Suscríbete
Internacional

Las reales posibilidades de que las abogadas lleguen a puestos directivos

Mediante un análisis de la realidad de distintos países, se puede apreciar los esfuerzos que se realizan para evolucionar. Hoy existen más hombres como socios de estudios jurídicos, que mujeres. ¿Una idea? Los clientes pueden presionar para que esto cambie.

10 Julio, 2017 Comparte en:
P. Cavalli

Uno de los temas que aún no se resuelve, ni en Latinoamérica ni en el mundo, es la desigualdad entre hombres y mujeres en el mundo laboral. No solamente sueldos desiguales para un mismo trabajo, sino que también las posibilidades considerablemente menores que tienen ellas para alcanzar cargos directivos en comparación con sus pares masculinos. Y el mundo legal no es la excepción.

La intención de cambiar esta realidad está, pero no con la suficiente fuerza. Por ejemplo, en el estudio de abogados Cuatrecasas, firma de España y Portugal, la mitad de sus profesionales son mujeres (392 abogadas frente a 391 abogados). “El despacho, fiel a su compromiso de incrementar la representación femenina en puestos directivos y órganos de gobierno, ha hecho 17 nombramientos en los últimos tres años y actualmente 145 mujeres ocupan cargos de responsabilidad”, dice Marc Gericó, managing partner de Gericó Associates, consultora en marketing jurídico y comunicación legal. Sin embargo, aún la cuota de socios es bastante desigual: 27 abogadas versus 176 abogados.

Pronóstico australiano

En Australia, se hizo un estudio donde se le preguntó a 11 expertos de la industria legal si creen o no que un mayor porcentaje de mujeres logrará ser socia en un estudio de abogados respecto a la cantidad que lo logró el año pasado. El consenso general fue que si bien ninguno de los expertos está previendo una “recuperación mágica de las mujeres sobre sus compañeros masculinos en cualquier momento en el futuro cercano”, sí habrá un mayor equilibrio en 2017, cuando más abogadas alcanzarán esta meta.

“Creemos que el cambio al equilibrio de género en el nivel superior es inexorable, y es sólo una cuestión de tiempo para que la industria se reequilibre apropiadamente”, dijo Patrick Ng, consultor principal de InPlace Solutions a Lawyers Weekly.”Por lo tanto, esperamos mejoras en la equidad de género dentro de los socios en los estudios de abogados, y que a medida que los abogados mayores se retiren, llegue la modernidad”.

Claire Martin, jefa en Kreisson, dijo que muchas mujeres exigen un asiento en la mesa, hoy más que nunca: “Las mujeres necesitan apoyarse y animarse mutuamente, pero lo más importante es que los hombres deben crear oportunidades”. Y añadió: “Quiero ser la jueza que gobierna la Lista de Bienes Raíces del Tribunal Supremo de New South Wales algún día, así que miro a las juezas como Julie Ward o Elizabeth Evatt, que han podido tener carreras muy importantes mientras arman una familia”.

“Si hablamos de Derecho, Australia está definitivamente detrás de la curva, cuando se trata de diversidad”, dijo Murray Lawson, director senior de FTI Consulting. “Además de las empresas, también creo que los clientes podrían desempeñar un papel importante en fomentar la diversidad en los despachos de abogados”.

Mark Vincent, director de Shelston IP, dijo que los despachos deben proporcionar el apoyo adecuado para retener a las mujeres y animarlas a progresar en sus carreras, en lugar de abandonar la profesión para encontrar ambientes de trabajo más flexibles y de apoyo. “Una manera de hacer esto es asegurar que está bien que los hombres tomen descansos en su carrera y trabajen con flexibilidad, y así crear un ambiente de apoyo para todos”, dijo Vincent. Y agregó: “debe también ser reconocido que algunas personas eligen no escalar en sus carreras y prefieren tener un trabajo manejable, para así poder concentrarse en sus compromisos personales y familiares”.

Además, Brendan Smart, gerente general de ventas de InfoTrack, dijo que las empresas deben entender los desafíos que enfrentan las mujeres en la ley y trabajar para mitigarlas.

“Mirando simplemente las estadísticas, uno debe decir que hay más mujeres que alcanzarán el cargo de socias, pues ha habido más mujeres que se gradúan y que toman seriamente la práctica del Derecho, en comporación a los hombres por algún tiempo hasta ahora; sin embargo, en realidad hay desafíos que enfrentan las mujeres en este rubro, que probablemente son la razón por la cual esto no se produce”, explicó.

Y estas cuestiones son las diferencias salariales entre hombres y mujeres, el modelo de horas facturables que propician un horario laboral más largo. Así, muchas mujeres abandonan la profesión, ya sea para iniciar familias o asumir papeles en los departamentos jurídicos corporativos o empresas, donde tienen mejores horarios.

En conclusión, mientras que la mayoría de los expertos pronosticaron un crecimiento en el número de abogadas socias para este año, y expresaron su opinión de que las firmas de abogados deben hacer más para ayudarlas, otros tuvieron un planteamiento diferente: “La designación de la posición de socio es, o debería ser, basada en el mérito y no en el género”. Esa fue, al menos, la postura de Grant Shoebridge, director de Shelston IP.

Por su parte, Lachlan McKnight, director ejecutivo de LegalVision, dijo: “supongo que [un mayor porcentaje de mujeres logrará ser socia en 2017 en comparación con 2016], pero creo que es, porque cada vez menos abogadas consideran formar una familia”.

Caso sudafricano

Por otra parte, el juez sudafricano Raymond Zondo, quien actuamente sirve como Director Adjunto de Justicia de Sudáfrica ha reconocido que la profesión legal en el país sigue siendo sexista y que las abogadas permanecen marginadas en casi todas las áreas de práctica.

Zondo, al dirigirse a los miembros del Colegio de Abogados de Sudáfrica también agregó que había una escasez de mujeres en casi todas las ramas del derecho.”Ésas son ramas que tienden a ser financieramente más gratificante para los hombres. Por supuesto, las mujeres están excluidas del trabajo legal que tampoco es económicamente gratificante para ellas, simplemente porque las grandes facciones de nuestra sociedad siguen careciendo de confianza en las mujeres profesionales, solo por ser mujeres” dijo al sitio News24.

Mujeres en el arbitraje

Leaders League entrevistó a Montserrat Manzano, jefa de Young Arbitrators Initiative (YAI), por su notable trabajo en el área de arbritraje, sector siempre dominado por hombres, en Estados Unidos.

Por eso, reflexionó, entre los aspectos más desafiantes para una mujer que decide seguir una carrera a largo plazo en el arbitraje es tener confianza y saber que con la educación adecuada, el éxito es lograble.

Se sabe que profesionales mayores, hombres y quienes hablan inglés nativo son los que tienen éxito en el campo del arbitraje; entonces, la premisa de Montserrat Manzano es: “Yo no soy hombre, no hablo inglés nativo y me especializo en arbitraje. Lo que nos llevaría a concluir erronamente que ‘no tendré éxito en el campo del arbitraje’. De hecho, siendo una abogada joven, mujer, latinoamericana, es fácil encajar en las tres categorías que difieren de la norma establecida. Sin embargo, también es un desafío motivador para demostrar que esta regla está equivocada”.

Aunque hombres y mujeres son iguales, añadió, la capacidad para equilibrar los roles profesionales con el de madre, tiene un gran impacto en el futuro de las abogadas. “Debemos estar abiertos al respecto con nuestros empleadores y esforzarnos por abrazar la diversidad. En América Latina las mujeres, además, enfrentan una barrera cultural y social que probablemente ha sido superada en otras sociedades más avanzadas. Sin embargo, el cambio social se está desarrollando rápidamente, la tecnología amplía las posibilidades y sin duda será un aliado importante para las mujeres latinoamericanas que avanzan con carreras en el arbitraje”, cerró.

NOTA DEL EDITOR: Con fecha 12 de julio se publicó en el sitio especializado Confilegal, que la Asociación Europea de Arbitraje se comprometió a que más del 30% de sus árbitros designados en 2017 sean mujeres y declararon que “canalizarán los esfuerzos para que exista más paridad en las listas de posibles árbitros”.
 

Comparte en: