Suscríbete
Internacional

Resguardo de datos personales en Australia

Mientras el gobierno espera despachar este jueves una ley que exige a las empresas a colaborar con investigaciones de delitos cibernéticos, un estudio revela que un tercio de las firmas que componen el mercado legal no invierten en seguridad informática.

5 Diciembre, 2018 Comparte en:

Fernanda Robles

En estos días la ciberseguridad parece ser un tema que está preocupando a los australianos. Justo cuando el Gobierno presenta un proyecto de ley que busca proteger los datos personales de sus ciudadanos, una investigación deja al descubierto las inseguridades que tienen los profesionales del sector legal: sólo el 21% de los abogados confía en que sus firmas pueden enfrentar un ataque cibernético.

Según un estudio realizado por GlobalX y la Australasian Legal Practice Management Association (ALPMA), un tercio de los despachos que existen en Australia no invierte en seguridad informática.

Respecto de la percepción que tienen los juristas de este tema, la investigación además plantea que una de sus principales preocupaciones se relaciona con la protección de los datos de sus clientes: el 79% manifestó sentir intranquilidad por la ciberseguridad dentro de sus estudios.

Digitalización y datos personales

En un artículo publicado en Australasian Lawyer, el CEO de GlobalX, Peter Maloney, señaló que las compañías que trabajan con datos personales e incorporan de manera tardía tecnología en sus procesos de seguridad, tienen más riesgo de ser víctimas de ataques cibernéticos.

“Confiar en un proveedor de software no es suficiente, las firmas deben invertir en capacitar a su personal y en adquirir softwares avanzados que monitoreen de forma proactiva y reactiva la información de sus clientes”, afirmó Peter Maloney.

Ante los desafíos que deben enfrentar los estudios respecto a la protección de datos personales, el líder de Deloitte Asia-Pacífico, James Nunn-Price, señaló su inquietud frente al tema. “El ransomware, programa utilizado dentro de las empresas para controlar las comunicaciones de correo electrónico, es una de las amenazas mundiales de ciberdelito más comunes y genera grandes pérdidas anuales para la industria legal en Australasia”.

Leyes cibernéticas versus el temor de las empresas tecnológicas

Todo indica que el acuerdo entre los dos partidos políticos más grandes de Australia, permitiría que este jueves el Parlamento despache una ley que exige que las compañías que prestan servicios de mensajería colaboren con las agencias gubernamentales en lo referente a las comunicaciones encriptadas que delincuentes y terroristas utilizan para cometer ciberdelitos.

Pero no todos están de acuerdo con las obligaciones que impondría esta ley. Los más críticos son Google, Facebook y grupos defensores de la privacidad, quienes advierten que la norma podría debilitar la seguridad cibernética y aumentar las vulnerabilidades.

De ser aprobada la iniciativa, Australia podría obligar las empresas a eliminar sus protecciones electrónicas, ocultar las operaciones encubiertas de las agencias gubernamentales y ayudar en el acceso a dispositivos o servicios. Los servicios de mensajería como Facebook y WhatsApp, así como también plataformas de juegos con servicios de chat, podrían verse forzados a colaborar con los servicios de inteligencia.

Ante esta polémica, la ONG Digital Industry Group Inc. (DIGI), advirtió al Parlamento que de ser aprobada la normativa, compañías como Twitter, Amazon y Google estarían obligadas a crear “puertas traseras” que generarán vulnerabilidades que podrían aprovechadas por hackers.

 
También te puede interesar:
España ya tiene su Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales
Ciberamenazas: pocas empresas toman medidas para prevenirlas
Ciberseguridad: aprender a pensar como un hacker

Comparte en: