Suscríbete
Mercado Legal

¿Estás usando tu perfil de LinkedIn correctamente?

La foto, jerarquía de la información, faltas gramaticales y de ortografía, son algunas de los items en que hay que fijarse para tener un buen perfil en la red laboral online.

14 Marzo, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sin títuloGoogle

 
Los abogados están comprometidos con LinkedIn, la red online de profesionales y plataforma social. Pero muchos de ellos, no están usando la aplicación correctamente, y están perdiendo oportunidades laborales. Aquí, te contamos los 5 errores más comunes, según Allison C. Shields, presidenta de Legal Ease Consulting, Inc., que los abogados comenten al completar su perfil de LinkedIn. Aunque no necesariamente, los estándares Norteamericanos son los mismos que se estilan en el resto de los países.
 

1. Perfiles sin foto, o con fotos distractoras o no profesionales

 
LinkedIn es una plataforma de negocios, no una plataforma social. Así que no vayas a publicar una selfie o una foto con tu mascota. Quizás te gusta la idea de que el fondo de la foto sea la ventana de tu oficina o el librero con los textos de leyes, pero es mucho mejor un fondo liso. Corta la foto a la altura de los hombros y la cabeza, para tener una mayor exposición de la cara,
 
Pero los perfiles de abogados que no tienen fotos son más inquietantes todavía. Los humanos se ven reflejados en las caras de sus pares, y mucha gente recuerda mucho más fácil las caras que los nombres. Tu foto es importante para propósitos de reconocimiento, pero también para que no te pierdas conexiones.
 

2. Perfil incompleto o inconsistente

 
Incluye descripciones de tu experiencia laboral anterior, no hagas solo una lista de empleadores y cargos. Piensa en las palabras claves que tus potenciales clientes o fuentes de referencia usarán si buscaran abogados como tú e incorpóralas en tu perfil.
 
No te saltes el resumen. Es la oportunidad para sintetizar toda tu experiencia y explicar qué haces ahora y para quién lo haces. Es el espacio para describir a tus clientes y sus problemas cómo los puedes ayudar.
 
Recuerda volver a leer lo que escribiste. A los abogados les importa mucho cómo se presentan a sus clientes o en la corte, pero no siempre tienen el mismo cuidado al presentarse online. Errores de ortografía son inexcusables. Títulos y nombres de cargos deben comenzar con mayúscula. Una buena gramática y puntuación es obligatoria

3. Encabezado aburrido

El encabezado es una descripción de una línea que aparece justo debajo del nombre en el perfil, y es resultado de las búsquedas de grupos de discusiones. Debe ser un encabezado diferenciador, que te ayude a resaltar en los resultados de búsquedas y debe ser descriptivo, para que cuando alguien lea tu encabezado sepa inmediatamente qué es lo que haces.
 
Muchos abogados cometen el error de solo usar su título (asociado, socio, etc.) como encabezado, pero estas palabras ni siquiera te identifican como abogado y pueden hacer que no aparezcas en los resultados de LinkedIn, cuando otros usuarios están buscando abogados. Incluye tu área de práctica o el tipo de trabajo que haces para tus clientes.

4. No metas la pata en los aspectos éticos

La propaganda para abogados y las reglas de ética son aplicables tanto para las actividades online como para las fuera de ella. No usar palabras en el perfil de LinkedIn, que no usarías en otro formato.

5. Mantén tu perfil LinkedIn actualizado

La primera vez que subiste tu perfil debe de haber quedado al día, ¿pero todavía lo está? Muchas veces los abogados se olvidan de actualizar su perfil cuando cosas importantes ocurren: comenzar a trabajar en una nueva área de práctica, publicar un artículo, recibir un premio. No sólo hará un perfil más completo, sino que reflejará tus conocimientos y experiencias.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn