Suscríbete
Estilo Gastronomía

Bergamota: más que el secreto de un buen Earl Grey

El característico olor y sabor de este té se lo da un fruto de tamaño pequeño, pero de color amarillo como un limón, que crece en el sur de Italia.

30 Mayo, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
BergamotaPixabay
Pierina Cavalli

 
De los tés saborizados el Earl Grey es sin duda uno de los que ha ganado más fama. Muy aromático, el Earl Grey es un té negro con aceite esencial de bergamota. ¿Pero qué es la bergamota? Sin duda hemos escuchado el nombre al pedir el té, pero imaginarse el fruto es difícil. Primero, piense en un limón sutil, pero con forma de pera, y luego agréguele rugosidad a la cáscara, exagere, porque el exterior de la bergamota no es liso. Por dentro es igual al limón, amarillo pálido, gajos y pepas.
 
Pero su sabor no es ácido. Es de la cáscara de donde proviene su especial aroma y de donde mayoritariamentese extrae el aceite esencial. El lugar donde mejor crece es en las cercanías del Mediterráneo, en la provincia de Calabria, al sur de Italia.
 
Si bien hay muchas leyendas que tratan de explicar el origen del Earl Grey, la más cercana a la realidad es la que habla de un barco -que traía de Oriente seda, porcelana, y especias como té negro y esencia de bergamota-, y de alguna tormenta que debió atravesar, con interesantes resultados: la esencia se mezcló con el té. La grata sorpresa hizo que se popularizara.
 
Lo cierto es que Earl es un título nobiliario inglés, que significa Conde en español, y el Conde Grey sí existió. Vivió en Inglaterra durante el siglo XIX y llegó a ser ministro británico entre 1830 y 1834. Otra leyenda dice que el té debe su nombre al noble, porque en un viaje a China el Conde Grey salvó al hijo de un mandarín, miembro de la corte del emperador, de morir ahogado. En agradecimiento, este mandarín le obsequió al Conde el té que llevaría su nombre, basado en Keemun, un famoso té negro chino con aceite esencial de bergamota.
 
Otros aseguran que Earl Grey nunca pisó China y que en realidad fue un embajador suyo quien salvó al hijo del mandarín. Pero otras teorías reniegan esta versión, porque en esa época el té negro no era popular en China como para que le obsequiaran la mezcla y los chinos no habrían conocían la bergamota en ese entonces.
 
Pero bueno, dicen que cuando el Conde Grey había consumido todo su maravilloso brebaje, le pidió a la casa de té Twinings que replicara la mezcla.
 
Hoy en día cada marca ha desarrollado su propia receta y ninguna es igual a la otra. Aún hay finas casas de té que siguen la receta original con el té Keemun, pero otras la han adaptado con tés negros de India, Sri Lanka y otros países. El origen del té y la calidad del aceite esencial de bergamota hace variar el producto final de la infusión.

Otros usos de la bergamota

 
La bergamota no solo se utiliza en el té, sino que también tiene otros usos. Uno de los más frecuentes es en la perfumería, por su capacidad para combinar con una amplia gama de esencias y formar distintas mezclas. Aproximadamente un tercio de los perfumes para hombre y la mitad de los de mujer contiene aceite esencial de bergamota. Además, es el componente original en el Eau de Toilette o Agua de Colonia.
 
Para producir el aceite esencial de bergamota se necesitan unos 100 frutos, con los que se producen alrededor de 85 gramos de aceite. Este aceite también se usa en la aromaterapia, porque tiene propiedades terapéuticas: relaja el sistema nervioso; favorece la digestión; tiene una acción tranquilizadora en personas ansiosas y con tendencia al estrés; eleva el estado de ánimo; funcionaría como antidepresivo y combatiría la apatía y también el miedo.
 
Estos agradables resultados se pueden obtener a través de baños de tina, masajes o inhalaciones. Pero se debe tener cuidado al aplicarlo directo a la piel, ya que el aceite aumenta la sensibilidad a los rayos UV: siempre hay que mezclarlo con aceite de almendras o de coco.
 
Además, sus beneficios medicinales se extenderían al combate de las infecciones urinarias, cistitis y uretritis; tiene la capacidad de mejorar resfríos o gripe; y si se aplica en forma de compresas, acelera la cicatrizción y minimiza la molestias de las ulceraciones provocadas por el sarampión, la varicela o picaduras de insectos, a los cuales repele.
 
Incluso uno de sus usos también es culinario. La bergamota en fruto va muy bien cuando se utiliza como condimento para guisos de pollo, pato o res, y los tailandeses comen hojas de bergamota con arroz y pescado a la naranja. En Sicilia producen mermelada utilizando la bergamota como principal ingrediente. Y en Grecia la comen en conserva, preparada con la piel de la bergamota hervida en almíbar.
 
Lamentablemente en Latinoamérica es muy difícil de encontrar en su estado natural.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn