Suscríbete
Chile Internacional

Nuevo Fiscal Nacional hace profunda autocrítica al Ministerio Público

En consejo consultivo de Paz Ciudadana, dijo que tanto las fiscalías como las policías se encuentran “al debe” en los delitos contra la propiedad, donde no hay imputado ni mayores antecedentes, pues es ahí donde los fiscales se jugarían parte importante de su responsabilidad con la comunidad. Anunció un nuevo trato a las víctimas de delitos y trabajar, no para terminar causas, sino para esclarecer los hechos.

4 Diciembre, 2015 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 
Sofía Martin
 

jorge-abbott-fiscalia-de-chileFiscalía de Chile
Jorge Abbott, quien acaba de asumir como nuevo Fiscal Nacional, dio los lineamientos de lo que será su gestión en los próximos 8 años, esta mañana en el consejo consultivo de la Fundación Paz Ciudadana.

“Hoy tenemos que medirnos en función de nuestra propia realidad, de un sistema moderno con recursos que no son pocos”, dijo criticando que hasta la fecha se los haya evaluado en comparación con el sistema penal inquisitivo que regía en Chile hasta que se implementó la reforma procesal penal desde 2000 en adelante.

También dijo que tanto las fiscalías como las policías se encuentran “al debe” en los delitos contra la propiedad, donde no hay imputado ni mayores antecedentes, pues “es ahí donde se juega parte importante de la responsabilidad con la comunidad”, ya que “el delito flagrante es una mera constatación”.

“Nos hemos propuesto transitar a un nuevo paradigma, insertarnos plenamente en el Estado y que el Ministerio Público no sea un órgano aislado”, si bien entendía que en sus inicios, la entidad hubiera querido “instalar la autonomía”. “Debemos abandonar defensas corporativas y hacernos cargo de las críticas”, añadió.

Luego explicó cómo, con la modificación a la ley orgánica del ente, se podrá contar con abogados asistentes que comparezcan a las audiencias y que puedan liberar a los fiscales de un trabajo rutinario que les impedía enfocarse en las investigaciones: “Teníamos prácticamente a todos los fiscales en audiencia hasta las dos o tres de la tarde”. En el plazo de 3 años van a existir 122 nuevos fiscales y más funcionarios de apoyo, complementó.

Lo que Chile necesita

Así como Abbott, quien fue fiscal regional de Valparaíso hasta 2010, hizo una fuerte autocrítica respecto de que el incentivo que tenían las fiscalías había estado puesto en la terminación de los casos y no en la investigación para esclarecer los hechos. Es así como anunció la creación de unidades de análisis criminal, con apoyo y capacitación de Paz Ciudadana, donde las ya existentes tendrían “experiencias exitosas”.

“Tenemos con las víctimas una tremenda deuda; ellas reclaman que no son escuchadas”, dijo, explicando que hay falencias en la atención que reciben, en la toma de declaraciones en los primeros momentos, y que se pierde información importante. “Muchas veces hemos trabajado para los números”, agregó.

También criticó que hoy no se realicen evaluaciones de los fracasos: absoluciones y decisiones de no perseverar.

Asimismo, dijo que había estado fuera del Ministerio Público 3 años: un año no tramitó casos penales, “cumpliendo los estándares éticos del Colegio de Abogados”, pero los dos años siguientes sí lo hizo, lo que le permitió conocer los problemas que tienen los distintos intervinientes en el sistema penal.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn