Suscríbete
Chile Internacional

TDLC da luz verde a adquisición de hoteles Sheraton y San Cristóbal Tower

Fondo de Inversión Hotelera logra con ello una participación 17,9% del mercado. Tribunal comunica a la Fiscalía Nacional Económica, uno de los requirentes, que no se vulneran normas de la libre competencia.

18 Abril, 2016 Comparte en:

El Tribunal de la Libre Competencia (TDLC) decidió dar luz verde a la adquisición de los hoteles Sheraton y San Cristóbal Tower, por parte de Inversiones Hoteleras Holding SPA (Fondo de Inversión Hotelera), por sí o por sus empresas relacionadas, descartando con ello una concentración en el área, compuesta por un total de 18 grupos empresariales presentes en el país.
 
A requerimiento de la Fiscalía Nacional Económica (FNE) entre otros actores, en una resolución de 37 carillas, el Tribunal —órgano jurisdiccional especial e independiente y cuya función es prevenir, corregir y sancionar los atentados a la libre competencia— señaló que “la operación incide en un mercado con un bajo nivel de concentración y que, además, muestra escasas barreras a la entrada”, aprobando con ello la operación “sin condiciones”.
 
La decisión, en opinión de los 3 de un total de 5 ministros que analizaron el requerimiento de la FNE, se ajustaría con el Decreto Ley N° 211 que tiene por objeto promover y defender la libre competencia en los mercados, además de sancionar actividades económicas distorsionadoras, y por ende, informa la aprobación de esta adquisición, con lo que Inversiones Hoteleras Holding SPA asume el 17,9% de la oferta de hoteles de lujo en Chile (categoría 4 y 5 estrellas).

El informe del TDLC

Según informa el mismo organismo, el Tribunal analizó las características propias de la industria hotelera en el marco de la operación consultada, fijándose especialmente en la distinción que existe entre la propiedad de la infraestructura donde se emplazan los hoteles y la administración de los servicios hoteleros. Tras ello concluyó que la administración de los hoteles objeto de la operación no depende en forma directa del propietario y que no hay indicios de que esto vaya a cambiar producto de la operación. En consecuencia, el Tribunal señaló que “los riesgos asociados a la operación consultada no serían, en principio, relevantes”. Tan el San Cristóbal, como el Sheraton son de propiedad de Host Hotels & Resorts y son administrados por la cadena internacional Starwood.
 
Sin perjuicio de ello y con el objeto de descartar riesgos —indica el Tribunal— en caso que existiese algún grado de injerencia del propietario en la determinación de variables competitivas, el Tribunal analizó los efectos que generaría la operación en el mercado de servicios de alojamiento hotelero como si éste estuviese integrado al de la propiedad. Tras esa tarea, concluyó que la operación incide en un mercado con bajo nivel de concentración que muestra escasas barreras de entrada, lo que le llevó a confirmar su conclusión preliminar y a autorizar al Fondo de Inversión Hotelera a adquirir la propiedad de los hoteles objeto de la operación, sin condiciones.
 
La decisión del tribunal, comunicada oficialmente a los requirentes, entre los que están la FNE, Whitesands S.A., Host, el Servicio Nacional de Turismo y el Servicio Nacional del Consumidor, permitirá que el Fondo de Inversión Hotelera suba su participación de un 11,3% a un 17,9% en hoteles de cuatro y cinco estrellas en Chile, para un total de 7 mil 767 habitaciones disponibles.
 
Sobre este punto, el Tribunal señala que “el Índice de Herfindahl-Hirchman (IHH) pre y pos operación varía de 756 a 885 puntos, lo que de acuerdo a la Guía de Operaciones de Concentración Horizontal de la FNE y a las directrices aplicadas por la autoridad de libre competencia en Estados Unidos y en la Unión Europea, no supondría un riesgo suficiente para realizar un análisis de mayor profundidad” y que “que atendido lo anterior, se puede concluir que la mayor concentración producto de la operación no es significativa y, por ello, no generaría riesgos relevantes para la libre competencia en el mercado de los servicios de alojamiento hotelero.
 
A la fecha de la consulta al TDLC, el Fondo de Inversión Hotelera participaba en Chile en la propiedad de los hoteles Intercontinental, Ritz Carlton y Crowne Plaza.
 

Comparte en: