Suscríbete
Internacional

¿Cómo decido qué tipo de abogado quiero ser?

Para los abogados elegir una especialidad es una decisión muy importante. Aquí te damos tres datos para tomar una decisión informada.

16 Mayo, 2017 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las firmas de abogados prestan servicios en una amplia gama de especialidades, o “áreas de práctica”, pero la mayoría de los abogados que trabajan allí se especializan en sólo un área -o incluso en una subespecialización- después de egresados.

El proceso de especialización varía en cada abogado y puede depender del tipo y tamaño de la firma en la que hicieron la práctica como aprendices cuando aún estaban en la universidad y en las áreas en las cuales pudieron experimentar durante su estadía, según informa el diario británico The Guardian.

Muchos abogados que se acercan a la titulación descubren que la economía juega un papel importante en los departamentos que tendrán vacantes disponibles. Por ejemplo, habrá menos demanda de abogados de fusiones y adquisiciones corporativas durante una crisis económica, pero más en los servicios de insolvencia.

Por lo tanto, es poco probable que tengas completa libertad cuando se trata de elegir un área de práctica -es más probable que escojas dentro de la gama de opciones disponibles-. Sin embargo, puedes maximizar tu control a través de una investigación, ganando experiencia laboral siempre que sea posible, y postular a áreas específicas basadas en tus preferencias.

1. Investigación

Antes de digerir la gran variedad de especialidades que hay disponibles dentro de la profesión de los abogados, necesitas preguntarte si estás interesado en el derecho comercial (donde trabajarías para las empresas y organizaciones), derecho de familia/cliente privado (donde trabajarías para los individuos ), O el derecho penal (donde defenderías o enjuiciarías a personas acusadas de delitos).

Las áreas de práctica que ofrece una empresa se determinarán por el tipo de cliente que atienden. Por lo que antes de postular, hay que considerar el tipo y el tamaño de la firma en la que desea trabajar. Hay toda una serie de organizaciones, desde las pequeñas prácticas que sirven a sus comunidades locales hasta las Biglaw que sirven a las corporaciones multinacionales. ¿En qué espectro te ves?

Mira los departamentos importantes dentro de una firma -estas son las áreas de práctica que tienen más probabilidades de tener puestos de trabajo disponibles-. Sería imprudente obsesionarse en encontrar un papel en una pequeña empresa de nicho con sólo unos pocos abogados.

Los sitios web de los estudios de abogados ofrecen una idea de esto: mire cuántos abogados componen cada departamento, qué departamentos son los que tienen más información y cuáles son los acuerdos más recientes que se cubren con mayor prominencia. También puede llamar o enviar un correo electrónico al equipo de reclutamiento para preguntarles cómo se ponderan las áreas de práctica.

2. Experiencia laboral

La única manera de saber con certeza si un área de práctica es la adecuada para ti es mediante la experiencia personal. Charlotte Bown, una asociada de Watson Farley & Williams, dice: “La experiencia de trabajo es la forma de encontrar el tipo de carrera que más te gustaría tener. Ni siquiera tienes que estar en el área de práctica que más le interesa. Incluso, si decides que las áreas que experimentaste no eran para ti, tu opinión y comprensión es una mucho más informada. También te ayudará a tus futuras postulaciones la formación previa”.

Las prácticas durante las vacaciones de verano en las empresas son probablemente la forma más valiosa de experiencia laboral, ya que tienden a abarcar múltiples áreas de práctica en el curso de unas pocas semanas y son una parte importante para los procesos de contratación posteriores.

Sin embargo, hay varias otras formas de experiencia laboral y todas son útiles. Toma la iniciativa y ponte en contacto con las firmas locales para preguntarles si puedes ayudar durante un par de semanas o incluso para ser solo la sombra de uno de los abogados por un día o dos -hablar con los abogados sobre sus trabajos y verlos trabajar puede ser muy instructivo-. Mientras tanto, los interesados en áreas como el derecho de familia, la delincuencia, la inmigración y los derechos humanos podrían ser voluntarios en un centro legal de las Oficinas de gobierno.

También hay muchas oportunidades de contacto directo con abogados en presentaciones, congresos y ferias universitarias de derecho, por ejemplo, que permiten al candidato saber más sobre lo que realmente es ser Un cierto tipo de abogado.

3. Entrenamiento

Con una extensa investigación y una experiencia en el trabajo legal, estarás bien equipado para orientar tus solicitudes a las empresas que operan en las áreas que realmente te interesan. Cuando partes el entrenamiento es cuando el proceso de especialización realmente comienza.

La etapa final del proceso de especialización puede ser competitiva. James Down, un asociado de Hill Dickinson, dice: “En mi empresa, se publica una lista de los trabajos disponibles antes de la calificación y el término de la práctica, y los estudiantes se aplican para postular a lo que quieren a través de un CV y ​​una carta de presentación. Si varias personas solicitan el mismo puesto, hay un proceso de entrevistas”.

Recuerda que la realidad de trabajar en un área puede ser muy diferente de lo que imaginabas, así que no excluyas todas las otras posibilidades a favor de una sola. Charlotte Brett, una abogada de Foot Anstey LLP, recomienda mantener una mente abierta. “Terminé disfrutando de cosas que nunca pensé que haría, y ciertamente nunca esperé calificar como una abogada corporativa cuando era estudiante”, dice.

Sophie-Burton Jones, un asociado de Mills & Reeve, agrega: “No te metas en una idea rígida para tu carrera profesional. Algunas personas comienzan pensando que tienen que calificar en un área determinada, pero lo que realmente disfrutas podría ser algo inesperado. No estaba eligiendo el área comercial durante mi práctica, pero una vez que lo experimenté, sabía que era para mí”.

* Esta es una traducción de la nota titulada “How do I decide what type of lawyer I want to be?”, publicada en The Guardian. Lee el artículo completo en inglés aquí.

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn