Suscríbete
Mercado Legal

¿Es realista la expectativa salarial de los abogados?

En la última Revista El Mercurio Legal se abordó el tema de la expectativa salarial de los abogados. Los jóvenes que tienen entre 26 y 36 años aspiran a aumentar su sueldo actual en al menos un 30%. La mayoría de ellos espera ganar entre uno y dos millones. ¿El deseo se condice con la realidad?

29 Junio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

Isabela Assumpção Mengarelli

 
Estar cesante, postular a un empleo y, junto con el currículum, tener que enviar las expectativas de renta. ¿Qué cifra poner? Hay que ser medido para no te descarten al exigir un número muy alto, pero tampoco arriesgarse a solicitar un monto tan bajo como para salir perjudicado. Y, al parecer, la cifra promedio solicitada en el mundo legal chileno sería de entre 2 y 3 millones de pesos.
 
Eso según los datos recopilados por la empresa de head hunting especializada en abogados Idealis Legal Recruitment, que cuenta con una base de datos de cerca de 12 mil profesionales y, dentro de ella, un subgrupo de 1.758 personas que se registraron en su sitio entre 2014 y 2016,y a la cual El Mercurio Legal tuvo acceso.
 
Entre los datos solicitados estaban incluidas las expectativas salariales, destacando entre sus resultados que la mayor parte de quienes se inscribieron (53%) durante ese período pretende ganar dicha cifra.
 
Para este análisis se discriminó entre universidades, rango etario y área de desempeño a partir de un universo de 1.702 personas, debido a que 56 no especificaron su casa de estudios o porque, al provenir de planteles extranjeros, no es posible discriminar si se trata de profesionales con algún posgrado o que solo cuentan con la licenciatura.
 
En términos globales, el primer dato que salta a la vista es que la mayoría espera recibir más de 1 millón de pesos, independiente de su grado de experiencia laboral, aunque aquellos que nunca han trabajado son los que presentan las cifras más bajas. De hecho, el 74,2% de ellos parte sus expectativas entre 250 y 900 mil, mientras que 65,8% indica como máximo querer ganar entre 1 y 1 millón 800 mil pesos. Este es el grupo donde más se nota una diferencia en la tendencia.
 
Sin embargo, donde aparecen los números más altos es cuando se analizan los resultados según área de desempeño. Pese a que no son muchos aquellos que aseguran querer ganar hasta 8 millones 400 mil, la mayoría de los que sí lo hacen trabajan actualmente en el área tributaria o de propiedad intelectual. En ambos casos hubo un mayor número de encuestados que expresaron tal deseo, aunque no son muestras significativas dentro del universo completo (0,7%).
 
El promedio general, sin importar el área de desempeño, fluctúa entre 1 millón y 2 millones 800 mil, aunque los que trabajan en el área judicial expresaron una expectativa salarial de hasta 1 millón 800 mil, más bajo en comparación con las otras especialidads estudiadas: administrativo/regulatorio, corporativo, inmobiliario, laboral, recursos naturales, tributario y propiedad intelectual.
 
¿Por qué la gran mayoría ve como posible ganar desde un millón de pesos? Una hipótesis que esboza Felipe Lavín, director de Idealis, es que probablemente eso es lo que están pagando los empleadores. “Las firmas más grandes siempre actualizan el sueldo del mercado”, explica. Eso permea al resto de las oficinas más pequeñas y a las empresas. “Los estudios grandes llevan la batuta. Si ellos suben el sueldo base, el resto también lo hace en proporción”, agrega el experto.

Por edad

 
La edad de los consultados es otra de las variables relevantes, aunque hasta los más jóvenes de la encuesta —nacidos en la década de los 90—, pretenden ganar desde 1 millón (50%) y sus expectativas más altas llegan hasta 1 millón 800 mil (54,2%).
 
De hecho, mientras más edad el abogado exige más dinero. Por ejemplo, los nacidos en los años 80 —que representan el grueso de la muestra (75,3%)— parten sus expectativas en 1 millón (50%), pero sus mayores pretensiones alcanzan los 2 millones 800 mil (33,4%).
 
No obstante, los nacidos en las dos décadas anteriores se ubican un poco más arriba: mientras aquellos que tienen entre 37 y 46 años quieren recibir desde 2 millones (27,4%) hasta 3 millones 900 mil (19,8%), la mayoría de aquellos que tienen hoy entre 47 y 56 años esperan una remuneración de al menos 3 millones (29,5%), aunque pueden llegar a pedir hasta 6 millones 900 mil (18,2%).
 
Es necesario tomar en cuenta que el grueso de la muestra está compuesta por los llamados “millenials” —con edades que van entre los 27 y 36 años—, una generación que ha sido caracterizada como muy interesada en la tecnología, que está siempre conectada y que no quiere permanecer en un mismo empleo durante mucho tiempo, es más, tienden a buscar otras alternativas incluso si tienen actualmente trabajo. Eso podría indicar por qué quienes más ingresaron a esta base de datos se encuentran en ese rango etario.
 
Además, hay que destacar que ese grupo incluye a los que recién están entrando al mercado laboral —generalmente entre los 26 y 28 años— o que ya cuentan con unos cinco años de experiencia, factor relevante al momento de comenzar a estudiar sus expectativas de renta porque se trata del período en el cual quienes trabajan en estudios de abogados generalmente reciben un aumento significativo de sueldo.

Soñar en grande

 
Llama la atención que la gran mayoría de los encuestados expresan una variación de pretensión de renta entre 30 y 100%. Al respecto Lavín señala que “cuando se tienen expectativas muy altas, es signo de que esa persona no sabe cómo enfrentarse al mercado laboral”.
 
Tomando en cuenta esta observación analizamos cómo se comportan los números considerando los planteles de egreso de aquellos incluidos en la muestra. Así, quienes presentaron una mayor variación entre el mínimo y el máximo provienen de las universidades Alberto Hurtado, Boliviariana, del Mar, la República, Santo Tomás, de Atacama y San Sebastián (Concepción), aunque en este último caso se trata de una sola persona que pretende ganar entre 1 millón y 5 millones 100 mil, esto es, una variación de 410%.
 
La U. de Atacama cuenta, además, con los egresados que expresan las expectativas más altas: dos de los encuestados de esa casa de estudios esperan recibir hasta 5 millones 700 mil de remuneración. El caso de la U. Marítima de Chile —actual U. Los Leones— es similar: las dos personas de la muestra que provienen de esa institución esperan ganar como mínimo 2 millones, una de las cuales tiene como expectativa máxima 3 millones 900 mil, lo que significa una variación de 33%.
 
En la vereda contraria, en tanto, se ubican dos de los tres egresados de la U. de Tarapacá, quienes señalaron como expectativa de renta entre $450 y $800 mil.

Deseo versus realidad

 
En septiembre pasado la revista Capital publicó otro estudio de Idealis —realizado entre 2013 y 2015— sobre cuánto ganaban efectivamente los abogados en nuestro país, el cual es equiparable al ahora analizado.
 
Al compararlos es posible verificar que las expectativas de renta de los egresados de las universidades Católica, de Chile, de los Andes, Adolfo Ibáñez, Diego Portales y Finis Terrae coinciden con lo que se les paga efectivamente en el mercado laboral, mientras que la mayoría de los egresados de las universidades Andrés Bello, del Desarrollo, Central, Gabriela Mistral y de Concepción tienen pretensiones levemente más altas de lo que reciben.
 
Ahora bien, pareciera que lo que más alejado de la realidad es cuando los encuestados plantean el rango de su expectativa salarial. Lavín explica que una petición de aumento razonable varía entre 20 y 30%, una diferencia significativa a lo que ha sido posible constatar en este estudio, donde la mayoría se maneja en rangos superiores a eso.
 
“No es lo mismo ganar 500 mil más cuando ganas 1 millón, que cuando ganas 2 millones”, dice Lavín, “Es más razonable que alguien que gana 3 millones pida un aumento de 500 mil, que lo haga alguien que recibe 1 millón”, ejemplifica. “Lo proporcional sería que el que gana un millón, quiera ganar 1 millón 200 mil”, agrega.
 

expectativa salarialEl Mercurio Legal
expectativa salarialEl Mercurio Legal

 

expectativa salarialEl Mercurio Legal
expectativa salarialEl Mercurio Legal

 

expectativa salarialEl Mercurio Legal
expectativa salarialEl Mercurio Legal

 

expectativa salarialEl Mercurio Legal

 

expectativa salarialEl Mercurio Legal
expectativa salarialEl Mercurio Legal
Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn