Suscríbete
Mercado Legal

¿Dónde trabajar como abogado?

¿Estudio jurídico, sector público o empresa? Si bien iniciar la carrera de abogado en un estudio tiene grandes ventajas en la formación, no deja de ser atractiva la posibilidad de iniciarla en una empresa. Las remuneraciones de entrada para juniors no suelen ser muy altas, pero poseen jornadas de trabajo más equilibradas y la posibilidad de ver todo tipo de asuntos.

24 Abril, 2014 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 
Matías Ortúzar
 

Esta es la clásica pregunta que todo abogado se hace en algún momento de su carrera. La respuesta no es fácil, ya que dependerá mucho de las características personales del abogado, el momento de la vida en el que se encuentre, y fundamentalmente, dónde tiene puestas sus prioridades.

3caminos (color) - Idealis Reports
 
Es bueno señalar que aquí no existe (ni pretendemos dar), una fórmula mágica, que permita determinar a ciencia cierta donde debe trabajar un abogado, sino proporcionar algunos aspectos relevantes al momento de tomar la decisión.

 

El valor del Servicio Público

Sin duda, el conocer la mecánica de funcionamiento del aparato estatal, en las diversas áreas del ejercicio legal, resulta sumamente interesante, tanto para abogados que recién entran al mercado como aquellos con años de experiencia. La jornada laboral suele ser compatible con otro tipo de actividades (académicas, familiares, deportivas, etc), y las remuneraciones  son en general bastante razonables. Para muchos el servicio público es una verdadera vocación.

Algunas desventajas:

  • El crecimiento remuneracional es lento, lo cual depende, fundamentalmente, de la mejora en el escalafón de grados.
  • Ciertas reparticiones del sector público no gozan de prestigio, especialmente los que son altamente burocráticos. Salvo una permanencia temporal, una estadía muy prolongada, puede afectar la trayectoria de un abogado más competitivo.
  • Los funcionarios públicos, en su mayoría, deben cubrir sus gastos previsionales y de salud.
  • No están sujetos al pago de indemnización al ser desvinculados.

Estudios jurídicos: el “servicio militar”

Nos parece que los Estudios constituyen un excelente lugar para iniciar una carrera, toda vez que en éstos se ven única y exclusivamente temas legales, se encuentran formados en su totalidad por abogados (pares, jefes y subordinados) y tienen jornadas de trabajo bastante intensas, y por ende, muy formativas. Por eso muchos llaman a estas horas de vuelo un verdadero servicio militar. Si a eso le añadimos que las remuneraciones de entrada en los estudios, para cargos junior, pueden llegar a ser muy altas, pareciera ser una interesante alternativa para abogados que recién están comenzando su carrera.
Para el abogado más senior, si bien la opción de Estudio Jurídico seguirá siendo siempre una alternativa atractiva, no lo será tanto como para el abogado junior, ya que normalmente habrá adquirido responsabilidades de tipo familiar que le demandarán más tiempo, cobrando mayor relevancia la jornada laboral (ver artículo: La Jornada en los Estudios Jurídicos).
Un aspecto a considerar para el abogado senior, es que trabajar en un Estudio Jurídico otorga una mayor estabilidad laboral que trabajar en una empresa (como se explicará a continuación).

Empresas: trabajo multidisciplinario

Aunque señalamos las ventajas de iniciar la carrera de abogado en estudio, no deja de ser atractiva la posibilidad de iniciarla en una empresa. Si bien las remuneraciones de entrada para abogados juniors no suelen ser muy altas, poseen jornadas de trabajo más equilibradas, la posibilidad de ver todo tipo de asuntos y materias, y por sobre todo, el poder “camisetearse” con un negocio en particular, interactuando con profesionales de otras disciplinas. Los principales “contras” que vemos en iniciar una carrera en empresa, son los siguientes:

  • Como las remuneraciones de inicio en empresa suelen ser bajas, y los reajustes no muy altos, es posible llegar, con muchos años de carrera, a un tope bajo, salvo logre ser Fiscal o Subfiscal de alguna empresa que pague en los deciles superiores.
  • Si bien el abogado verá muchas materias, normalmente no contará con la posibilidad de especializarse en alguna de ellas, ya que las empresas suelen externalizar con Estudios Jurídicos los asuntos de mayor complejidad.
  • En el mercado, a nivel de trayectoria, se estima más calificado al abogado que inició su carrera haciendo algunos años de “servicio militar” formándose en un Estudio Jurídico.
  • También, en cuanto a la estabilidad laboral, trabajar en una empresa implica un mayor riesgo: si la empresa se vende, fusiona o divide, o simplemente, deja de ser rentable, su fiscalía puede fácilmente desaparecer.

Sin perjuicio de lo anterior, la profesión del abogado es tan versátil que permite muchas otras líneas de ejercicio como la carrera diplomática, política, la judicatura, la academia, etc., pero cuyo análisis requiere una reflexión adicional.

¿Todavía no estás suscrito?: Suscríbete aquí

 

 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn