Suscríbete
Mercado Legal

Derecho deportivo: los abogados tras el doping, las sociedades y los atletas

Desde el ámbito público y privado, tres destacados abogados latinoamericanos especializados en la materia, comentan este campo laboral que pareciera ir en aumento debido a su impacto en la economía mundial. En España, la actividad deportiva representa el 1,4% del PIB.

21 Noviembre, 2018 Comparte en:
Dylan Nolte
Josefa Soto

Era 2004, cuando Andrés Charria marcó el teléfono de la ciclista María Luisa Calle. Creía que podía ayudar. A la deportista le habían quitado la medalla de bronce que había ganado en los Juegos Olímpicos de Atenas de ese año. Su examen de doping había resultado positivo por heptaminol, un estimulante del sistema cardiovascular.

Charria, abogado colombiano de 52 años, tenía entonces 41. Pensó que era difícil pero que no tenía nada que perder. Varios le dijeron que abandonara, que era el comité olímpico y que nunca antes habían devuelto una medalla por doping. Pero Charria continuó. Y ganó.

“A los 32 años me quedé sin puesto, separado y con dos hijos. Eso me hizo buscar oportunidades. Entonces, traté de ser agente, pero me di cuenta que el campo del derecho deportivo era grandísimo y por ahí empecé”, cuenta.

Según Charria, el impacto económico de la actividad deportiva ha generado nuevas oportunidades laborales para los abogados. Clubes, federaciones, instituciones deportivas públicas, jugadores y entrenadores, enfrentan problemas legales que necesitan ser resueltos por especializados en la materia.

El caso de María Luisa Calle se resolvió en 2005. Le devolvieron la medalla luego de que se comprobara que el doping había resultado positivo por una reacción química en el tubo de ensayo. “Me siento orgulloso de lo que logré. Ni María Luisa creía que podíamos ganar”, recuerda el profesional.

¿Qué hace un abogado dedicado al derecho deportivo?

Daniel Viola es abogado de la Universidad de Buenos aires, especializado en derecho del deporte, clubes y asociaciones civiles. También es colaborador de ESPN radio y director de Iusport sección latinoamérica, medio que nació en 1997 como el primer portal dedicado al Derecho deportivo.

“Un abogado dedicado a derecho al deporte tiene varias tareas por delante. Debe tener una observación permanente de los acontecimientos deportivos: de las reglas del juego, las reglamentaciones, y de temas de actualidad como el dopaje, la inclusión indebida, la transferencia de jugadores menores de edad, entre otros”, explica.

Según Charria hay 3 grandes ámbitos en que se puede desarrollar esta especialidad. El primero y más lucrativo es el fútbol, que incluye la revisión de contratos y transferencias de jugadores. También está el doping, que se presenta como un área amplia y compleja por la especificidad de las reglamentaciones; y por último, el área referida a la formación de organizaciones y sociedades deportivas.

Desde el ámbito público, Hernán Domínguez Placencia, abogado de la Universidad de Chile y que trabaja para el Ministerio del Deporte de Chile, comenta que entre las tareas que realizan quienes trabajan en instituciones públicas están: revisar que los atletas cumplan con las normativas, además de revisar contratos y el financiamiento para las competencias, por ejemplo.

El campo laboral

Los 3 entrevistados concuerdan en que, tanto los atletas como las asociaciones, entienden la necesidad de contar con un abogado cuando se ven enfrentados a un problema, y no antes, como piensan que debería ser. Sin embargo, debido al impacto económico del deporte en la economía, preveen que serán cada vez más los atletas y empresas que recurran a sus servicios.

“El impacto del deporte en el PIB y en términos de ocupación ha crecido en los últimos años, tanto en España como en el resto de Europa. En España representa el 1,4% del PIB, pero en Alemania es del 3,9% y en Austria del 4,12%”, señaló el académico del departamento de economía y empresa de la Universidad Pompeu Fabra, Jaume García, al diario de información económica del negocio del deporte, Palco23, en junio de este año.

Según Viola, otro de los síntomas del crecimiento del campo laboral de derecho deportivo, tiene que ver con el aumento de cátedras y publicaciones. “Yo creo que hay un auge que se puede palpar en la cantidad de cursos y seminarios que hay en esta materia; de libros publicados en todo el mundo, de habla hispana y en otros idiomas”, comenta.

“Es un campo que va a seguir creciendo en la medida que las instituciones y empresas entiendan que necesitan contar con un abogado, no de manera reactiva sino que permanente”, asegura Domínguez.

Dónde especializarse

Desde el año pasado se imparte en la Universidad Central de Chile, en conjunto con la Universidad de Lérida de España, el Máster en Derecho Deportivo . El posgrado es reconocido por ser el primero en impartirse en ese país hace más de 20 años y ya cuenta con más de 600 egresados.

En otros países de Latinoamérica también es posible estudiar Derecho del Deporte. La Universidad Católica Argentina imparte el Mágister Derecho y Management del Deporte y, en Colombia, la Universidad Javeriana de Bogotá también cuenta con un diplomado en Sports Management, por nombrar algunas.

“Hay que estar atento a la información que proviene de FIFA, de CONMEBOL, de las distintas federaciones deportivas, que también suelen hacer seminarios y cursos de capacitación. Clubes también dictan cursos”, advierte Viola.

 
También te puede interesar:
Gambling lawyers: expertos en juegos de azar y entretenimiento
Chief Data Officer: el nuevo gerente de Compliance
Construcción, un área de especialización con escasez de abogados

Comparte en: