Suscríbete
Estilo

¿Azúcar o endulzante?

Por el estilo light tan de moda, de seguro que su respuesta es endulzante. Pero no confíe en que es mejor que el azúcar. El truco está en utilizar un poco de cada uno.

4 Julio, 2016 Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

endulzante

Pierina Cavalli

 
Que el azúcar es dañina para la salud ya lo sabemos. Pero que los endulzantes también lo sean es poco conocido. Todo partió hace años cuando la sacarina, de sabor ácido, 300 veces más dulce que el azúcar y sin calorías, fue condenada por unos estudios científicos que aseguraban que podía causar cáncer. Aunque luego fue descartado, cualquier asociación entre el cáncer y los endulzantes, hace poco, un médico sudafricano escribió una columna de lo dañino que son los endulzantes en general.
 
Fran Lipman indicó que los endulzantes que se utilizan a diario en todo el mundo, en reemplazo del azúcar, serían potenciales multiplicadores del hambre. Sin embargo, dice que son buenos para adelgazar, porque no tienen calorías, aunque el deseo de comer cosas dulces podría hacer que las personas busquen comer nuevos alimentos.
 
Samuel Durán, presidente del Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile, no está de acuerdo con el médico sudafricano, porque dice que el azúcar tiene más posibilidades de que sea un potenciador del hambre.
 
“No existe un ranking de cuál endulzante es mejor o peor, pero todos los que se venden en Chile están aprobados por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos)”, dijo Durán a 24horas.cl. Su recomendación es “no matricularse con un endulcorante. Si va a consumir alguno, mejor consuma varios, porque cada uno de ellos tienen IDA (Ingesta Diaria Admisible) distintos que no se suman”.
 
Carmen Gloria González nutricionista del INTA (Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos) está de acuerdo con Durán sobre que lo mejor es consumir de todos un poquito y aconseja “evitarlos en lo máximo posible y sin perder el foco en que lo que tengo que lograr es llegar a priorizar los alimentos naturales”.

Los endulzantes:

 
Sacarina: Luego de que finalmente se comprobó que no producía cáncer en cantidades reducidas, el mayor inconveniente es que deja un gusto amargo.
 
Aspartamo: Es uno de los más cuestionados. Todas las bebidas cola light o zero lo tienen.
 
Estevia: Se ha puesto de moda en Chile, porque es “natural”, pero para llegar a ser un polvo blanco debe estar procesada. La hoja natural no está autorizada por la FDA porque tiene propiedades medicinales, por eso el extracto es lo recomendado.
 
Sucralosa: Se obtiene de la misma azúcar, pero es 600 veces más dulce que ésta. El azúcar pasa por un proceso por el cual se reemplaza la molécula de sacarosa, sin ella el organismo no reconoce a la sucralosa como hidrato de carbono, por lo que no se metaboliza y el organismo la elimina intacta.
 
Tagatosa: Es la última novedad. De origen belga, es un endulzante natural que proviene de la lactosa (azúcar de la leche), pero el producto final no contiene rastros de ella, por lo que es seguro para los intolerantes a la lactosa. A través de un proceso se elimina la glucosa, por lo que también los diabéticos pueden consumirla. Y su gracia es que puede caramelizarse, por lo que incluso se puede hacer merengue con ella.
 

Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn