Suscríbete
Internacional

China sigue inflexible después de un año del arresto masivo a abogados

Aún permanecen 23 encarcelados. Las autoridades los acusan de subversión, mientras que organizaciones humanitarias pelean por su liberación.

19 Julio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

chinaPixabay

 
Ya ha pasado un año desde el llamado “709 crackdown” cuando las autoridades chinas detuvieron el 9 de julio de 2015 a 319 abogados, trabajadores de estudios de abogados y activistas de todo el país. Aún el gobierno no cede y mantiene detenidos a 23 defensores de los derechos humanos, 17 de ellos incomunicados y que corren riesgo de ser torturados, es lo que denuncian sus familiares y compañeros de profesión.
 
La mayoría de ellos sufrió un breve arresto durante el cual se les sometió a intensas sesiones de interrogatorios, pero luego fueron liberados. Pero 23 permanecen arrestados hasta el día de hoy y, a excepción de 6, ninguno ha tenido acceso a un abogado de su libre elección o a hablar con sus familiares, según la información recabada por China Human Rights Lawyers Concern Group.
 
Expertos como Teng Biao, uno de los más destacados defensores de la democracia en China, consideran este acto como un ataque contra la sociedad civil. “(El presidente chino) Xi (Jinping) es alguien que vive en los años 60. No acepta ideas de democracia, constitucionalismo o derechos humanos. Lo que ha estado haciendo y lo que va a seguir haciendo tiene un único objetivo: mantener el poder del Partido Comunista”, sostiene Teng. En su opinión, las acciones del partido único evidencian “su profundo miedo a una revolución” en un momento de “crisis ideológica” y en medio de la desaceleración de la economía, la corrupción, los desastres medioambientales o conflictos en Xinjiang o el Tíbet.
 
Las autoridades ahora acusan a todos los abogados detenidos de “subversión” y en caso de ser declarados culpables, podrían pasar el resto de su vida en la cárcel. Un portavoz del Ministerio de Exteriores, Hong Lei, dijo al preguntarle por este aniversario que “China es un país basado en la ley y las autoridades judiciales actúan de acuerdo con la ley. Los países extranjeros no deberían interferir”.
 
Los familiares de los arrestados también afirman sufrir el acoso de las autoridades y han sido amenazados para que no hablen con los medios o protesten.
 
Como conmemoración al aniversario de los arrestos, The Council of Bars and Law Societies of Europe (CCBE) firmó una carta junto con China Human Rights Lawyers Concern Gruop, haciendo un llamado al gobierno chino para que los abogados sean liberados.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn