Suscríbete
Internacional

Delincuencia, seguridad y justicia

La Fundación Paz Ciudadana presentó sus propuestas a los precandidatos presidenciales chilenos. Entre ellas, reducir la descoordinación entre las policías e ineficiencias en el uso de recursos públicos; y también incorporar en el diseño de plazas y calles criterios de planificación urbana que promuevan la prevención del delito.

26 Julio, 2017 Comparte en:
delincuenciaPaz Ciudadana

La Fundación Paz Ciudadana presentó a los jefes programáticos de las candidaturas presidenciales de Chile sus propuestas en seguridad y justicia para el periodo de Gobierno 2018-2022, con un fuerte énfasis en el desarrollo de acciones de prevención del delito y de control de la actividad policial.

El objetivo es lograr impactar definitivamente en los crecientes niveles de victimización y temor, que posicionan a la delincuencia como una de las tres principales prioridades ciudadanas de ese país.

En Chile sólo 1 de cada 10 pesos se estarían destinando a la prevención de los delitos.

Ante la delincuencia como un fenómeno complejo que varía en los distintos sectores del país, donde no todos los municipios cuentan con recursos suficientes para implementar programas de prevención, la Fundación propuso varias medidas, como la responsabilización y rendición de cuentas de las instituciones hacia la ciudadanía.

También propuso implementar programas de prevención temprana de la violencia y el delito focalizados en niños y adolescentes en riesgo de deserción escolar y de consumo problemático de alcohol y drogas, entre otras vulnerabilidades.

Además, entre las propuestas estuvo la mejora de la seguridad en los espacios públicos, como plazas y calles incorporando, desde su diseño, criterios de planificación urbana que promuevan la prevención del delito.

Modernización policial

Paz Ciudadana considera que debe existir una especialidad en policía comunitaria y policía de tránsito regionales.

En Chile, semestralmente, 4 de cada 10 hogares son víctimas de robos y hurtos. El 20% de los hogares concentra el 80% de los delitos. Pero sólo se denuncian 4 de cada 10 delitos, porque la gente no confía en el sistema.

En esta área se propuso:
– Regular las labores investigativas de la Policía de Investigaciones (PDI) y Carabineros para reducir la descoordinación entre ellas e ineficiencias en el uso de recursos públicos.

– Crear en Carabineros la especialidad de policía comunitaria, dedicada a ejecutar estrategias de reducción del delito, prestar servicios de apoyo a la comunidad y víctimas.

– Garantizar que el Ministerio del Interior defina las estrategias y controle el accionar de las policías, tal como dicta la Ley, enfocando las acciones de Carabineros en la prevención del delito.

– Crear una policía de tránsito en el nivel regional, que permita liberar a Carabineros de estas tareas que consumen gran cantidad de recursos, con el fin de privilegiar la prevención de los delitos en los territorios.

Esta última propuesta ya ha generado amplia discusión en los medios chilenos.

Lee las propuestas para mejorar la seguridad ciudadana a 2020 aquí.

Comparte en: