Suscríbete

ROSS, hasta dónde llega este ayudante con su inteligencia artificial

ROSS artificial intelligence
Catalina Wallace

Tengamos o no detalles sobre ROSS —el software de inteligencia artificial creado por IBM—, existe un video creado por los fabricantes que en palabras sencillas explica la realidad de los abogados frente a su trabajo, las funcionalidades del “robot” y sus potencialidades.

El relato en off dice más o menos así:
Todd es un abogado excepcional que tiene muchos clientes.

Todd no entiende la inteligencia artificial y probablemente piensa que las máquinas se pueden apoderar del mundo. Pero en el invariable mercado legal, aunque él sabe que tiene que mantenerse competitivo, está atrapado en el repetitivo y tedioso mundo de las tareas de investigaciones legales, que lo están enlenteciendo con horas no remuneradas y difícilmente tiene tiempo para concentrase en lo que es más importante: sus clientes.

Pero ahora Todd comenzó una nueva vida y depositó su confianza en ROSS, su investigador personal
artificialmente inteligente. Ross tiene acceso a una vasta base de datos legal que lee sin ningún esfuerzo y encuentra numerosas respuestas para cualquier pregunta legal. A ROSS se le puede preguntar en lenguaje natural de la misma forma en que se hablaría con cualquier otro abogado.

ROSS funciona en la nube y puede ser programado en segundos: todo lo que se necesita es tener conexión a internet.

¿Qué puede hacer ROSS?

1. Entrega una respuesta de alta precisión relevante —no 1.000 resultados, por ejemplo— a tu pregunta, la que no necesita formularse mediante palabras claves o kew words.

2. Monitorea las modificaciones legales que pueden afectar positiva o negativamente a tu caso, “en lugar de inundarte con noticias legales”.

3. En la medida que tú y otros abogados más lo usen, ROSS más aprende.

4. Es fácil de usar y funciona en todos tus dispositivos.

¿Qué es lo que todavía no puede hacer ROSS?

Shannon Achimalbe, abogada, en una columna para el sitio Above The Law se hace las siguientes preguntas: ¿”Pueden los robots llegar a reemplazar a los abogados? ¿Qué habilidades necesitarían para ello?”. Y plantea las cosas que un “robo-abogado” tendría que saber cómo hacer para tener la oportunidad de reemplazar a un abogado.

Entre ellas está escribir resúmenes, mociones, documentos y cartas. Es muy bueno que ROSS pueda hacer la investigación jurídica más eficiente, pero si los resultados no están escritos en papel es inútil.

Tendrá que aprender a redactar solicitudes y otros documentos judiciales, de manera que cumplan con las reglas establecidas por los tribunales y las idiosincracias específicas de cada juez; además de aprender a redactar contratos y documentos personalizados.

Otras de las habilidades que ROSS debe aprender es a investigar y encontrar hechos. Como la mayoría de los abogados en ejercicio saben, los clientes rara vez dan a conocer todos los hechos. Y las pocas veces que lo hacen, hay que corroborarlos. Esto significa hablar con potenciales testigos. El robo-abogado tendrá que saber cómo analizar las pruebas y determinar si son pertinentes.

Continuando con la lista, hay algo que la inteligencia artificial todavía no puede hacer: ir a tribunales y asistir a juicios. Aunque es divertido pensar en que dos robots discutan en los juzgados acerca del caso de sus clientes, “esto sólo podría pasar en un episodio de Los Supersónicos”, dice Achimalbe.

Por último, y no menos importante: interactuar con las personas. Los abogados tienen que ser capaces de conectarse con sus clientes, aconsejarlos, y convencerlos de qué es lo mejor para ellos. Las personas suelen acudir a un abogado, porque tienen miedo, malestar o están confundidos, sobre todo cuando se trata de un litigio. En esas situaciones, el potencial cliente no quiere solamente oír una opinión objetiva de su caso, sino que quieren a alguien que los escuche, los calme y les proporcione esperanza. Y en este momento, un robot no puede hacer eso.

Y reflexiona: “Un día vamos a vivir en un mundo donde los humanos no trabajen en absoluto. Pero a la luz de lo anterior, será extremadamente difícil sustituir un abogado por un robot. La inteligencia artificial puede investigar y organizar resultados más rápidos que un ser humano. Y puede que sea capaz de dar una respuesta humana a una cuestión jurídica. Pero en este momento, un robot no puede negociar con el abogado openente. No puede escribir un contrato ni ir a un juicio”.

Tal vez un día, podrá hacer todas esas cosas y más. Pero hasta ese entonces, los seres humanos no tendrán que preocuparse por el ascenso de las máquinas, concluye la abogada.

Mira el video aquí: https://youtu.be/ZF0J_Q0AK0E

Mercado legal inicia 2017 con novedades: estudio europeo CMS se integra con firmas de Chile, Perú y Colombia

Pierina Cavalli

Después de meses de negociaciones, hoy se oficializó el proyecto de expansión por Latinoamérica de la firma internacional de abogados CMS, que cuenta con 65 oficinas en 38 países del mundo, siendo la más grande de Europa y la tercera con mayor presencia global. La oficina, que ya tenía presencia en Brasil y México suman 200 nuevos abogados de Chile con el estudio Carey & Allende, en Perú con el estudio GRAU Abogados y en Colombia con el estudio Rodríguez Azuero Contexto Legal.

Los nuevos despachos operarán bajo la marca CMS con los nombres CMS Carey & allende, CMS GRAU Abogados y CMS Rodríguez Azuero Contexto Legal Abogados, quienes aportarán su experiencia en el conocimiento específico de sus mercados locales. La figura acordada fue una integración operativa, sin cambios en la propiedad, donde los estudios mantienen su autonomía de contrataciones, políticas de nombramientos de socios, reparto de utilidades y precios, pero “integran políticas, procedimientos, estándar de servicio, tecnologías, facturación y, creemos lo más relevante, una integración total de los equipos de práctica y sectoriales a nivel global”, según consigna Lex Latin.

Rafael Suárez Lezo, miembro del Comité Ejecutivo de CMS, precisó a ese medio que “las tres firmas han trabajado ya con CMS en el pasado, generando conjuntamente oportunidades de negocio, antes de dar el paso de empezar su proceso de integración”.

CMS y otros arribos al mercado legal chileno

cmsCarey & Allende

Este no ha sido el único movimiento de internacionalización que ha visto el mercado legal latinoamericano. En el caso de Chile, a partir del 1 de enero de 2015 el estudio Philippi comenzó la unión con la firma colombiana Prietocarrizosa y el estudio ibérico Uría Menéndez para formar Philippi, Prietocarrizosa & Uría, ahora Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uría, luego de la unión de los estudios peruanos Ferrero y Delmar Ugarte en enero de 2016. Y en diciembre pasado se supo que durante el primer trimestre de este año se completará la asociación entre Bahamondez, Álvarez & Zegers y DLA Piper LLP, operando juntas como BAZ/DLA Piper.

Con una mirada global que va más allá del caso particular de CMS, Rafael Mery, profesor de derecho económico de la Universidad Diego Portales y especialista en mercado legal, explica que, según su parecer, este tipo de asociaciones ocurre por dos razones: primero, la demanda es de afuera hacia adentro. Esto quiere decir que “formar alianzas internacionales abre el mercado en Latinoamérica. Chile es un mercado interesante por explorar y algo que no se ha hecho antes, por lo que crea una mayor competitividad para las firmas internacionales que necesitan expandir sus mercados”, explica. Segundo, “las firmas locales tienen que diferenciarse de sus competidores nacionales, por lo que una fusión internacional las ayuda a ser más competitivas”. Ambas variables se juntan por la misma razón: “necesitan crecer”.

Y esto va a seguir ocurriendo. Según los pronósticos del académico, los estudios medianos, como Carey & Allende y Bahamondez, Álvarez & Zegers, son los que más experimentan las consecuencias de un mercado competitivo, como el actual, por lo que estas transacciones responden a sus necesidades de crecimiento. “Si uno está cómodo como la firma que es, no haría una fusión”, opina Mery.

Respecto de esta integración operativa, Ramón Valdivieso, socio director de CMS Carey & Allende, dijo que se tomó la decisión de formar parte de un despacho internacional que proporciona las mejores prácticas a nivel mundial en beneficio de los clientes. “Esto nos brinda una ventaja competitiva en Chile, y supone una propuesta muy atractiva para nuestros abogados”, se puede leer en el sitio web de CMS Legal Services. Carey & Allende cuenta actualmente con un equipo de 9 socios y 45 abogados, en más de 13 áreas de práctica.

6 consejos para evitar ser víctima de hackers

hackersDarwin Laganzon, Pixabay
C. Wallace / S. Martin

Las firmas de abogados todavía fallan en tomar precauciones básicas para evitar ciber ataques y las razones pueden ir desde la falta de empleados debidamente entrenados a un problema comunicacional, donde la oficina no es capaz de transmitir de manera consistente la importancia de proteger información crítica de los clientes. ¿Te suenan los “Panama Papers”?

La realidad es que el cibercrimen se enfoca en los más vulnerables, dice un artículo publicado en el sitio web Legal Futures, pero incluso aquellos despachos que mantienen un bajo perfil no están libres. “Aun cuando tu información parezca no tener valor, puede ser robada o secuestrada. Todo esto crea una sensación en las firmas de ser la presa en una cacería y no sería exagerado decir que sobrevive el más apto.

Si en 1990 se desarrollaba un virus cada una hora, hoy se crean tres virus cada segundo. En otras palabras, cada día alrededor de 315.000 nuevos códigos maliciosos nacen y están al acecho. Por ende, cada vez estamos más expuestos a ser víctimas de un ataque informático en nuestros computadores o dispositivos móviles.

Es por esto que Arkavia Networks, empresa que presta servicios de seguridad de la información, entrega 6 recomendaciones que ayudan a saber cómo actúan los hackers y permiten identificar las áreas en que estamos más expuestos y somos más vulnerables. Acá van:

1. Keyloggers

Se trata de pequeños programas o dispositivos de hardware que operan de manera remota y que graba todo aquello que se escribe en el teclado del computador.
Solución: Revisa el Administrador de Tareas de la pestaña “Procesos o Servicios” de tu computador para ver si aparece algo sospechoso, que habitualmente no hayas visto ahí. También puedes descargar alguna aplicación que genere un teclado virtual, la que te permitirá estar “tipeando” con el mouse y nada quedará registrado.

2. Phishing

Es una técnica que consiste en duplicar hasta el más mínimo detalle de un sitio web verdadero, pero en otro servidor. Enviar un email de enganche a la presunta víctima y esperar que el usuario crea que está entrando al sitio real, introduciendo su usuario y contraseña. Por ejemplo, en un sitio bancario.
Solución: Nunca sigas invitaciones a entrar a tu banco a partir de un link de un email, ni confíes en comunicados o problemas que te pidan acceder. Cuando vayas a iniciar la sesión fíjate que la barra de direcciones web tenga la dirección formal del banco y busca la aparición de un “candado” que indica que la conexión con el sitio es privada.

3. Spoofing

Este método es muy similar al Phishing pero a nivel de conexiones, y consiste en una suplantación de identidad mediante la cual el atacante falsea una dirección IP de un servidor que usa la víctima, justo en el momento que el usuario introduce sus datos. Esto suele darse especialmente en redes de acceso púbico, como wifi gratuito o grandes redes sin control de servicios.
Solución: Esto no es fácil de detectar, por lo tanto se recomienda no confiar en redes abiertas para operaciones críticas como acceso al banco o compras en línea.

4. Stealers

Son aplicaciones que roban las contraseñas y datos que los usuarios dejan almacenadas, por ejemplo, en sus cookies que utilizan reiteradamente en los navegadores.
Solución: Memoriza tus contraseñas o empieza a usar sistemas de passwords maestras como Keepass, Loggin Control y JPasswords, entre otros.

5. Sniffing

Es una técnica que usa un programa informático que funciona en una red Ethernet y que registra la información de un determinado ordenador y todo su tráfico de red.
Solución: Enviar la información en archivos encriptados o utilizar conexiones seguras basdas en SSL, como https y otros mecanismos de copia seguras. Se recomiendan los formatos PGP o GnuPG de encriptación para los correos.

6. Hijacking o secuestro de sesión

Hay varios tipos de hijacking, pero el más común se realiza en redes LAN a través de aplicaciones de sniffing. El hacker usa las cookies de acceso a determinados sitios que no usan https para acceder a la cuenta del usuario, luego se puede lograr la suplantación para seguir con el proceso hasta tener información de gente cercana al usuario infectado.
Solución: Asegúrate de usar protocolos de protección como el https cada vez que inicies sesión. Aunque sean útiles, elimina las cookies cuando hayas terminado la sesión. Una forma rápida de acceder a esto en el browser es con la combinación de teclas Ctrl-Shift-Supr.

Bonus:

Ante todo, es importante recordar que el abanico de posibilidades a la hora de enfrentar ciberdelitos cometidos por hackers es muy amplio. Entre otras amenazas no mencionadas anteriormente es posible encontrar: troyanos, fuerza bruta, denegación de servicios DoS, change coding, inyección SQL, aplication level, root hacking, cross scripting XSS, ingeniería inversa, ingeniería social, entre otros.

¿Y si estás abriendo tu oficina?

Preguntamos a David Alfaro, gerente general de Arkavia Networks, qué papel juegan los antispam en esta materia y, en general, explicó, las soluciones antispam se encargan de revisar y, eventualmente, bloquear correos electrónicos indeseados. “Son importantes particularmente cuando hablamos de todo tipo de correo de propaganda, cadenas, viralizaciones, phishing y otros, cuyo destinatario recibe sin haberlos solicitado. Son molestos, ocupan espacio, demandan ancho de banda y en resumen son una pérdida de tiempo”, añadió.

¿Qué tipo de antivirus hay que adquirir? “De preferencia alguno que no sea del tipo tradicional, porque basan su búsqueda en firmas de virus conocidos. Es mejor fiarse de un antivirus del tipo ‘prevención de amenazas’, que van detectando anomalías de comportamiento de acceso a archivos o de tráfico de red. La tendencia mundial es moverse hacia este tipo de antivirus o de protección de EndPoint (PC)”, respondió.

Para los que recién están abriendo sus oficinas, Alfaro comenta que existen varias marcas de antivirus con productos de calidad, que poseen licencias gratuitas para el hogar y, en algunos casos, demostraciones por períodos acotados de tiempo.

Basado en la consultora Gartner, aquellos que lideran el mercado por sus características son (a febrero de 2016), TrendMicro, Intel Security (McAfee), Kaspersky, Symantec y Sophos. “Cualquiera de ellos es recomendable para empezar”, aconsejó.

Estudiar o ejercer el Derecho merece un sueño reparador

Freepik
Catalina Wallace

Para algunos poner la cabeza sobre la almohada y quedarse profundamente dormidos no supone ningún problema. Pero al preguntar al azar, pareciera no ser la regla general.

Derecho está dentro de las profesiones calificadas como estresantes y los estudiantes de la carrera no se salvan. Si conciliar el sueño no es tu fuerte, tómatelo en serio y trata de seguir estos consejos, pues no basta con dormir: debes lograr un sueño reparador.

Revisamos diversas publicaciones digitales que han abordado seriamente este tema a nivel internacional y esto fue lo que encontramos.

Apaga los aparatos electrónicos

Aunque suene como una misión casi imposible, ojalá el dormitorio fuera un lugar libre de tecnología, sin celulares, tablets, notebooks ni televisores. El brillo de estas pantallas engaña al cerebro y lo hace pensar que aún es de día, haciendo que la melatonina, que ayuda a regular el sueño, sea suprimida dificultándonos aún más la conciliación del sueño. Si no puede ser una zona libre de tecnología, al menos apagar las pantallas una o dos horas antes de dormir.

No medites los problemas con la almohada

Más de alguna vez hemos escuchado “medítalo con la almohada” y aunque en el día tenemos muy pocos momentos para dedicarlos a pensar en nuestros problemas, sin duda es mejor que hacerlo en la noche, ya que el estrés y la negatividad pueden perjudicar el tener un sueño armonioso. La recomendación es dedicar esos minutos antes de dormir en meditar o simplemente agradecer los buenos momentos del día.

Evita el café

Tomar cafeína después de las 14:00 horas no es recomendable, ya que puede alterar el sueño de forma significativa. Hay personas que tienen mejor tolerancia, pero aún así se sugiere no hacerlo.

Come liviano

No es recomendable comer grandes cantidades de comida en la noche, ya que las energías del cuerpo estarán ocupadas en el sistema digestivo digiriendo los alimentos, en vez de estar recargando energías para el día siguiente.

Tips para despertar

Luz del sol: una de las herramientas más potentes para despertar el cerebro es la luz del sol. Dejar las cortinar abriertas para que el sol brille ayudará a despertarse incluso si no es madrugador.

Tomar desayuno: tomar desayuno a diario entrena al cuerpo a esperarlo cada día y lo sincroniza con las mañanas. Por eso en los aviones, comúnmente dan desayuno, ya que ayuda al pasajero a ajustarse a la nueva zona horaria.

Controlar los fines de semana: Uno de los grandes saboteadores son los fines de semana. Estar despierto hasta tarde un viernes o sábado le envía al cerebro señales de horarios completamente distintas: cuando suene la alarma a las 6:00 del día lunes, sentirás que son las 4:00. No es divertido, pero hay que apegarse lo más posible a los hábitos, incluso los días de descanso.

¿Logras un sueño reparador? Lleva un registro

Aun cuando pienses que estás durmiendo lo suficiente, te puedes sorprender cuando veas tus patrones de sueño anotados en un papel. Lo puedes hacer fácilmente:
– Anota a qué hora te quedaste dormido y a qué hora te despertaste.
– Calcula el total de horas que dormiste y anota si tomaste una siesta, si despertaste a mitad de la noche o cualquier otra anomalía.
– Describe cómo te sentiste al despertar. ¿Listo para conquistar el mundo o rogando por media hora más de sueño?
– Descarga e imprime este PDF que te ayudará a llevar un registro de tus hábitos nocturnos.

Del daguerrotipo al selfie

Arturo Ferrari
arturo-ferrariArturo Ferrari

Carlo Trivelli, uno de los curadores de la muestra “Del daguerrotipo al selfie. Una historia del retrato fotográfico peruano”, mencionó el día de la presentación del catálogo que recoge las 200 piezas que fueron expuestas en la galería Germán Kruger Espantoso del Instituto Cultural Peruano Norteamericano (Icpna) de Lima, siguiendo lo que él y Jorge Villacorta, el otro curador de la exposición, dicen en las primeras páginas de la publicación, que debía hacer hincapié que este trabajo era, precisamente eso, “una historia del retrato fotográfico peruano”, por lo que es perfectamente posible que pudieran coexistir o construirse otras versiones sobre este mismo tema. De hecho, luego de recibir el libro, un profesor de una prestigiosa universidad del norte del país me comentó, sin dejar de elogiar la altísima calidad del material elegido, que no había encontrado testimonios de dicha región. Es cierto, de un tiempo a esta parte las investigaciones se han concentrado, especialmente, en el sur del Perú, por lo que pareciera ser que esta es una tarea pendiente.

“Del daguerrotipo al selfie. Una historia del retrato fotográfico peruano” es fruto del esfuerzo conjunto del Icpna y de Muñiz, Ramírez, Pérez-Taiman & Olaya Abogados, una de las firmas legales más importantes del mercado peruano que siguiendo una tradición establecida hace 10 años, cuando cumplió sus bodas de plata (Post-ilusiones. Nuevas visiones. Arte crítico en Lima (1980-2006), patrocinó nuevamente una publicación de carácter cultural al cumplir 35 años de fundada.

“La edad de oro del retrato” es la primera sección del libro. Pasada la crisis originada por la Guerra del Pacífico los estudios fotográficos en el Perú se consolidan y empiezan a competir por captar la mayor cantidad de clientela. Los nombres más conocidos han visto su obra difundida con gran esmero en años recientes. Si bien Martín Chambi es el gran referente (no era cusqueño como muchos creen, sino puneño, y aprendió el oficio en Arequipa y no en Cusco), otros se han sumado justamente a la lista (Carlos Heldt, Max T. Vargas, Emilio Díaz, Carlos y Miguel Vargas, Juan Manuel Figueroa Aznar, Baldomero Alejos, los hermanos Courret, entre otros).

El monopolio que han ejercido, especialmente, fotógrafos radicados en Arequipa y Cusco, en las investigaciones y muestras realizadas recientemente no obedece a ningún intento por beneficiar a unos en desmedro de otros. Luego de Chambi, fueron los nombres mencionados quienes aparecieron en la palestra luciendo un trabajo realmente fascinante. Trivelli y Villacorta decidieron también darle cabida a la fotografía como herramienta para explorar la diversidad étnica.

ICPNA
La segunda sección, “Retrato y fotografía”, destaca el trabajo de quienes se ocuparon de dicha diversidad no desde un punto vista estrictamente académico, sino como parte de su trabajo fotográfico. La experiencia de los Talleres de Fotografía Social (TAFOS); una iniciativa promovida por el fotógrafo alemán Thomas Muller, que decidió a mediados de la década del ochenta del siglo pasado entregar cámaras fotográficas a algunas comunidades, como la de Ocongate en Cusco, para que sus integrantes sean quienes creen su propia representación visual sin necesidad de recurrir a terceros, es emblemática. Luego, “La pregunta por la identidad” se preocupa, sobre todo, por la fotografía como herramienta para revelar el mundo interior de personajes del mundo de las artes y las letras.

El retrato periodístico (Fujimori inspeccionando el baño de un colegio o Vargas Llosa bañándose en el mar luego de la primera vuelta de las elecciones de 1990) se acomoda en este acápite. Gracias a “Autorretratos” podemos conocer a algunos de los fotógrafos cuyos trabajos apreciamos en la “edad de oro”. “El fotógrafo posa para sí mismo y al hacerlo está en control sobre las distintas posibilidades de su representación”, afirman los curadores. Junto a autorretratos más “convencionales” pero sin duda de una fuerte carga histórica, como el de los hermanos Vargas con Chambi o el del francés Eugenio Courret, la muestra apostó por imágenes con cierto nivel de experimentación que presentan nuevas libertades expresivas. La sección “Aproximaciones contemporáneas” nos regresa de alguna manera al inicio del libro.

Esta vez ya no se trata de familias acomodadas, novias o niños con sus amas. Los personajes son ahora los internos del hospital psiquiátrico Victor Larco Herrera de Lima (Roberto Huarcaya y su proyecto La nave del olvido) o personas que transitaban por el centro de la capital y acuden una zona conocida como Mesa Redonda, donde abundan el comercio ambulatorio y pequeños negocios (Sergio Urday y Retratos callejeros). Los establecimientos fotográficos finamente decorados y de estilo europeo se “trasladaron” a la calle o a lugares bastante menos elegantes.

Finalmente, “El selfie y más allá” resalta la influencia que los cambios tecnológicos han tenido en la fotografía. “La necesidad de inmortalizar un momento (…) ha llevado al retrato incidental, el selfie, hasta el paroxismo”, afirman Trivelli y Villacorta. Una historia que arrancó hace 175 años con la llegada del francés Maximiliano Danti, el primer daguerrotipista establecido en Lima que comenzó a ofrecer sus servicios como retratista –algunas fuentes revelan que llego procedente de Valparaíso– tiene todavía innumerables capítulos por revelar.

* Arturo Ferrari es gerente de comunicaciones de Muñiz, Ramírez, Pérez-Taiman & Olaya Abogados

ICPNA

Los principales errores de los abogados penalistas

Las reformas judiciales emprendidas en nuestro país impusieron un cambio trascendental. En materia penal, de una justicia vetusta, con múltiples elementos de reserva y escriturada, se pasó a procesos más rápidos, transparentes y sobre todo orales. Y es justamente —en la litigación frente a un tribunal— en donde quedan al descubierto las habilidades o falencias de un buen abogado, sea fiscal, defensor o querellante.

La práctica del derecho, allí en una audiencia y sobre todo en un juicio oral, no permite errores, ni de forma ni de fondo, pues lo que está en juego es la justa reparación de quién ha sido víctima de un ilícito y la condena o absolución (sea o no a una pena aflictiva) de quien ha sido acusado de cometerlo.

En una actividad académica, la abogada Carmen Gloria Guevara, fiscal adjunta en Las Condes, con 12 años de experiencia en tribunales, sobre todo en causas vinculadas delitos sexuales y robos, explica que en la etapa de la formalización, en la audiencia preparatoria de juicio oral, en el auto de apertura y clausura del mismo es en donde se cometen “los mayores errores prácticos”.

“El principio de inocencia es el mejor abogado que puede tener un imputado, por lo que quien quiera vencerlo debe estar muy bien preparado. Para ello es necesario la claridad, la concordancia y la responsabilidad absoluta de las partes”, señala, antes de exponer cuáles son los errores más frecuentes de quienes se dedican al litigio penal.

Concreción y coherencia

Lo primero que debe cuidarse —señala la fiscal— es el lenguaje. “Si no me entiende el juez, la víctima o el querellante es porque no estoy teniendo la capacidad de dar a conocer mi posición. El principio de publicidad se confunde con el hecho de que una persona pueda entrar a una audiencia, pero también, tiene que ver con hablar bien y decir las cosas en simple”, señala.

Sobre la etapa de la formalización, explica que es necesario volver a entender que esta es una “garantía para el imputado” y que por ende “la descripción de los hechos es fundamental y que la mala invocación del derecho, al citar artículo por artículo, sólo me amarrará con la prueba”, explica.

Posteriormente, dice la abogada, es importante un buen ofrecimiento de la prueba. “Es necesario delimitar bien los puntos de prueba, pero no restringirlos. Si eso lo hago bien, tengo altas posibilidades de ganar el juicio”, acusando que nuestra legislación ha dejado de lado la formalidad de la revisión de la seriedad de la misma.

En el auto de apertura de juicio oral, dice de manera coloquial que un “abogado no puede tirar toda la carne a la parrilla”. “Esta —agrega— es una presentación del caso, y por ende hay que ser concreto, ordenar la prueba en orden de importancia”.

Por último, en el alegato de clausura, “el abogado debe ser preciso en cómo se acreditó o no lo que se expuso. El mejor es el que cierra su teoría con concreción y concordancia con todo lo expuesto ante el tribual. Ya basta de citar a la jurisprudencia y la doctrina desmesuradamente”, cierra.

Conflictos de interés y funciones en conflicto

Sebastián Rivas Pérez
sebastian-rivas-perez-normalSebastián Rivas Pérez

Por estos días salió a la palestra un eventual conflicto de funciones e intereses que podría afectar al actual Ministro de Justicia por vínculos pre-existentes a un estudio jurídico en que participó bajo la modalidad de comunidad de techo con otros destacados profesionales.

La reflexión inicial para excusarse del problema discurrió en parte sobre la modalidad de asociación que mantuvo el Ministro con el mencionado estudio, sin embargo, una explicación como esa pudo tal vez tener asidero bajo el imperio de las reglas del Código de Ética del 48’ pero hoy carece de absoluto respaldo en la regulación vigente. Así lo refleja la declaración pública suscrita por parte del Consejo General del Colegio de Abogados el pasado lunes 24 de octubre aclarando la extensión de los deberes en la materia.

De la declaración se desprende que en un caso como aquel, cabría al Ministro un deber de abstención o más precisamente una inhabilidad para conocer, en el ejercicio de su ministerio de las eventuales responsabilidades que se atribuyeran al cliente de su antiguo estudio.

Ahora, pese a lo declarado correctamente por el Colegio, conviene recordar que el problema del conflicto de interés no es algo propio de los abogados, sino que se trata de un problema mayor y más complejo, que afecta transversalmente a cualquier actividad pública o privada donde pueda surgir disputa o colisión de conveniencias o intereses, sobre todo en sectores que se precian de una alta concentración y escasa competencia.

El resguardo de la independencia y libertad de los agentes que participan en la toma decisiones, hace rato que es materia de regulación doméstica en los distintos estatutos deontológicos o manuales de buenas prácticas, sean éstos de orden público o privado. Su exigibilidad y fiscalización hemos podido ver es esencial para la paz social, la confianza en los mercados o en la representatividad de las autoridades. Ello, explica en buena parte la proscripción de prácticas como interlocking, el repudio al nepotismo, la sanción al tráfico de influencias y en general todo el combate que se emprenda contra las diversas facetas de la corrupción.

Los abogados concretamente, contamos con una amplia serie de reglas en este sentido y otras tantas encargadas de regular el conflicto de interés de una manera bastante refinada si comparamos la actual regulación con su precedente del año 48, tanto cualitativa como cuantitativamente. En efecto, con anterioridad a la reforma al Código de ética de 2011, el Código regulaba únicamente el conflicto de interés en no más de 3 o 4 artículos y solo nos prevenía sobre el conflicto de interés mas no del hoy polémico conflicto de funciones. Cuestión bastante curiosa, si consideramos que durante la vigencia del antiguo código, la profesión de abogado tuvo su mayor proximidad con el Estado, según lo propuso de la Maza en 2002 y el mercado legal tenía una composición mucho menos densa a la actual, ergo, más expuesta al conflicto.

No obstante lo señalado y siendo justos con el antiguo código, hay que reconocer que de alguna manera daba luces que advertían la comprensión del problema aunque fuera de manera parcial. Vgr.: Art. 21 del CEP del 48’, prohibía al funcionario que abandonaba el ejercicio de una magistratura o cargo público el aceptar el patrocinio de asuntos que conoció de manera oficial –sin embargo no prevenía el conflicto a la inversa como hoy lo hace el art. 71 del CEP-.

En la actualidad el conflicto de funciones e intereses se encuentra expresamente regulado de manera autónoma e independiente-Artículos 65-71 y 72-86 del CEP respectivamente-. Si bien ambos estatutos comparten disposiciones comunes que regulan sus efectos, extensión, dispensa e incluso un procedimiento especial de consulta, poseen una diferencia sustantiva que se refiere a la posibilidad de dispensa, la cual cabe en cierto tipo de conflicto de interés, no así en el conflicto de funciones cuya eventual dispensa sería ultra calificada o excepcional-Art 91.1 CEP-.

Las mayores innovaciones que hoy trae el conflicto de interés están dadas precisamente por la exquisitez con que se describe y comprende a los sujetos de la relación abogado cliente o la naturaleza y extensión de los conflictos que se puede llegar a tener, los que se entiende no solo son propios o personales, sino también los que se tiene con terceros relacionados, por convicciones o incluso métodos. Este avance no es un mérito exclusivo de la evolución de las reglas sobre conflicto de interés, sino que se trata de una maduración de nuestra regulación disciplinaria.
En este sentido, las reglas deontológicas vigentes no solo reproducen deberes apropósito de la relación profesional que el abogado traba con un cliente actual, sino que también consideran al cliente anterior e incluso al que podría venir-Art. 22 CEP- y desde el otro punto de vista no solo establecen un régimen de responsabilidad personal del abogado sino que se entrometen el ejercicio mancomunado o asociativo que este desempeñe, negando la posibilidad alegación de irresponsabilidad del Estudio Jurídico u otra forma de mancomunidad, salvo caso excepcionalísimo –Art.11 CEP-.

En suma, a cinco años de la actualización de las reglas de responsabilidad profesional del abogado, donde las mayores innovaciones se aprecian en discusiones como las que motivaron esta Columna, conviene celebrar declaraciones públicas como la del pasado lunes hecha por el Consejo, porque más allá de las razones que la pudieron haber motivado, sirven para llamar la atención y atraer la mirada hacia nuestro Código de Ética, su vigencia y pertinencia.

* Sebastián Rivas Pérez es abogado de la Universidad Andrés Bello. Tiene el cargo de Abogado de Secretaría de Reclamos del Colegio de Abogados de Chile A.G. y es profesor de ética y responsabilidad profesional de la Universidad Gabriela Mistral.

Dentons desarrolla tecnología predictiva de litigios

tecnología predictivaPixabay

Dentons, la firma de abogados más grande del mundo, está probando un software que ayudará a predecir el curso más probable, costo, duración y resultado de una litigación, según cuenta Neil Rose en su artículo publicado en Legalfutures.

Su filial de laboratorios NextLaw -cuya tarea consiste en reinventar el negocio legal mediante la tecnología- está trabajando con la startup parisina Prédictice. Marie Bernard, asesora estratégica de NextLaw, dijo que hasta ahora sus abogados han estado “muy impresionados” con los resultados.

Prédictice afirma que la aplicación de técnicas de aprendizaje de jurisprudencia le permitirá extraer un análisis estadístico de la probabilidad de litigios. Se dice que con el tiempo, esto se utilizará para “optimizar las estrategias de litigio mediante la comparación de sus posibilidades de éxito e identificar ventajas para el éxito”.

Bernard -quien también es directora de innovación en Dentons- dijo en una conferencia que mediante el uso de los datos el sistema puede escanear el caso “en cuestión de segundos”.

A partir de un caso, se pueden trazar varias rutas y ver cuáles tienen las mejores posibilidades de éxito: podrían apuntar hacia la resolución alternativa de conflictos en lugar de un litigio.

Marie Bernard dijo que también permitía al abogado fijar el precio en función del riesgo. “Esto es lo que la inteligencia artificial puede brindar”, dijo, añadiendo que esperaba llevarlo a otros países, incluyendo el Reino Unido.

Hablando después con Legal Futures, Bernard explicó que hubo un movimiento en la comunidad jurídica francesa para llegar a un acuerdo entre diferentes entidades y así asegurar que estos productos cumplan ciertos requisitos regulatorios éticos.

* El artículo original fue escrito por Neil Rose y publicado bajo el título “Dentons pilots predictive litigation technology”, en el sitio web www.legalfutures.co.uk.

U. Chile ofrece curso en metodologías de investigación en seguridad y justicia

El Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile impartirá el programa “Metodologías aplicadas a la investigación en seguridad y justicia”, que pondrá especial énfasis en modelos y métodos cualitativos y cuantitativos.

El curso está dirigido a profesionales (titulados o licenciados) de Latinoamérica, provenientes de carreras de las ciencias sociales, derecho, administración pública y otras afines, quienes aprenderán métodos e instrumentos para la investigación de la violencia, delito y temor, y quedarán capacitados para formular, interpretar y analizar estadísticas policiales, encuestas de victimización y otras fuentes.

Estas metodologías podrían interesar especialmente a profesionales que se desempeñen en sus respectivos gobiernos nacionales -y sus reparticiones-, gobiernos estaduales, regionales o locales, en funciones vinculadas al diseño, implementación o evaluación de políticas públicas, ya se trate de proyectos o programas, en las áreas de justicia criminal y seguridad ciudadana.

Asimismo, está orientado a profesionales que se desempeñan en organismos internacionales o en organizaciones locales no gubernamentales (ONGs). Por último, se dirige a académicos y profesores que se dedican a investigar e impartir docencia en las antedichas áreas.

Horarios: viernes de 18.00 a 21.00 horas y sábado de 9.00 a 13.30 horas.
Fechas clases presenciales: 14 y 15 de Octubre, 21 y 22 de Octubre, 4 y 5 de noviembre.
Fecha sesión e-learning: sesiones por definir en la semana del 24 al 28 de octubre.
Arancel: Arancel: CLP$250.000 / US$390

Para más información: acá.

Netflix y los Maratones: qué series devoramos y cuáles saboreamos

Los miembros de Netflix de todo el mundo están creando sus propias reglas en cuanto televisión se refiere. En lugar de ver un episodio por semana, prefieren hacer maratones de series y, en promedio, esto significa terminar una temporada por semana. Si bien los maratones ya son normales, no todas las series se disfrutan de la misma manera. Hoy, Netflix presenta el “Índice de Maratones” para revelar qué series son devoradas y cuáles son saboreadas.

Esta empresa que revolucionó el mercado analizó los patrones de consumo de televisión a nivel mundial* de más de 100 producciones serializadas en más de 190 países y descubrió que los miembros que se concentran en terminar una temporada ven dos horas por día hasta finalizar la temporada. Al clasificar las series en relación a este dato, aparecen patrones interesantes, por ejemplo, que las narrativas llenas de acción se devoran mientras que los dramas inteligentes se saborean.

Series como Sense8, Orphan Black y The 100 son atrapantes, asaltan los sentidos y, como muestra el Índice de Maratones, resulta difícil dejarlas. Los elementos clásicos de terror y suspenso apuntan directo al estómago, por lo que series como The Walking Dead, American Horror Story y The Fall también tienden a ser devoradas, al igual que las comedias dramáticas como Orange Is the New Black, Nurse Jackie y Grace & Frankie, que nos llenan de intriga y nos obligan a repetir “sólo un episodio más”.

Maratones-Netflix

No es una sorpresa que tramas complejas como las de House of Cards y Bloodline se disfruten más despacio, ni tampoco que se dedique más tiempo a apreciar los dramas ambientados en épocas remotas, como Peaky Blinders y Mad Men. Aunque sea menos evidente, ocurre lo mismo con comedias irreverentes como BoJack Horseman, Love y Unbreakable Kimmy Schmidt, donde el humor surge de la crítica social y los personajes con defectos.

“Como muestra el Índice de Maratones, la forma de ver las series va de un extremo al otro, de la emotividad a la inteligencia”, dice Cindy Holland, vicepresidenta de contenidos originales de la entidad. “Netflix te da la libertad de elegir cuándo y cómo hacer los maratones, sin importar tu estado de ánimo ni la ocasión, y además te permite controlar el ritmo: ya sea para apreciar el drama de Bloodline o devorar Orange Is the New Black”.