Suscríbete
Internacional

Tráfico en Lima provoca nuevas modalidades de trabajo

Los abogados de Lima, la octava ciudad con más tráfico en Sudamerica según el Índice de tráfico de Numbeo, han tenido que adaptarse a la cantidad de autos que circulan en la ciudad. Incluso han cambiado los horarios de trabajo adelantado la jornada a las 5:00am.

5 Julio, 2018 Comparte en:
Javiera Bianchi

Según el Plan Estratégico Nacional de Seguridad Vial 2017-2021, en un período de 7 años, el parque automotor del Perú sufrió un incremento indiscriminado: pasó de tener 2.286.000 vehículos, en 2009, a 5.244.000, en 2015. El fenómeno se debería sobre todo a la entrada al país de una mayor cantidad de motocicletas, mototaxis y camionetas rurales.

tráficoPixabay

En Lima, de acuerdo al Sistema Nacional de Información Ambiental, en 2016 había casi 2 autos por cada 10 habitantes. Si se extrapola el valor, dado que según el Instituto Nacional de Estadísticas e Informática (INEI) la ciudad tiene una población de 9.320.000 personas, habría más de 1 millón 600 mil vehículos circulando en la capital peruana.

La empresa peruana de marketing e investigación, Marketwin, realizó en 2017 el Estudio de tráfico en Lima. Del total de la población entrevistada, un 51,2% coincide que entre las 6.00 y la 8.00 de la mañana circula la mayor cantidad de autos durante el día. En consecuencia, a un 76% de la muestra el tráfico le genera bastante o mucho estrés.

Esto se refleja en la compra de automóviles en el país: entre enero y abril de este año se han vendido 53.907 unidades nuevas. Para todo el año 2018, Scotiabank proyecta que la venta de vehículos nuevos rondaría los 188.000, un incremento de poco más de 4% respecto al 2017.

Es por esta razón que los trabajadores limeños han optado por evitarse malos ratos y han definido nuevas horas de reuniones: entre las 7.00 y las 7:30.

Este es el caso de Boris Sebastiani, socio del área laboral del estudio Muñiz, quien ha decidido comenzar a trabajar desde su casa a las 5:00 am y así llegar a la oficina a las 9:00, con temas ya resueltos.

“El tráfico nos induce a utilizar la tecnología, pues la tendencia es que se realicen menos reuniones presenciales y se incrementen las videoconferencias por zoom, Skype o por calls telefónicos. Otra costumbre que ha evolucionado es la de intensificar el nivel de detalle de la respuesta escrita a las consultas para reducir la cantidad de reuniones por dichos temas”, explica el abogado.

“Sin embargo, comenzar el día antes de lo habitual no necesariamente genera terminar antes la jornada”, agrega, aunque aclara que el beneficio para él ha sido optimizar su tiempo antes del inicio de la congestión.

Wilfredo Murillo, consultor organizacional y de marketing para el sector legal, cuenta una anécdota de cuando estuvo en Chile, a mediados de 2017, por trabajo: “Cuando hice mi agenda de reuniones, ofrecía el horario de las 7.30, porque para mí era natural, y la gente, muy educada, me decía que sí. Mucho después me di cuenta de que en Santiago no era lo usual”.

Otros abogados de la plaza comentaron que hasta hace unos 2 años, las 8.00 de la mañana era una hora temprana para citar a reuniones de trabajo, pero que hoy ya es muy común; de lo contrario, la jornada entera se atrasa.

 

También te puede interesar:
Derecho U. del Pacífico: el sello que logró el reconocimiento del mercado en sólo 10 años
Desenfocados. Lee columna de Adrián Simons
Términos de uso común y marcas farmacéuticas. Columna de Marietta Flores y Kelly Sánchez

Comparte en: