Suscríbete
Internacional

Presidencia de Chile presenta proyecto para inscribir a hijos no nacidos

El Presidente de la República Sebastián Piñera firmó el proyecto denominado Ley Mortinato, que busca inscribir y sepultar hijos fallecidos antes de nacer.

22 Agosto, 2018 Comparte en:
Fernanda Robles

Durante esta semana, el Presidente de la República Sebastián Piñera, ingresó una iniciativa al parlamento que busca reconocer el derecho natural de los padres de individualizar y sepultar a los hijos fallecidos antes de nacer.

Según señala el documento que fue ingresado al Congreso por el Presidente “este proyecto no pretende modificar ninguna norma relativa al derecho civil patrimonial; su único objetivo es avanzar en la humanización del trato a aquellos bebés que mueren antes de nacer y en la validación y valoración del duelo de las madres y familias que pierden a su hijo durante la gestación”.

Actualmente, los padres pueden inscribir y sepultar a sus hijos en el registro de muertes fetales del Registro Civil,  pero solo con la denominación de NN —hijo de (nombre de la madre)—. Ante esto, la iniciativa busca modificar el artículo 49º de la ley Nº 4.808 que rige al Registro Civil, organismo público encargado de la identificación e inscripción de nacimientos, defunciones, matrimonios, entre otros actos y hechos relativos a personas físicas.

De ser modificado el artículo en cuestión quedaría de la siguiente forma: “Se inscribirá en este registro, a solicitud del padre o de la madre, a la criatura que muere en el vientre materno o que perece antes de estar completamente separada de su madre o que no haya sobrevivido a la separación un momento siquiera”. Dicha inscripción sería de carácter voluntario.

En el caso del feto mortinato, “el otorgamiento de la licencia o pase de inhumación se sujetará a las formalidades prescritas por el artículo 46º y 47º en lo que fueren aplicables”. Además se plantea que todas las personas que cuenten con un certificado médico de defunción anterior a la entrada en vigencia de la ley podrán solicitar la inscripción .

De ser aprobado el proyecto, se creará un registro nacional especial que permitirá a los padres podrán inscribir el nombre y apellido de sus hijos fallecidos además de individualizar el sexo y el nombre del padre y la madre.

Opiniones académicas

En los últimos días la iniciativa ha sido cuestionada desde distintos sectores por la “letra chica” que conlleva el proyecto, esto es, que se busque instalar la idea de que el nonato es persona justamente cuando el Congreso discutirá en septiembre el proyecto de aborto libre.

Tomás Jordán abogado constitucionalista de la Universidad de Chile, afirma que si bien el proyecto complementa a la normativa que existe actualmente hay un discurso político en la iniciativa. “Claramente hay una voluntad de transformar un proyecto muy específico en una especie de defensa del hijo que está en el vientre materno o el derecho a la vida, cosa que es incorrecta porque la protección de la vida del que está por nacer, es para el que está vivo dentro del vientre materno”, dice.

En la misma línea Cristián Riego profesor de derecho de la Universidad Diego Portales sostiene:”Yo creo que este es un proyecto inaceptable que busca legislar ideas religiosas y que constituirá un obstáculo para la legislación en materia de aborto”.

Por otro lado, Pablo Cornejo, profesor de derecho civil de la Universidad Alberto Hurtado, señala:”No es una letra chica porque la discusión constitucional se va a dar bajo premisas distintas, esta es la premisa de interpretación constitucional, donde el elemento legal puede no tener tanta relevancia.” Y agrega: “Yo creo que si implica el acercamiento hacia el reconocimiento de una persona porque el  identificar el nombre conlleva un reconocimiento de una esfera moral protegida. Pero eso no condiciona otra discusión ya que se dan en tonos distintos”.

Comparte en: