Suscríbete
Mercado Legal

Basta de acoso en el sector legal, dice la IBA

La Law Society del Reino Unido se alineó con las exigencias de la Internacional Bar Association, en consonancia con la ABA, que a inicios de este mes presentó un Amicus Brief ante la Corte Suprema de Estados Unidos para que ésta reinterprete el Título VII del Acta de Derechos Civiles de 1964, incluyendo discriminación sexual.

24 Julio, 2019 Comparte en:
X. Bennett

En un artículo publicado en el sitio web de la Law Society (Reino Unido), a comienzos de mayo, se abordó el acoso laboral y sexual en el sector legal.

La entidad emitió declaraciones advirtiendo que estas malas prácticas deben detenerse, tras la liberación de un informe de la International Bar Association (IBA), debido a la gran cantidad de incidentes que se han denunciado en la industria últimamente.

“No toleraremos el acoso sexual ni el bullying” declaró en ese artículo Christina Blacklaws, presidenta de la Law Society.

El organismo también afirmó que al igual que cualquier persona, los abogados deben ser protegidos por sus empleadores —estudios jurídicos incluidos—; estos tienen el deber de resguardar a sus empleados, contratistas, clientes y visitas.

Además se mencionó que el ambiente laboral debe ser seguro para todos, con políticas claras y definidas, que logren prevenir este tipo de conductas, a la vez que permitir que quien se sienta agredido, disponga de vías para denunciar de forma segura y accesible.

Amicus Brief

La American Bar Association presentó una “amicus brief” el 3 de julio ante la Corte Suprema estadounidense.

En este informe experto —que por lo general puede ser emitido de propia iniciativa o solicitado por un tribunal—, la ABA hace especial referencia a 3 causas, con el fin de que la Suprema declare que el Título VII del Acta de Derechos Civiles de 1964 también abarca la discriminación basada en la orientación sexual individual y el status de transgénero.

Dicha norma, que prohíbe la discriminación laboral por motivos de raza, religión, sexo o nación de origen, es una disposición fundamental que consolidó muchas de las bases de las protecciones federales en esta materia, en EEUU. En los últimos meses, las cortes de apelaciones federales no han unificado sus criterios acerca de si la orientación e identidad sexual están cubiertos por esta garantía.

En este informe, la ABA plantea si la discriminación debido a orientación sexual o el status de transgénero son una discriminación basada en estereotipos sobre las características masculinas o femeninas y si constituye discriminación sexual.

Además, la ABA citó políticas que fueron adoptadas en febrero y agosto de 2018, que reafirman que las prohibiciones de discriminación sexual del Título VII y que incluyen la discriminación hacia las personas que no se identifican o no están conformes con los estereotipos sexuales.

Comparte en: