Suscríbete
Chile Internacional

Inundaciones y seguros en principal centro de negocios del país

Superintendencia de Valores y Seguros solicitó a 29 compañías informar sobre su operatividad, estado de pólizas y coberturas.

24 Abril, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Millonarias. Esta es la palabra que mejor grafica las pérdidas y trastornos que provocó una inédita inundación de la principal zona de negocios de Santiago. Todas las miradas están puestas en las responsabilidades y seguros, luego que el fin de semana pasado y a raíz de un extenso frente climatológico que afectó la capital, un canal de evacuación de las aguas del río Mapocho sobrepasara su capacidad, anegando con ello bancos, empresas de telecomunicaciones, oficinas de abogados y hoteles, entre otros.
 
Según los primeros reportes oficiales, hasta seis meses podría demorar la recuperación del llamado parque Titanium —proyecto de US$80 millones y 67 mil metros cuadrados de construcción— ubicado en la comuna de Vitacura, y que entre otros alberga las oficinas centrales de Entel, Banco Bilbao Vizcaya (BBVA), Google, BTG Pactual, y Carey & Allende Abogados, entre otros.
 
El principal problema es que el torrente ingresó a los subterráneos de 3 torres que componen el parque, afectando principalmente la generación de electricidad y distribución de agua potable para unos 4 mil empleados, los que han debido ser reubicados en otras oficinas o definitivamente, trabajar de manera remota.
 
La mayoría de los arrendatarios anunciaron la interposición de demandas civiles ante los tribunales ordinarios, por los perjuicios causados, que van desde no contar con un lugar de trabajo apto para el trabajo, hasta la pérdida de documentos valiosos.

SVS oficia a compañías de seguros

En tanto, la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) —organismo autónomo, pero relacionado con el Ministerio de Hacienda y que tiene por misión velar por la transparencia de estos mercados— solicitó a 29 compañías aseguradoras informar sobre su real operatividad tras el evento climático, mediante un oficio del intendente de la organización, Daniel García.
 
El requerimiento —informó la SVS— tiene dos objetivos primordiales. Primero, que las compañías den cuenta a su regulador el estado en que se encuentran tras las inundaciones, si existen operaciones parcial o totalmente paralizadas y plazos estimados para la reanudación de ellas. Por otra parte, pide que las compañías informen si sus asegurados, como por ejemplo Autopista Costanera Norte y la empresa constructora Sacyr a quienes se les responsabiliza del desborde del río, cuentan con pólizas, indicando su cobertura y montos asociados, entre otra información relevante en materia de siniestros.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn