Suscríbete
Mercado Legal

Abogados prehistóricos: sí sirven para algo

El término acuñado por la abogada Jill Switzer, hace referencia a los abogados senior que ya nadie quiere tener en los estudios. En su columna, Old Lady Lawyer, en la que se hace pasar por una abogada mayor, los defiende y da 10 razones de por qué deben seguir contratados.

13 Abril, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

abogados dinosauriosPixabay
Gracias a un artículo de Wall Street Journal acerca de los “extreme grown-ups” en donde citaban al Aging Center de la Universidad de Columbia, la abogada, Jill Switzer -que lleva cerca de 40 años como miembro activo del State Bar of California- escribió las conclusiones del plantel en su columna Old Lady Lawyer, donde reflexiona acerca de cómo es ser una abogada mayor en el tiempo de los “millennials”. Con columnas divertidas y rápidas, usa términos como abogados prehistóricos, busca que los más jóvenes entiendan de que los viejos no están obsoletos.
 
Así dio a conocer las 10 ventajas de tener trabajadores mayores, según los resultados de la universidad. Aunque la investigación se enfocó en Nueva York y en negocios pequeños, “yo pienso que las conclusiones se pueden aplicar a los estudios de abogados, sin importar su tamaño”, dice Switzer. Aquí están sus comentarios en cada uno de los tópicos dados por la universidad neoyorkina.
 
1. Los trabajadores mayores tienen habilidades y experiencias: “¡Sí! Las cosas que me mantenían despierta en las noches como abogada junior, ya no me paralizan. Los abogados prehistóricos han visto tantas cosas con el pasar de los años, que los problemas de los abogados jóvenes, ya no son temas para ellos. Se trata del haber estado ahí. Pero el derecho siempre va cambiando. Cuando pensamos que lo hemos visto todo, algo pasa que nos vuela la seguridad”.
 
2. Se quedan en los trabajos un mayor tiempo y se toman menos días libres: “Los abogados prehistóricos nos quedamos en el mismo trabajo por mayor tiempo, si es que se nos permite, porque no siempre nos dan la opción. ¿Si nos tomamos menos días libres? Todo lo que sé es que cuando dejé mi trabajo corporativo, dejé más de 10 semanas en días libres que no ocupé”.
 
3. Tienen una gran ética de trabajo: “Como dijo Benjamin Franklin: ´Ir temprano a la cama y levantarse temprano, hace a un hombre saludable, rico y sabio`”.
 
4. Retienen el conocimiento del negocio y las conexiones: “Aunque que los abogados jóvenes se burlan de la memoria institucional, ésta sí importa. Uno nunca sabe cuando lo viejo vuelve a ser nuevo, porque tiene una nueva perspectiva, una nueva tecnología, nuevos abogados, nuevos casos y cosas por el estilo”.
 
5. La brecha tecnológica puede ser superada. “Nosotros estamos en Twitter, Facebook, LinkedIn, Snapchat, Instagram. A los dinosaurios todavía se les puede enseñar. Inténtalo”.
 
6. Los trabajadores mayores prueban de que los mejores equipos son los multigeneracionales: “Colaboración, entrenamiento, enseñanza, ayudar a que los abogados jóvenes aprendan es parte de lo que los abogados prehistóricos dan”.
 
7. Los trabajadores mayores juegan un rol crítico en entrenar a la próxima generación de trabajadores: “Este es el plan de sucesión”.
 
8. Ellos atraen a clientes con consistencia y atención personalizada: “De nuevo, es todo acerca de pasar la antorcha a la próxima generación de abogados. A veces los clientes quieren un confesor parental, contándole los problemas a alguien mayor puede ser reconfortante. Es la experiencia de vida. Algunas cosas necesitan tiempo y no hay atajos para eso”.
 
9. Los trabajadores mayores atraen más negocios. “Eso es un shock para muchos jóvenes, pero especialmente cuando se trata de representar a clientes con un poco de canas, hay más comodidad entre personas que tienen también canas”.
 
10. Los trabajadores mayores son parte de la marca del negocio: “El conocimiento y el servicio al cliente personalizado hacen la diferencia entre los clientes que simplemente vienen por una vez y aquellos que continúan contratando el servicio”.
 
A modo de conclusión Switzer aconseja: “Puedes o no estar de acuerdo con esto, pero recuerda que en un tiempo tú serás el dinosaurio, tú serás el que la próxima generación querrá afuera. No pienses que no te pasará a ti. Porque sí te pasará”.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn