Suscríbete
Internacional

Encuesta británica muestra que el dinero frena al momento de buscar asesoría legal

La mayoría de los encuestados manifestó que los servicios profesionales eran demasiado caros, y el 18% de ellos expresó que generalmente buscaban algún sistema donde se les cobrara cada servicio por separado y no tuvieran que pagar por un paquete de asesoría legal, en que los costos subían considerablemente.

9 Junio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
encuestaPixabay
Camila Pantoja

Cuando un ciudadano común se enfrenta a un problema legal suele ponerse ansioso y acudir a familiares o amigos para preguntar qué hacer. Por supuesto, la mayor parte del tiempo espera que la solución le sea lo menos costosa posible.
 
La encuesta más grande que se ha realizado hasta el momento sobre necesidades legales en Inglaterra y Gales mostró que sólo el 30% de las personas busca asesoría formal cuando tiene un problema legal, y el 56% —o 1 de cada 6 personas— va a un abogado en busca de una solución.
 
¿Cuál es el factor que más incide para que no se busque asesoría profesional? El dinero.
 
La mayoría manifestó que los servicios profesionales eran demasiado caros, y el 18% de ellos expresó que generalmente buscaban algún sistema donde se les cobrara cada servicio por separado y no tuvieran que pagar por un paquete de asesoría legal, en que los costos subían considerablemente.
 
¿Cómo manejan los ciudadanos sus asuntos o conflictos legales? Más del 54% de los encuestados tuvo un problema legal en los último 3 años, siendo el problema más frecuentes los de servicios al consumidor, cambios de casa y problemas entre vecinos.
 
De la encuesta se desprende que aunque la mayoría de las personas tomó algún tipo de acción frente a la situación, en el 13% de los casos no hizo nada para resolver el problema.
 
También se supo que el 31% de los encuestados lo solucionaron por ellos mismos, y el 15% de ellos buscó ayuda en amigos o familiares. En el 30% de los casos se recibió ayuda profesional, en 5% de los casos los encuestados intentaron, pero no consiguieron obtener asesoría, mientras que en el otro 5% los encuestados trataron de solucionarlo por sí mismos pero terminaron buscando ayuda profesional.
 
“Los encuestados con menor educación formal fueron mucho más propensos a no tomar ningún tipo de acción frente al problema legal, o decidieron pedir ayuda de manera informal. Los encuestados más jóvenes decidían no hacer nada respecto al conflicto, sobre todo a expensas de la búsqueda de ayuda, mientras que los encuestados de mayor edad hicieron un gran uso de los servicios legales profesionales”, se extrae del artículo.
 
La investigación también mostró “altos niveles de satisfacción en todos los aspectos relativos a los servicios provistos”: un 78% de los encuestados estaba satisfecho con la calidad de los consejos y sólo un 7% dijo no estar conforme. Por otra parte, dos tercios de la muestra estuvieron de acuerdo con la manera en que su problema fue resuelto.
 
Las principales causas de disconformidad fueron los retrasos, errores, que la persona que tomó el caso parecía no saber lo que estaba haciendo; no obstante, un 42% de ellos no tomó acción alguna al respecto. De quienes sí se quejaron, la respuesta más común que obtuvieron fue una disculpa.
 
 
*Información basada en el artículo “Only 30% of people with legal issues seek formal advice, biggest-ever survey finds” de Legalfutures.co.uk
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn