Suscríbete
Estilo

Los tés que debes tomar en estos días de frío

Además de calentar el cuerpo este líquido aporta varias propiedades que debemos considerar en invierno, en especial para mantener un buen sistema inmunológico.

27 Julio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Pierina Cavalli

tésPixabay

 
No hay nada mejor que tomarse una tacita de té para entibiar el cuerpo. Sobre todo en estas fechas en que las mañanas cada vez están más heladas. Según cifras de Euromonitor Internacional, Chile es país que consume más té en Latinoamérica, llegando a 77 litros per cápita al año (cifra del 2014). Con la llegada de nuevas teterías y tiendas especializadas, el té ha tomado un nuevo protagonismo. Ya no se toma solamente una bolsita de té Ceylán a la hora de once, sino que su consumo se ha sofisticado a distintos tipos de té (verde, azul, negro, rojo y amarillo) y aquellos que se les agregan esencias y sabores para darles un nuevo toque.
 
Cada uno tiene un tiempo y temperatura diferente de infusión, además de distintas propiedades, por eso para esta temporada invernal hay tés más indicados que otros. Estos son:
 
1. Lapsang Souchong: Es un té negro oriundo de la provincia de Fujian en China y su nombre significa “variedad ahumada”. Según la leyenda, este té apareció durante la dinastía Qing, cuando las fuerzas armadas interrumpieron la producción anual y el proceso de secado de hojas. Con la alta demanda después de la interrupción, los fabricantes de té aceleraron su producción secando las hojas no solo al aire, sino que encima de madera de pino. Es recomendado como un té de invierno porque tiene un sabor dulce, ahumado y limpio a té, además porque se infusiona a 100ºC por lo que a los amantes del té caliente no se defraudarán.
 
2. Masala Chai: Conocido popularmente como té chai, en la cultura india “masala” significa mezcla de especias y “chai” simplemente té. La base es un té negro Ceylán mezclado con especias como canela, cardamomo, jengibre, clavo de olor, nuez moscada, pimienta, entre otras; cada lugar que mezcla este té tiene su propia lista de ingredientes. Especial para eliminar el cansancio y entrar en calor, ya que es conocido como un té revitalizante, estimulante y calórico, por el efecto que producen las especias, además de estimular la digestión, ser antiinflamatorio y prevenir las enfermedades cardiovasculares. Aromático y vigoroso se le puede añadir leche de soya o miel si deseas.
 
3. Matcha: Es un fino polvo que se hace pulverizando las hojas de té verde, solo las más finas, tiernas y que crecieron bajo la sombra (de esta forma se retrasa su crecimiento y así las hojas poseen un color verde más oscuro). Tras la cosecha, las hojas se colocan en una superficie plana para su secado, luego se les retira el tallo y las venas antes de molerlas. Contiene cientos de antioxidantes y minerales, fortalece el sistema inmunológico, ayudando a enfermarnos menos en invierno, reduce los niveles de estrés mejora la memoria y aumenta el aprendizaje de habilidades. Una forma fácil de prepararlo es poniendo una cucharada de té de matcha por taza, agregar unas gotas de agua caliente (70ºC) y revolver con una cuchara hasta que se forme una pasta, o puede usar un batidor de bambú como lo hacen en la Ceremonia de Té Japonesa. Poner el resto de agua y revolver.
 
4. Pu´erh: También conocido como té rojo, destaca por su sabor terroso y suave con tonos amaderados. Contrario a otros tés, éste es añejado, ya que sus hojas son sometidas a un proceso natural de fermentación antes de un secado suave. El resultado: una taza libre de astringencia y un cuerpo profundo e intenso. Comúnmente es asociado a la baja de peso, debido a su poder de eliminar grasas. Además reduce los niveles de azúcar en la sangre, beneficia el metabolismo hepático, desintoxica y depura la sangre. Como el té negro, también se infusiona a 100ºC.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn