Suscríbete
Internacional

San Francisco es la primera ciudad en prohibir el uso de reconocimiento facial

Ya hay otras regiones como Oakland y Berkeley en California que están considerando realizar movimientos similares. Además de prohibir el reconocimiento facial por considerar que es demasiado perjudicial para las libertades civiles de los residentes también crearon un proceso para que el departamento de policía revela qué clase de tecnología utilizan.

16 Mayo, 2019 Comparte en:
Cristina Bastidas

Según el portal de noticias tecnológicas Fayer Wayer, en la actualidad existe cierta preocupación por lo intrusivas que resultan algunas de las tecnologías de seguridad y vigilancia, y ante esto tenemos que San Francisco ha decidido prohibir el uso de herramientas de reconocimiento facial para el departamento de policía y otras agencias gubernamentales.

Con esto, San Francisco se convierte en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir el uso de la mencionada tecnología, aunque ya hay otras regiones como Oakland y Berkeley en California que están considerando realizar movimientos similares.

La ordenanza fue aprobada en San Francisco con 8 votos a favor y 1 en contra, y además de prohibir el reconocimiento facial por considerar que es demasiado perjudicial para las libertades civiles de los residentes, crea un proceso para que el departamento de policía revela qué clase de tecnología utilizan, como los lectores de placas y los simuladores de sitios celulares que pueden rastrear los movimientos de la población.

Gerd Altmann - Pixabay.com

En Chile existe un debate entre quienes están de acuerdo y los que no. Por un lado, los entes gubernamentales sugieren que esto servirá para combatir el delito en su máxima expresión permitiendo que se detecte más rápidamente al delincuente, pero, por otro lado, existen grupos de ciudadanos de derechos humanos que consideran que esto vulnera la privacidad y el espacio familiar, cruzando la línea de las libertades individuales.

Para el Consejo para la Transparencia (CPLT) en Chile, se trata de una de las medidas “tecnológicas extraordinariamente invasiva, equivalente a una muestra de sangre” y que obliga a pagar a justos por pecadores al generar un levantamiento permanente de datos personales de gente que mayoritariamente no tienen antecedentes delictuales”.

Según reseña el medio digital El Dínamo de Chile, “en marzo de 2016 la Corte de Apelaciones de Santiago acogió un recurso de protección interpuesto por un grupo de vecinos de Las Condes contra los globos y decretó el cese inmediato de su funcionamiento, por considerar que atentaban contra el derecho a la privacidad y la inviolabilidad de los hogares. Pero tres meses después la Corte Suprema revocó la decisión”.

Comparte en: