Suscríbete
Cine Estilo

Black Mirror, el espejo de la vergüenza

En episodios independientes, el creador de la serie explora verdades sociales incómodas, que en definitiva equivalen a la fuerza o laxitud de los límites personales. Hiperrealismo a tomar en dosis acotadas.

8 Agosto, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

 

black mirrorNetflix

Sofía Martin

 
Todo tiene que ver con un mañana que en realidad es hoy; tecnología que nos sirve, que nos entretiene, pero cuyo lado oscuro nos roba el alma.
 
Algunos pelean contra el sistema, otros se venden con felicidad, otros caen. Mueren.
 
Y no es que parezca ciencia ficción. A veces, quizás. Pero todo es aplicable a tu vida, a tus recuerdos, a tu calle, tu colegio, tu trabajo, tu sociedad. Tus errores.
 
Black Mirror —serie británica disponible en Netflix— se estructura en capítulos independientes donde cada uno es una película que se basta a sí misma. Hasta ahora se pueden ver 3 temporadas: de 3 episodios las 2 primeras y el capítulo cero de la última.
 
Participar y ganar un reality, grabar desde celulares sin involucrarse, entender la justicia como un castigo en el cual tenemos derecho a participar, lograr la memoria perfecta donde nada se escape de nuestro análisis, o bloquear a aquellos que nos han hecho daño. Todo tiene distintos puntos de vista que a un abogado no dejarán de parecerle del mayor interés.
 
Y a los fanáticos de Pokémon Go, vean “The Waldo moment”. No es lo mismo, pero podría serlo.
 
Aquí puedes dedicar 5 minutos de tu vida a una entrevista a Charlie Brooker, el creador; aunque te la recomendamos para después de haber visto algunos capítulos.
 

black mirrorNetflix

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn