Suscríbete
Internacional

Los bots serán ilegales en California si no informan su identidad artificial

La prohibición, que comenzará a regir el 1 de julio de 2019, alcanza a las interacciones que tienen como propósito incentivar una compra o una venta de bienes o servicios en una transacción comercial, o bien influir en los votos de una elección.

18 Diciembre, 2018 Comparte en:
botsClker, Pixabay
S. Martin

El 1 de julio de 2019 entrará en vigencia en California, EE.UU., una norma que modifica el “Business and Professions Code”, en lo referente a los bots. La regulación ya fue aprobada por el Gobernador de ese estado, el 28 de septiembre pasado.

De acuerdo al sitio leginfo.legislature.ca.gov, las leyes existentes regulan diversos negocios para, entre otros objetivos, preservar y regular la competencia, prohibir malas prácticas comerciales y normar la publicidad.

Este proyecto, salvo ciertas excepciones, establece que es ilegal usar un bot para comunicarse o interactuar online con una persona en California, con la intención de hacer creer al otro que su interlocutor es humano, sin transparentar la “identidad artificial”, queriendo engañando al otro acerca del contenido de la comunicación, con el objeto de incentivar una compra o una venta de bienes o servicios en una transacción comercial o para influir en los votos de una elección.

Definiciones legales

La iniciativa define diversos términos tecnológicos (y no tanto):

– bot: cuenta online automatizada, en la que todas las acciones o posts, o una parte sustancial de ellos, no son realizados por una persona

– online: aparecer en cualquier sitio web accesible públicamente, aplicaciones web o digitales, incluyendo redes sociales

– plataforma online: cualquier sitio web accesible al público, aplicaciones web o digitales, incluyendo redes sociales, que tengan 10.000.000 o más de visitantes o usuarios únicos mensuales en Estados Unidos, durante los 12 meses previos

– persona: persona natural, empresa, compañía de responsabilidad limitada, asociación, joint venture, estate, fondos, gobiernos, subdivisión o agencias gubernamentales, u otra entidad legal, o cualquiera de las combinaciones ya mencionadas

La norma también establece que la revelación requerida deberá ser clara, visible y razonablemente diseñada para informar a las personas con quienes los bots se comuniquen o interactúen, que se trata de un software.

 
También te puede interesar:
Los chatbot legales comienzan a realizar trabajo de orientación jurídica
Conversando con un bot
Jueces e inteligencia artificial en China, columna de Matías Aránguiz

Comparte en: