Suscríbete
Internacional

Proceso de descarbonización de la matriz eléctrica en Chile ya está en marcha

Empresas generadoras a carbón deberán cerrar si es que no cuentan con la tecnología necesaria para capturar y almacenar sus propias emisiones de CO2. Sin embargo, el sector eléctrico privado ve como una gran oportunidad la electrificación de la demanda para dar paso a nuevas fuentes de energía no convencionales.

10 Enero, 2019 Comparte en:
Álvaro Vergara

Tras el cierre de las mesas de trabajo iniciadas en el marco de la Ruta Energética propuesta por el gobierno de Sebastián Piñera, que busca reducir las emisiones de CO2 en el país, se dio inicio al proceso de descarbonización de la matriz eléctrica nacional.

Durante el seminario sobre futuro energético organizado por la Universidad Diego Portales, donde participaron Javier Bustos, en representación del Ministerio de Energía, Paola Hartung, de parte de AES Gener y Carlos Finat, de ACERA AG, se dieron a conocer algunos de los puntos más importantes de la discusión.

Retiro o reconversión de unidades a carbón

Partiendo de la base de que la generación a carbón constituye hoy la principal fuente de generación eléctrica del país, con cerca de un 40% de la matriz, el objetivo de la mesa de trabajo fue analizar los efectos del retiro y/o reconversión de unidades a carbón sobre la seguridad y la eficiencia económica del sistema eléctrico nacional, la actividad económica local y los aspectos medioambientales que tengan incidencia.

A partir de los resultados obtenidos, el Ministerio de Energía acordará con las empresas generadoras un cronograma, y las condiciones para el cese programado y gradual de la operación de centrales a carbón, que no cuenten con sistemas de captura y almacenamiento de carbono u otras tecnologías equivalentes. “Anunciamos que es un cronograma voluntario, pero una vez que sea firmado va a pasar a ser vinculante”, explicó Javier Bustos.

En esa misma línea, indicó que ya se ha solicitado el cierre de dos unidades a partir de este año en las comunas de Mejillones y Tocopilla. Señaló además que este proceso “tiene que darse dentro de un marco donde podamos, por ejemplo, expandir la transmisión a tiempo para las centrales que van a ser necesario construir como reemplazo o también para poder empezar a hacer adecuaciones regulatorias en caso de que sea necesario”.

panelistas descarbonización Álvaro Vergara | idealisLex

Panelistas (de izquierda a derecha): Javier Bustos, Paola Hartung y Carlos Finat.

Otros mecanismos de descarbonización

Por otro lado, Paola Hartung, señaló que otro punto que se debería incluir en la discusión es que “las empresas tengan mecanismos de reducción de emisiones y que las opciones no sean sólo el cierre o reconversión de las centrales, sino que también haya una posibilidad de compensar a través de la diversificación del portafolio, por ejemplo”. Y añadió que, “el concepto de descarbonización va más allá que el cierre puntual de un set de unidades del sistema, hay más mecanismos para descabornizar la matriz energética en Chile”.

Una opción que planteó el Ministerio de Energía, es una mesa de permisos transables de emisiones. “Eso es un trabajo que se está haciendo como un mecanismo que puede generar un complemento eficiente al impuesto que ya existe y donde pueda desarrollarse un mercado de emisiones de CO2 como existe en otros países”, explicó Bustos.

Un buen negocio

“El proceso de descarbonización se irá dando de forma natural de acuerdo a las reglas del mercado”, comentó la representante de AES Gener, pues cree que cada vez las tecnologías irán abaratando los costos de producir energías renovables y será más rentable para las empresas generadoras.

Carlos Finat apuntó en la misma dirección y señaló que el sector eléctrico es clave en la reducción de emisiones de CO2, ya que existe una electrificación de demandas que hoy son abastecidas por energías convencionales. “Si consideramos eso, vemos que el sector eléctrico, con las ventajas que tiene de costos, puede ir reemplazando ventajosamente el uso de combustibles fósiles”, dijo.

En ese sentido, añadió que la descarbonización “puede ser un gran negocio para el sector eléctrico, ya que la demanda podría duplicarse. Por eso no lo vemos como una amenaza, sino como una gran oportunidad”.

También te puede interesar:
La necesidad de abogados especialistas en recursos naturales
Ley de Reciclaje impacta en productores de lubricantes, electrodomésticos y neumáticos

Comparte en: