Suscríbete
Estilo Gastronomía

Comer en Lima

Si vas a la capital peruana por un viaje de negocios o simplemente para una escapada de fin de semana te damos los mejores datos para ir a comer.

16 Junio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
comerIsolina Taberna Peruana
Pierina Cavalli

 
Hoy viajar a Lima, abre un gran abanico de posibilidades en cuanto a probar nuevos sabores y descubrir nuevos ingredientes. Frutas, verduras, pescados, mariscos a los que usualmente no estamos acostumbrados, a pesar de la cercanía que tenemos con el país vecino. Su diversidad y supremacía proviene de las influencias encontradas en sus platos: la cocina del antiguo Perú, de la época incaica se mezcló con la española y además, tuvo el aporte de costumbres africanas. Luego, franceses llegaron a Perú tras la revolución trayendo sus costumbres culinarias y a esto se le sumó las inmigraciones del siglo XIX, que incluyó a chinos-cantoneses, japoneses e italianos. Por lo que Perú tiene una fusión gastronómica de cuatro continentes.
 
Son muchos los lugares para elegir, pero aquí te dejamos una lista para que elijas según tus gustos.
 

Central

Elegido como el mejor restaurante peruano y número 4 a nivel mundial,según The World`s 50 Best Restaurants 2016, la propuesta del chef Virgilio Martínez es aproximarse a la gran diversidad de los ingredientes de un modo similar al que usaron los pueblos prehispánicos, a através del control vertical de pisos ecológicos. Así en su carta recorre distintos espacios: marino, bajoandino, extreña altura de la cordillera, y selvas bajas y altas. La propuesta de Martínez consiste en 4 menús de degustación, donde al lado de cada plato está indicado a cuántos metros bajo o sobre el nivel del mar son extraidos los productos. El primer menú es Alturas Mater, un trayecto a través de 17 elevaciones del territorio peruano (costo por persona s/.398, unos $82.000 chilenos). El segundo, Ecosistema Mater, un recorrido por 12 alturas de Perú (s/.318, unos $65.000). El tercero, Alturas Vegetal, de 17 espacios naturales vegetarianos (s/.398) y el cuarto, Ecosistemas Vegetal, un trayecto de 12 ecosistemas (s/.318). Para cada menú se puede optar por un servicio de maridaje de vinos opcional o también hay disponible un servicio de maridaje de néctares, infusiones y extractos.
Santa Isabel 376, Miraflores. +51 1 2428515 / 2428575. Las reservas se hacen online y actualmente están tomando hasta el 31 de agosto. Para aquellas entre septiembre y diciembre, la toma de reserva se inicia el 1 de agosto. Almuerzo desde las 12:45 de lunes a viernes, cena desde las 19:45 de lunes a sábado. Para más información hacer click aquí.
 

Maido

Este es un lugar para descubrir la experiencia Nikkei, una mezcla entre dos puntos lejanos: Perú y Japón. Considerado como el segundo mejor restaurante peruano y 13 en el mundo por The World`s 50 Best Restaurants 2016, Maido está encabezado por su chef Mitsuharu Tsumura, limeño, quien heredó de su abuela la pasión por la buena mesa. Estudió en Providence, Rhode Island y luego pasó dos años en Japón para aprender sobre los platos nipones, trabajando en un restaurante, donde tuvo que partir lavando ollas para ir avanzando en las etapas sin poder saltarse ni un solo paso. Cuando volvió a Lima, abrió Maido, una de las palabras que significa bienvenido en japonés. Aquí ofrece un menú de 15 tiempos “lleno de delicadeza y elegancia”, dice Consuelo Goeppinger, autora del blog Vivir para Comer. Ceviche Sansei con lapas, pejerreyes, langostinos y tierra de leche de tigre elaborada con nitrógeno líquido, bacalao cocinado en su punto perfecto con puré de papa nativa, suave y esponjoso Min pao con chicharrón de pejesapo, tres niguiris de conchas, pejerreyes y panza de salmón es lo que describe Consuelo en su Instagram @consuelog_ cuando visitó Maido hace unas semanas.
San Martín 399, esquina con calle Colón, Miraflores. Reservas al +51 1 446 25 12. Abre para el almuerzo de lunes a sábado de 12:30 a 16:00 horas y los domingos de 12:30 a 17:00, cenas de lunes a sábado de 19:00 a 23:00 horas. Para más información hacer click aquí.
 

Cosme

Si busca algo más casual en su viaje, Cosme es la opción. Su chef James Berckemeyer buscó tener una buena cocina con una atmósfera de precios razonables. Una de las cosas que más llama la atención es el entorno: botellas plásticas de colores colgadas en el techo e instalaciones con las tapas incorpora un discurso ecologista. La carta es breve, de 20 platos, pero va cambiando con frecuencia. Y hacen sus propias bebidas, si bien tienen las comerciales, no las ofrecen, evidentemente por la alternativa de sabores propios como albahaca y jengibre (o kión como le llaman en Perú), tomillo y limón, entre otros. Por un precio extra le añaden pisco, pero el que tenga ganas de tomar alcohol es mejor que opte por la coctelería de la casa de 12 opciones. Entre las entradas se recomienda el pulpo sellado con pesto de quinoa y palta, el tatar de vegetales grillados (berenjena, zapallo italiano, zanahoria, cebolla y palta en frío) y la sopa ramen, que es una de las mejores de la ciudad. Los platos de fondo constan de la pesca del día servido con curry que lleva ajíes peruanos, la cazuela de bourguignon y el asado de tira nacional que lleva una salsa con acidez pronunciada. Para el postre, debe dejar espacio para lo mejor de la carta: el coulant de lúcuma. Al final el precio es de alrededor de 130 s/. ($26.900).
Tudela y Varela 160, San Isidro. Reservas a administracion@cosme.com.pe o al +51 1 4215228. Horario de lunes a sábado almuerzo y cena, domingo solo almuerzo. Para más información hacer click aquí.
 

Isolina Taberna Peruana

Acá las porciones son grandes, normalmente se piden para compartir, o se pueden pedir medias porciones para poder probar más de las sabrosas preparaciones de José del Castillo, el mismo chef del famoso restaurante La Red en Lima. “Isolina Taberna Peruana, el nuevo restaurante criollo de Barranco en donde clásicos platos limeños de casa son los protagonistas. Emplazado en una antigua casona barranquina de dos pisos –con mesas de madera, platos floreados y antiguas botellas de vidrio como decoración–, su nombre es el mismo que el de la madre del chef. Y no por una razón antojadiza: todas las recetas del local son un homenaje a la tradicionales recetas peruanas que ella preparaba. Por eso, entre las opciones disponibles para elegir, hay platos como la tortilla de sesos, mondonguito a la italiana –en Chile conocidas como guatitas–, riñones al vino tinto o pan con huevera, por nombrar algunas: todas opciones difíciles de encontrar hoy en restaurantes de Lima”, cuenta Consuelo en una reseña en su blog . También se puede ir a tomar desayuno desde las 10 de la mañana, si su apetito es suficiente para un sandwich de chicharrón, seco con frijoles y cau cau.
Avenida San Martín Prolongación 101, Barranco. Reservas a reservas@isolina.pe o +51 1 2475075. Abre el lunes de 10:00 a 17:00, martes de 10:00 a 22:00, miércoles a sábado de 10:00 a 23:00 y domingo de 10:00 a 17:00. Pâra más información hacer click aquí .
 

La Picantería

Héctor Solis quiso recrear una picantería, una tradición de las calles de Lima. Era una época en donde no habían restaurantes y para comer en algún lugar había que encontrarse con la cocina en comedores improvisados en viviendas particulares. Bastaba con tocar la puerta, esperar que la dueña o dueño de casa abriera y preguntar si es que había algo de comer. Podía ser una fuente para compartir, un guiso o un picante, siendo el refugio de los tesoros de la comida peruana. Por eso, La Picantería de Solís está instalada en un barrio popular: en una esquina de Surquillo a dos cuadras de uno de los mercados más visitados de Lima. Es una casona pintada de color café con leche y detalles blancos y café oscuro que pasa desapercibida como un restaurante, si no fuera por el pequeño letrero al lado de la puerta. La puerta siempre cerrada hay que golpearla y esperar a que abran, como una picanteria de antaño. Adentro hay mesas para compartir y una cocina fiel a los chupes, chupines, sopa criolla e interiores (o menudencias como se dice en Perú), como lengua, talones de res, ubre a la parrilla y otros platos populares. Además del clásico pescado del día. Los platos son contundentes y todos vienen servidos en una budinera enlozadas. Vale la pena visitarla.
Francisco Moreno 388 esquina con Gonzales Prada, Surquillo. Reservas a 51 1 2416676. De lunes a sábado de 11:00 a 17:00 horas. Para más información hacer click aquí.
 

El pan de la Chola

Si quiere tomar un café con delicias salidas del horno para relajarse entre tanta reunión, el lugar recomendado es el Pan de la Chola. El pan hecho solo con harina, agua y sal es obra de Jonathan Day, ex modelo de Armani que hoy se dedica a hacer pan. De hecho, tiene su propio molino dentro de la panadería para hacer la harina. La masa es sin aditivos y se deja fermentar por 24 horas con masa madre. El pan se hornea por 40 minutos y se saca con una corteza irresistible. Los hay de pasas y nueces pecanas, semillas de ajonjolí y linaza, y otros con romero, aceite de oliva y sal gruesa. Hay mesas para que los clientes puedan probar el pan y las delicias dulces con un café.
Av. La Mar 918, Miraflores. Horario de invierno: de lunes a sábado de 8:00 a 22:00, domingo de 9:00 a 18:00. Para más información hacer click aquí.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn