraudes y lavado de dinero

Fintech representa una serie de beneficios para el mercado financiero global en general, pero también importan una serie de riesgos, siendo uno de los más palpables, la realización de actividades ilícitas y actividades de lavado de dinero, por lo que, los entes gubernamentales de los distintos países se están preocupando en fiscalizar y legislar en cuanto a la regulación y normativa legal.

“El combate al lavado de activo, la transparencia y la ética son conceptos que debe entregar un estudio jurídico que se desarrolle en el financiamiento tecnológico, los adecuados sistemas de compliance son fundamentales. Por tal motivo, se está abriendo un campo muy amplio y novedoso en el derecho para el ejercicio y desarrollo profesional de abogados”, afirma Felipe Moraga, abogado socio de Gómez, Moraga, Yuseff Abogados.

Es muy importante —continúa— prevenir y dar cobertura a los posibles litigios que se pudieran suscitar en esta materia, así como asesorar al poder legislativo en la creación de mecanismos legales adecuados y modernos al desarrollo y regulación de estos nuevos sistemas. Evitar los riesgos operacionales y cibernéticos es un gran desafío, así como convivir adecuada y óptimamente con organismos gubernamentales como, en el caso chileno, el Servicio de Impuestos Internos, El Servicio Nacional del Consumidor y la Unidad de Análisis Financiero.

A ese respecto, en Chile, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) publicó un documento: White Paper Lineamientos Generales para la Regulación del Crowdfunding y Servicios Relacionados, Febrero 2019 para una regulación que se estructura con base en la incorporación de los siguientes servicios financieros al perímetro regulatorio: plataformas de financiamiento colectivo; asesores financieros; canalizadores de órdenes de compra venta o de pago; sistemas alternativos de transacciones, y custodios de instrumentos financieros.

Víctor Andrade - Abogado

 

“En la práctica legal chilena, la regulación financiera se asume, por lo general, desde un enfoque tradicional, basado en los perímetros regulatorios y actores a la fecha existentes. Por otro lado, abogados que se dedican únicamente a asuntos transaccionales asociados a tecnología e innovación suelen experimentar problemas al momento de “navegar” por la normativa existente, y comprender adecuadamente los fines de política pública inherentes a la regulación y supervisión financiera, normativa que al estar hoy en día por lo general basada en aproximaciones de riesgo (risk-based approach) es por esencia dinámica en razón del contexto y alcance de una determinada actividad”, asevera Víctor Andrade, asociado senior del área TMT y especialista en Fintech.

La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (SBIF) publicó una nota técnica sobre las actividades Fintech y el desafío que representan tanto para los reguladores como para la industria financiera, y destaca que la digitalización no sólo genera expectativas respecto a las ganancias en eficiencia económica sino también a los riesgos que se debe enfrentar sin obstaculizar su crecimiento y desarrollo.

Más allá de las fronteras

Ljubica Vodanovic - Pdta. Fintlex

Para atender a las empresas de Fintech a nivel global, nace la red de estudios jurídicos FINTLEX, con abogados de distintos países de Latinoamérica como Colombia, Chile, México y Perú.

Las firmas involucradas son: Apparcel, Uriarte & Vasallo (Chile), Acumen Legal (Colombia), CRS Legal (México)Albanesi Tech Legal Consulting (México) y Vodanovic Legal (Perú).

Ljubica Vodanovic, socia fundadora de Vodanovic Legal y primera presidenta de la red, explicó que FINTLEX tiene dos objetivos: por un lado atender las necesidades de tipo legal de la creciente industria Fintech y por otro, constituirse en un referente en materia de conocimiento e información especializada que apoye el desarrollo del sector en la región. “Creemos que como bloque seremos más fuertes en este camino de expansión de nuestros clientes Fintech”.

Los miembros de la red destacaron que FINTLEX apunta a los países de la Alianza del Pacífico, como consecuencia natural del intenso trabajo que deben realizar en sus países para estandarizar y homogeneizar los mercados de la región. Además, consideran que la iniciativa es importante para atender a esta industria en crecimiento desde una plataforma global.

Matías Apparcel - Abogado

Para Matías Apparcel, socio de Fintlex y fundador de Apparcel, Uriarte y Vassallo: “En Chile ha habido un crecimiento importante en temas de tecnología financiera. En los últimos dos años el número de empresas Fintech ha superado las 100. Este sector ha atraído bastante interés de inversionistas y del sector financiero tradicional y vemos en ese sentido una tendencia positiva, tanto en inversiones como en la recepción del mercado”.

Los avances en las tecnologías de la información han permitido la creación de nuevos productos y servicios en materia financiera. Existe un gran interés por parte de los consumidores por resolver sus necesidades financieras de modo digital y actualizado a los tiempos. Muchas empresas y startups pueden desarrollar y experimentar modelos de negocios financieros con mayor rapidez que la banca tradicional y por eso es que hemos visto este crecimiento.

Fintech a nivel legal en Colombia

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala que con corte a 2018 operaban en la región 1.166 emprendimientos Fintech y un crecimiento de 66% frente a 2017. En Colombia se identificaron 148 emprendimientos pero el gremio local reporta un mayor número de afiliados.

Juan Pryor - Abogado

“Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), el mercado de préstamos alternativos en América Latina se multiplicó 7 veces entre 2015 y 2017. A pesar de la penetración del negocio de telecomunicaciones, aún los pagos siguen siendo incipientes y admiramos desde lejos lo que ha logrado la economía de Kenya, por lo que hay oportunidad para crecer mucho más”, afirma Juan Pryor, socio abogado de Acumen Legal (miembro de Fintlex).

Con estas cifras en mente —continúa Pryor— se evidencia que el negocio es rentable. Sin embargo, es importante trascender los modelos tradicionales de cobro de servicios jurídicos y buscar flexibilidad. Además, sólo pocas firmas contamos con la capacidad de ser flexibles y ofrecer de manera responsable asesoría en la intersección entre el sector financiero, el emprendimiento y la tecnología.

El gobierno de Colombia, a través del Ministerio de Hacienda, impulsa las Fintech con la reglamentación del crowdfunding, en su boletín n° 104, iniciativa que se enmarca en la política de inclusión financiera y busca facilitar la consecución de recursos a raíz de los principios de regulación fijados recientemente por la Alianza del Pacífico, para así generar un ambiente propicio para la innovación “en un entorno de estabilidad, integridad y transparencia”.

Fintech a nivel legal en Perú

“Hace un par de años, en Perú no veías estudios de abogados tradicionales atendiendo esta industria y hoy sí los ves. Para trabajar en FinTech necesitan tener bien identificados sus temas regulatorios antes de implementar sus soluciones. Como alguna vez nos dijo un cliente importante, hemos visto las flores antes de que sea primavera”, explica Ljubica Vodanovic, abogada fundadora de Vodanovic Legal Perú.

Si bien la industria FinTech es incipiente en Perú —continúa Vodanovic— el crecimiento exponencial que viene teniendo este negocio (más de 60% por año y más de 1.200 emprendimientos en la región), hace de la especialidad legal en FinTech una apuesta acertada, entonces, para un estudio como el de nosotros, lo hace rentable.

Como en varios países de la región, en Perú existe un Proyecto de Ley y de Resoluciones Legislativas en el congreso que declara de interés nacional y necesidad pública la regulación de la tecnología financiera en el país. Está en comisión Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera desde el 21 de setiembre de 2018.

En México

Diego Arzamendi Caso - CRS Legal S.C

Las empresas Fintech se están desarrollando aceleradamente en toda la región, siendo los países de Latinoamérica con más emprendimientos Brasil y México. Como su tecnología puede ser utilizada en varios mercados, es natural que busquen expandirse y llevar sus productos y servicios financieros a otras regiones más allá de su lugar de incorporación.

“En México, existe una sobre oferta de servicios legales en esta materia, muchos de ellos no especializados, debido a la clase de regulación que se emitió el año pasado. El conocimiento técnico y las áreas involucradas en este sector se parecen mucho a las requeridas por un banco, lo cual no es poca cosa. En cuanto a la percepción del mercado, se trata de empresas de innovación que ven al ámbito jurídico como un mal necesario, y es por eso que más allá de la precisión jurídica, se requiere de agregar un valor real y tangible a nuestros clientes para que les sea comercialmente viable”, afirma Diego Arzamendi Caso, socio director de CRS Legal, S.C.

Por su parte, a juicio de Victoria Albanesi, socia fundadora de Albanesi Tech Legal Consulting, “en general, el abogado mexicano tiende a ser conservador y asesor desde una misma lógica ligada a negocios tradicionales. La inmersión en todos los desafíos de las TICs y Fintechs será muy buena para generar conocimiento y valor a sus clientes. En cambio, teniendo experiencia en negocios de la economía digital que nos permite anticipar todos los retos de esta industria se puede apoyar a los emprendedores y grandes compañías de la mejor manera”.

En ese sentido —comenta Albanesi— la expectativa es ver crecer y posicionar a nuestros clientes, ser sus aliados en cada paso del camino y resolver todos sus desafíos, dándoles el mayor valor en asesoramiento global tanto desde el punto legal y regulatorio, como también en el diseño de sus productos (flujos, experiencia de usuario aspectos críticos de utilización y transferencia de datos para sus soluciones de IA, entre otros).

Victoria Albanesi - Abogada

En México aprobaron la Ley para regular las Instituciones de Tecnología Financiera o comúnmente llamada “Ley Fintech” y en el comunicado oficial señalan que con el decreto de esta ley están a la vanguardia a nivel internacional en materia de regulación de servicios financieros. Se crean dos nuevos tipos de entidades financieras que son las Instituciones de Financiamiento Colectivo y las Instituciones de Fondos de Pago Electrónico, y establece la posibilidad de que se establezcan modelos electrónicos novedosos para la prestación de servicios financieros por entidades financieras y por terceros.

Además, la Ley también establece como principios que orientan la regulación y la preservación de la estabilidad financiera, con la finalidad de mitigar riesgos sistémicos, y que el sector cuente con un marco regulatorio adecuado para evitar el lavado de dinero.

Latinoamérica va creciendo poco a poco

Los abogados especialistas en Fintech afirmaron que América Latina no sólo comparte una tradición jurídica, sino que a nivel económico enfrenta problemáticas y retos similares. Si, por ejemplo, una Fintech colombiana cuenta con una solución para profundizar la inclusión financiera logrando ofrecer crédito a sectores no tradicionales, tiene sentido que la misma solución pueda ser aprovechada por consumidores en México, Perú y Chile con quienes se comparte factores comunes a nivel geográfico, económico y social.

Consecuentemente, los clientes Fintech están interesados en expandirse justamente a lo largo de estos países y brindar sus servicios de manera global. Si los negocios de los clientes crecen de manera global, es lógico que los servicios legales también lo hagan.

Comparte en: