Suscríbete
Entretención

Matcha: la bebida que busca destronar al café

Además de sus miles de propiedades, no acelera el ritmo cardiaco como el café sino que te mantiene despierto con calma y reduce el estrés.

19 Diciembre, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
japan-1604873_1920Fukuoka, Pixabay
Pierina Cavalli

Según la Universidad de California, el matcha ayuda a prevenir la gastritis. La de Michigan, dice que es buena medicina para combatir la artritis reumatoide, y la de Purdue (Indiana), declara que inhibe el crecimiento de las células cancerígenas. Es que el matcha, no para de sorprender con su larga lista de beneficios que va desde una bomba de antioxidantes a un desintoxicante, pasando por un quema grasas.

¿Qué es?

La palabra “matcha” literalmente significa “té en polvo”, por consiguiente esta bebida proviene de las hojas de té verde molidas. Mientras que el tradicional se infusiona en agua caliente, donde se termina consumiendo solo el 10% de sus propiedades, con el matcha se está ingiriendo la hoja entera, por lo que todas sus propiedades llegan directamente al organismo.

Además, las hojas que se usan para el matcha, tienen otro procedimiento de cultivo a las del té verde tradicional. Éstas se cubren y se dejan a la sombra por 30 días antes de su cosecha, para que no les llegue luz directamente y así aumentar su concentración de clorofila, aminoácidos y antioxidantes. Después de que son cosechadas las hojas, se les saca el tallo y las venas, para pasarlas por un molino de piedra. El resultado es un polvo parecido a la textura del talco de un intenso color verde.

Casi milagroso

Dentro del grupo de antioxidantes de los polifenoles están las catequinas, “capaces de proteger las células del estrés oxidativo y los radicales libres”, explica Elisa Escorihuela, nutricionista del Centro Nutt a la revista S Moda del diario español El País. La catequiza es un tipo de antioxidante que destaca en el matcha; pero también contiene EGCG, proveniente del mismo grupo de antioxidantes, ligado a la salud cardiovascular y al metabolismo. “Al ser un drenante natural, nos ayuda a eliminar los excesos de colesterol y triglicéridos, y ayuda con el hígado graso”, señala Conchita Vidales, director médico de Nutrimedic. También posee vitaminas, aminoácidos y minerales como el zinc, selenio, magnesio que igualmente actúan como antioxidantes para aumentar la capacidad defensiva del organismo.

El nuevo café

El hit del matcha viene ya hace casi dos años, de la mano de estrellas y personajes de la vida saludable que lo toman. Pero también, en Nueva York hay barras donde se puede tomar este té al paso, como si se tratase de un espresso. Panatea, MatchaBar, Chalait pasan llenos de neoyorquinos haciendo fila en la mañana para energizarse con la bebida. Y esto es gracias a la L-teanina, un aminoácido presente en el matcha, que ayuda a aumentar la concentración y la memoria, además de ayudar a “cargar las pilas”, pero no con los efectos secundarios del café, como el aumento de la presión arterial, sino todo lo contrario: aumenta la calma y reduce el estrés.

Por esto, lo ideal es tomarlo en la primera mitad del día y no abusar de él, ya que por la noche podría causar desvelo. Y lo ideal es tomarlo completamente natural, sin ningún tipo de añadidos, como por ejemplo con leche (matcha latte). Tampoco añadirle azúcar, quizás algún edulcorante natural, pero siempre es mejor tomarlo solo para que no pierda sus propiedades.

Cómo se prepara

En un cuenco agregar 1,5 a 1 gramos de matcha y luego vertir 100 ml de agua a unos 80ºC. Luego, con un chasen, batidor hecho con una rama de bambú cortado en 80 a 100 hebras, que exige hacer un movimiento de muñeca en zig zag de derecha a izquierda (ver aquí), revolver hasta que el líquido esté sin grumos y quede una espuma cremosa en la superficie. Si lo vas a probar por primera vez, es recomendable partir de a poco con la cantidad de matcha para ir asimilando el gusto.

Aparte de consumirlo como bebida, el matcha es muy versátil. Se puede utilizar en recetas de platos tanto salados como dulces, especialmente para dar color. Como por ejemplo, los wagashi, un tipo de dulce japonés que acompaña al té verde, con sabor muy neutro y con una estética ultra detallista.

Dónde comprarlo

En Adagio venden matcha japonés de la región de Uji, Kyoto. Los 57 gramos valen $15.000.
En La Tetería hay matcha japonés a $25.000 los 30 gramos y chino a $12.000 los 100 gramos.
En la tienda virtual ArTea, además de vender el polvo ($5.900 los 30 gramos y $9.900 los 100 gramos) venden el batidor de bambú para revolverlo ($12.900).

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn