Suscríbete
Internacional

Justicia restaurativa: otra de las nuevas tendencias en materia penal

Mediaciones y conferencias familiares son algunos de los mecanismos que, a través del diálogo, buscan solucionar conflictos penales y reintegrar tanto a la víctima como al ofensor. Para conocer en qué consiste revisa este video explicativo.

5 Diciembre, 2018 Comparte en:
Fernanda Robles

En el sistema de enjuiciamiento criminal, el uso de justicia restaurativa partió como una alternativa a las sentencias que los jueces ocupan tradicionalmente para condenar un delito, como el pago de multas o la privación de libertad.

Aunque pareciera ser un concepto nuevo, no está ni cerca de serlo. Hace más de 3 décadas que países occidentales utilizan procedimientos restaurativos para solucionar conflictos penales. En toda Europa, por ejemplo, es usual que exista algún mecanismo de este tipo en los sistemas de justicia juvenil y adulto.

¿En qué consiste?

Mediante el diálogo, se busca conocer las necesidades y la responsabilidad de las partes involucradas, para así poder “reintegrar” tanto a la víctima como al ofensor. Países como Irlanda del norte y Nueva Zelanda utilizan la justicia restaurativa para resolver delitos de todo tipo, a través de conferencias familiares.

Al comparar la justicia penal con programas restauradores, expertos plantean que esta última tiene un sentido educativo. “Los ofensores tienen que enfrentar la situación a través de un diálogo que se genera con la víctima. Muchas veces durante el proceso, ambos logran empatizar con sus situaciones. En una audiencia ante un juez esto no es posible porque el contexto y el lenguaje utilizado complejiza su entendimiento”, explica la directora de carrera de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales, Alejandra Mera.

Su aplicación en Chile

Según comenta Mera, la incorporación de metodologías restaurativas en Chile ha sido difícil. “A pesar de que se discutió la posibilidad de incluir la mediación en la resolución de conflictos penales, ni la reforma procesal ni la justicia penal juvenil decidieron introducirla. Ha habido mucha resistencia a este tipo de cambios”, dice.

Sin embargo, el proyecto de ley que crea el servicio de reinserción social –actualmente discutido en el Congreso– podría incorporar la mediación penal juvenil para delitos de criminalidad mediana.

El principal desafío para llegar a implementar programas restauradores, según Mera, está en que tanto las autoridades como la ciudadanía conozcan y se convenzan de que existen soluciones colaborativas y menos represiva ––para resolver conflictos penales–– que pueden ser muy beneficiosas y eficientes para la política criminal.

Si quieres saber más sobre esta tendencia, haz click en nuestro video explicativo.

Si eres profesor o tienes a tu cargo la gestión del conocimiento en tu organización, te invitamos a compartirlo con tus alumnos, con tu equipo y con tus compañeros de trabajo.

Comparte en: